El profesor de la Universidad Isabel I, Diego Arceredillo, en la cueva de Foissac en Francia donde participa en el estudio de diversos restos fósiles.

22 de septiembre de 2017. Diego Arceredillo Alonso, profesor del Máster de Formación del Profesorado y de los Grados en Educación Infantil y Primaria de la Universidad Isabel I está participando en el estudio de diversos restos fósiles de la cueva de Foissac (Aveyron, Francia).

En sus más de 10 kilómetros de recorrido, los arqueólogos han documentado, desde 1965, ocupaciones humanas desde el musteriense hasta la Edad Media. En este espacio se puede reconstruir la vida de los habitantes de la región, sus costumbres y fundamentalmente sus ritos funerarios debido a la presencia de multitud de enterramientos, muchos de ellos aún inéditos.

Este profesor de la Universidad Isabel I participa en el análisis de los restos fósiles de herbívoros, lo que permitirá conocer los patrones cinegéticos de estos pobladores del sur de Francia.

La investigación es una de las apuestas más importantes de la Universidad, que ha realizado una fuerte inversión de seis millones de euros en la construcción y dotación de un edificio de I+D+i, que albergará el trabajo de los diez grupos de investigación con los que actualmente cuenta la Isabel I, y que se destinará también a futuras líneas de desarrollo en áreas como Administración Electrónica, Docencia Digital, Salud, Análisis de Datos, Seguridad de la Información, E-Gobierno o Higiene y Seguridad Alimentaria, entre otros.