La actual sede de la Universidad Isabel I constituye, dentro del paisaje urbano de la ciudad de Burgos, una referencia tanto desde el punto de vista arquitectónico como institucional. Dicha construcción forma parte de los diferentes hitos que han configurado el panorama de centros dedicados a la formación dentro de la ciudad, en un primer momento como seminario y, en la actualidad, como sede de una universidad del siglo XXI.

Desde el punto de vista arquitectónico, el edificio debe encuadrarse en un estilo neoescurialense –siguiendo las líneas arquitectónicas del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial-, que tuvo gran acogida durante mediados del siglo XX, tal y como se evidencia en otras construcciones como la sede del Cuartel General del Ejército del Aire en Madrid, por citar uno de los ejemplos más notables. La adscripción del edificio al estilo arquitectónico se infiere gracias a la combinación de elementos como pirámides y esferas en el remate de sendas torres del cuerpo central del edificio, con monumentales y sobrias formas herrerianas con algunos toques racionalistas.

Caracterización arquitectónica de la construcción

El edificio está articulado en tres cuerpos, siendo el central el que actualmente ocupa la sede la Universidad, flanqueado por otros dos cuerpos similares, perpendiculares y adelantados, cuyo acceso principal se realiza a través de una escalinata. Tres imponentes arcos de medio punto, que abarcan tres alturas, voltean sobre pilares y torretas recubiertas de pizarra y rematadas en chapiteles al más puro estilo escurialense. Sendas torres constituyen el único signo de verticalidad en una construcción marcada por las líneas horizontales, dotando al edificio de una gran extensión en planta.

El alzado del edificio se caracteriza por una galería porticada en toda la línea de fachada sobre la que se alzan los cuatro niveles del edificio, siendo el primero dotado de vanos de medio punto y los superiores, adintelados. La obra denota una gran severidad tanto en las formas como en las proporciones, con una rigurosa simetría que proporciona al edificio gran austeridad.

El edificio es obra del arquitecto Luis Martínez Martínez, a quien el arzobispo le encomendó la elaboración del proyecto en junio de 1956.

El acto de inauguración

El 2 de octubre de 1961, siendo arzobispo Luciano Pérez Platero, fue inaugurado el edificio en presencia del por aquel entonces Jefe del Estado, Francisco Franco. Al acto, igualmente, asistió su mujer –Carmen Polo-, ministros, autoridades y jerarquías de la Iglesia. La inauguración del edificio se enmarcó dentro de los actos organizados para festejar el XXV aniversario de su elevación a la Jefatura del Estado.

A ello, se sumó un numeroso público en los aledaños del acceso al edificio, en cuyas escaleras también se disponía el clero regular y secular de la ciudad de Burgos y los seminaristas que iban a ocupar las nuevas dependencias, tal y como son testimonios las fotografías que se conservan del acto.

El devenir de los tiempos... Nuestra sede

La Universidad Isabel I tiene su sede central en este emblemático edificio de la ciudad, con una superficie de 6.534 m2 distribuida en cinco plantas. En sus espacios alberga sus servicios centrales: rectorado, aula magna, administración, secretaría general, biblioteca, zonas de trabajo del profesorado y aulario, así como los servicios informáticos propios de una universidad online.

La sede central es un edificio funcional, singular y monumental, con amplias posibilidades de expansión futura y ubicada en el espacio urbano más noble de la ciudad. Todo ello se ha conseguido con el traslado al edificio central del complejo monumental que en su día albergó el Seminario Diocesano del Obispado de Burgos, reconvertido después en el Palacio de Congresos «Yacimientos de Atapuerca», y que constituye actualmente la sede central de nuestra universidad.

Entrada publicada el 27/10/2017

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398X

Añadir nuevo comentario