Los numerosas alusiones a la risa que encontraréis a lo largo de esta entrevista ya dan una pista del rasgo que mejor define al director del Área Tecnológica de la Universidad Isabel I. Amante de la tecnología y de la informática, por culpa de una hermana que decidió estudiar 'teleco', Sergio Gómez, que así es como se llama, solo desconecta si las montañas le arrebatan la cobertura. Por paradójico que parezca, arregla lo tecnológico de toda una institución académica pero con sus móviles ocurre más bien lo contrario. Baloncesto, frontón y naturaleza son las pasiones de -como el mismo se define-, “un friki moderado”, aunque seguramente haya otras aficiones como Juegos de Tronos y alguna que otra serie de Netflix que ha preferido callar. En esta entrevista, él mismo te cuenta su historia.

¿Por qué te decantaste por la informática?

La culpa la tiene mi hermana, tiene bastantes más años que yo, y cuando empezó a estudiar 'teleco' la compraron un ordenador. Yo tenía diez años y me gustó. Empecé a trastear -lo que me dejaban-, con el ordenador y cada vez me gustó más y lo tuve muy claro desde entonces: “quería ser informático porque me gustaban los ordenadores”.

Dicen que los informáticos son un poco frikis. En tu caso… ¿Esto es cierto?

(Se ríe) No, yo no me considero friki. Aunque depende con quien me compares. Si me comparas con el típico informático de película, no lo soy nada. Si me comparas con cualquier persona de a pie, pues algo friki sí que soy. Donde yo he crecido nadie usaba los ordenadores, ni mi entorno, ni mis amigos, y claro yo estaba todo el día con ordenadores, entonces… Creo que ellos sí me consideraban como tal. Me encantaba el cine, las series, los juegos... Pero nunca he llegado a ese extremo de vivir solo para ello. Me gustaba jugar, echaba una partida pero luego salía con mis amigos a jugar a la calle. Podríamos decir que soy un friki moderado.

¿Qué hace Sergio cuando no está delante de un ordenador?

Es difícil que no esté delante del ordenador, pocos ratos. Porque cuando no estoy trabajando, en casa también lo estoy casi siempre. Pero suelo hacer tres cosas principalmente: Me encanta el baloncesto. Ya no lo practico, así que lo veo (se ríe) en la tele o voy al estadio. Y ahora que hemos ascendido (San Pablo Inmobiliaria Burgos, equipo de baloncesto de Burgos) a la ABC y me he hecho socio, iré aún más. Me encanta el frontón, eso no lo veo, eso lo practico y me sirve para desestresarme bastante. Juego todo lo que puedo. Y también me encanta irme al campo a hacer rutas. Me encanta, siempre que tengo un rato y hace buen tiempo, me voy a la montaña.

¿Consigues desconectar de lo tecnológico? ¿Cómo?

El móvil va conmigo a todos los sitios. Nunca desconecto ni lo intento. Yo no soy de las personas que intentan desconectar de la tecnología, a mí me gusta y no me importa estar conectado. El móvil siempre va conmigo, aunque sea para sacar fotos. Pero bueno, cuando voy a la montaña y no tengo cobertura, inevitablemente me desconecto, o cuando juego al frontón, ahí sí que puede caerse el mundo, que mientras no acabe la partida no hago caso a nadie.

He oído que tienes un problema con lo móviles…

¿Quién te lo ha chivado? ¿Te has ido a informar al departamento? (Se ríe). La verdad que no cuido mucho el móvil, lo rompo a menudo porque no tengo cuidado. Se te cae… Tiras del cable… Llevo muchos, pero al menos un año los hago durar.

La informática es un sector que avanza tan rápido que incluso resulta difícil seguirlo. ¿Cómo ha sido la evolución de la universidad en este aspecto?

Como hemos buscado la independencia tecnológica, avanzamos con ella. Cualquier avance tecnológico que surge, lo implantamos. No esperamos porque no tenemos impedimentos que digan que ahora no podemos hacerlo. Como nosotros mismos desarrollamos las aplicaciones o tenemos los sistemas en la nube, lo podemos siempre ir adaptando muy rápido. Evoluciona todo muy rápido, e intentamos estar al día para poder implementarlo tanto en aplicaciones como en sistemas.

¿Qué opinas sobre los hackers, ciberataques… etc?

La red cada vez es más grande, cada vez hay más gente en la red, entonces, también cada vez hay más delincuencia, como en todo. Lo que pasa, que no todos los hackers son malos, la gente les asocia siempre erróneamente con la ciberdelincuencia. Al final es como cualquier otra cosa, también hay ladrones de bancos, asesinos… La red es un mundo tan grande que siempre va a haber gente dispuesta a liarla. A nosotros no nos queda otra opción que adoptar los medios para que no nos afecte, o si lo hace, conseguir que nos influya lo menos posible. Pero no se puede evitar, están ahí.

Pequeña predicción de futuro. ¿Cómo va a evolucionar todo esto?

Eso es casi imposible de saber. Salvo las grandes compañías, que son las que manejan todo y saben lo que quieren comercializar, es muy difícil hacer una predicción. Ahora mismo, lo que todo el mundo dice, y es lo que va a pasar; es que la tecnología va a evolucionar hacia las TIC de las cosas. Es decir, todo va a estar conectado. Cada vez se ven más noticias de coches automáticos que no necesitan conductor, casas inteligentes… Eso ahora está en fase de estudio, todavía no está avanzado, pero en unos años todo va a estar conectado, interconectado, el frigorífico, la televisión, el coche… Desde cualquier sitio se va a poder hacer cualquier cosa. Y seguramente los ciberdelincuentes se lo van a pasar muy bien.

En este sentido, en la Universidad Isabel I estamos adelantados a lo que viene del futuro. Al final, si todo tiende a estar interconectado para  que todo se pueda hacer desde cualquier sitio, que se pueda estudiar desde casa, desde donde estés de vacaciones o desde cualquier sitio, es el futuro. Y en nuestro caso, es ya el presente. Digamos que somos un poco los precursores. Pero hacia dónde acabe esto… no se puede saber con exactitud. 

Añadir nuevo comentario