-¿Sabías que en Cataluña entra en vigor un nuevo impuesto que grava las bebidas azucaradas envasadas?

-Efectivamente, desde el pasado mes de mayo el consumo en Cataluña de bebidas azucaradas envasadas está gravado por un impuesto de naturaleza indirecta que recauda directamente la Administración Tributaria catalana.

Dicho impuesto surge como medida disuasoria, dado el efecto perjudicial que los azúcares añadidos repercuten a nuestra salud y siguiendo las directrices y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fomentando el consumo de bebidas más sanas que, al no estar gravadas con dicho impuesto, serán más baratas .

El sujeto pasivo o contribuyente serán todos aquellos establecimientos que pongan a disposición del consumidor final dicho tipo de bebidas azucaradas: tiendas, supermercados, bares, empresas que ofrecen estas bebidas a través de máquinas expendedoras…etc. Pero realmente estos establecimientos actúan como meros intermediarios o sustitutos del contribuyente, pues que la repercusión final la soporta el consumidor final pagando mayor precio añadido por este tipo de bebidas.

Como hemos avanzado, las bebidas que serán objeto de gravamen serán todas aquellas que contengan azúcares añadidos, es decir, quedan exentos de dicho impuesto los zumos de fruta o verduras naturales, leches y yogures bebibles sin edulcorantes calóricos añadidos, las bebidas alcohólicas y todas aquellas denominadas como “ligth o cero” que no contienen azúcares añadidos.

El importe del tributo será de 0,08€ para bebidas con azúcares añadidos de entre 5 y 8 gramos por cada 100 mililitros, y de 0,12€ para aquellas que superen los 8 gramos por cada 100 mililitros.

Pese a que su establecimiento tiene un fin disuasorio, muchos contribuyentes ya lo tildan de “medida puramente recaudatoria” dada la situación actual de Cataluña, queda abierto el debate…

Para todos aquellos que queráis ampliar la información de este tributo, aquí os dejo el link directo a la página de la Agencia Tributaria de Cataluña: https://atc.gencat.cat/es/tributs/ibee/

Entrada publicada el 06/11/2017

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2603-9087

Comentarios

Me parece un tema muy interesante. Enhorabuena por abordarlo y presentarlo de modo clarificador y autorizado.

Me consta que desde Castilla y León existe una alta sensibilidad con la temática ya que este sector productivo es estratégico para la Comunidad.

Se llegó a razonar la viabilidad de un Recurso de Inconstitucionalidad al entenderse que se podía romper la unidad de mercado y de libre circulación de mercancías.

Efectivamente Francisco, las organizaciones de la cadena de valor agroalimentaria, hostelería y restauración remirieron al Presidente del Gobierno un informe jurídico en referencia al impuesto autonómico sobre las bebidas azucaradas aprobada en Cataluña el pasado mes mayo. En él, estos sectores valoran muy negativamente la entrada en vigor de este impuesto por las consecuencias negativas que comporta en el funcionamiento de la unidad de mercado, así como por las cargas desproporcionadas que suponen para las empresas y la consecuente inseguridad jurídica. Entienden que la entrada en vigor de este impuesto rompe la unidad de mercado, vulnera el principio de territorialidad y obstaculiza la libre circulación de mercancías y servicios en territorio nacional, entre otros perjuicios.

Finalmente y, por el momento, desde el ejecutivo ya se anunció el pasado mes de julio que no se recurriría dicha Tasa ante el Tribunal Constitucional porque, aunque se lo ha pedido la patronal FIAB, es un impuesto que existe en otros países y que recomienda implantar la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sobre la posible afectación del impuesto al mercado interior, ha recordado que él mismo recurrió por este motivo la tasa a los depósitos bancarios que creó Extremadura y que el TC no le dio la razón. 

Muchas gracias.

 

Buenas tardes,
Una entrada que aborda un tema importante, dada la situación actual.
La pregunta es ¿llegará a otras CCAA? Seguro que en unos meses lo sabremos.
Gracias por compartir el tema en el blog.

Gracias Elisa.

Muchos de los expertos de la cadena agroalimentaria ya apuntan a que es probable que éste impuesto se regule en más comunidades del territorio nacional puesto que es una medida disuasoria que cuenta con el favor de la OMS y de la que muchos de nuestros vecinos europeos ya se están haciendo eco.

Saludos

Lara

Abordo una opinión desde el punto de vista nutricional (Facultad de NHyD) sin entrar en temas jurídicos que desconozco.
Hay un creciente interés, desde la investigación científica, en el estudio del abuso de azúcares añadidos en productos alimenticios, no sólo líquidos (haciendo referencia a las bebidas azucaradas). Parece ser que el exceso de azúcares simples se relaciona con obesidad infantil derivando, en muchos casos, en futuros adultos obesos (población adulta), además de patologías asociadas a la obesidad como DM II, HTA, etc. Ya hay medidas que limitan el acceso de esta población vulnerable a máquinas expendedoras de bebidas y sólidos (snacks) en colegios y centros de deporte. La medida no es descabellada, muy al contrario. El sistema de salud público termina asumiendo la "mala alimentación" de la población (adulta o no).
Es una forma de intervenir en la decisión del consumidor, no facilitando el acceso. Por supuesto esta medida de forma aislada no es efectiva al 100%, pero abre camino. Debería apoyarse en educación nutricional, desde edades tempranas, y dirigida también a padres.

Un punto de vista más que necesario dado el hecho imponible que este impuesto regula.

Como bien comentas, a la vista del creciente porcentaje de obesidad adulta e infantil derivada, al parecer y según los expertos, del abuso de azúcares añadidos, la OMS aconseja prevenir de su consumo y cualquier medida disuasoria que al respecto se establezca es bienvenida, por lo que parece que la Comunidad Europea se ha puesto "manos a la obra".

Muchas gracias por tu aportación Nuria, desde luego el debate sería extenso, obviamente cada sector tiene su punto de vista en función de los beneficios/perjuicios que la tasa le suponga.

Saludos

Lara

En mi opinión, dudo mucho que alguien deje de tomar un refresco porque le cueste 10 céntimos más. Si lo que pretenden es que no se consuman ese tipo de bebidas, lo que se debería regular mejor, son las normativas que existen en la actualidad, relacionadas con la presencia de azucares añadidos en los alimentos.

Cataluña es una comunidad pionera en aplicar nuevos impuestos. En el 2012 fue la primera en cobrar la tasa turística (junto a Baleares, las únicas en España). Ahora otro impuesto nuevo, así que más dinero para las arcas públicas.

Añadir nuevo comentario