El Máster Universitario en Ejercicio de la Abogacía de la Universidad Isabel I está reconocido como formación habilitante a los efectos prevenidos en la vigente Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales y al RD 775/2011.

Se trata de un título oficial reconocido en todo el Espacio Europeo de Educación Superior que abre las puertas, en primer lugar, al ejercicio profesional de la abogacía y, en segundo lugar, a la especialización investigadora del doctorado.

Está dirigido a aquellos que deseen adquirir las competencias y conocimientos profesionales que demandan los despachos de abogados del s. XXI, y necesarios para ejercer la profesión con éxito.

Tiene una duración de 90 ECTS, de los cuales, 60 ECTS son totalmente online y 30 ECTS corresponden a las prácticas externas, que se desarrollan en los mejores despachos y consultoras en todo el territorio nacional. Esta organización permite flexibilidad y una adecuada planificación personal debido a la naturaleza online del máster.

El programa académico es muy práctico, totalmente innovador, creado por y para abogados, y en él se recogen los años de experiencia en el ejercicio profesional de su magnífico claustro de docentes (abogados, jueces, letrados de la Administración de Justicia y doctores acreditados).

Nuestra metodología online, los excelentes materiales creados por abogados en ejercicio y la red de despachos y firmas colaboradores con las que cuenta nuestra Universidad hacen de este máster uno de los mejores de todo el panorama nacional.

El método de evaluación de la Universidad Isabel I es exactamente el mismo que el utilizado en la prueba de evaluación de aptitud profesional para el acceso a la profesión de la abogacía, con lo que el alumno, además de adquirir las competencias necesarias para ejercer la profesión, se preparará de un modo excelente para superar el examen. En cuanto a las calificaciones, podrás obtener un 60% de la nota a través de las actividades de evaluación continua que se plantean en el aula, nota que luego deberás completar en el examen final de cada asignatura, de donde se obtiene el restante 40% de la nota.

En definitiva, nuestro máster profesionalizador supone la adquisición de las bases tanto metodológicas como prácticas para asentar sobre ellas una exitosa carrera profesionalizadora como abogado.

Máster Universitario en Ejercicio de la Abogacía

Dra. Dña. Pilar Conde Colmenero

Directora del Máster en Ejercicio de la Abogacía


Doctora en Derecho (URJC).

Profesora Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (acreditada por la ANECA).

Licenciada en Derecho (UJA). Licenciada en Filosofía (UGRA). Máster en Administración y Dirección de Empresas (ICADE). Certificado de Aptitud Pedagógica, CAP (UGRA).

Mi trayectoria profesional se ha desarrollado fundamentalmente en el campo de la docencia y la investigación universitaria, habiendo impartido durante más de 13 años asignaturas del campo del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, en grado, master y doctorado, tanto en la Universidad Isabel I, como en la Universidad Católica de Murcia y en la Universidad Rey Juan Carlos. Esta experiencia académica se ha visto completada con el ejercicio de la abogacía, la judicatura, el asesoramiento empresarial y la pertenencia a órganos administrativos como el Comité de Justicia Deportiva de la Región de Murcia.

Autora de 1 monografía, 26 capítulos de libro y 24 artículos científicos. Además, he dirigido 8 tesis doctorales, he participado en 15 proyectos de investigación de convocatorias públicas (nacionales, regionales y propias de universidades) y he realizado 3 estancias de investigación en instituciones europeas e hispanoamericanas (en Francia, Italia y Brasil).

Las líneas de investigación en las que he trabajado abordan temáticas como el acoso laboral, la prevención de riesgos psicosociales y de accidentes laborales viales, la preservación de la dignidad en el empleo público, la aplicación de las TIC en el trabajo, los menores en el deporte profesional, la Responsabilidad Social Corporativa, la protección de las trabajadoras víctimas de violencia de género, la incapacidad temporal, el derecho a la intimidad en la negociación colectiva, la solución extrajudicial de conflictos laborales, los mayores dependientes, entre otras.