Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Vie, 09/10/2020 - 00:00
chica atándose las zapatillas en una pasarela de la playa
 
 
Los alimentos que ingerimos influyen en nuestra salud, pero también, en el rendimiento que conseguimos a la hora de realizar ejercicio físico intenso. Si practicas algún deporte de manera intensa y regular, o eres deportista profesional, necesitas contar con una persona formada profesionalmente para ser un buen experto en nutrición deportiva, que te ayudará a seguir una alimentación saludable adaptada a tus necesidades.
Si estás pensando en acudir a un experto en nutrición deportiva para mejorar este aspecto de tu vida, debes fijarte en que te ofrezca el apoyo que necesitas para mejorar tus marcas y alcanzar tus metas.
 

Cualidades que debe tener un experto en Nutrición Deportiva

1. Asesoramiento Nutricional Personalizado.

La nutrición es uno de los elementos más relevantes en el rendimiento deportivo, ya que te aporta la cantidad de energía necesaria para mantener y regular el metabolismo corporal. Un experto en nutrición deportiva te preparará un plan dietético adaptado a tus necesidades individuales. Regula, por ejemplo, los nutrientes necesarios para tu entrenamiento, la competición y las etapas de recuperación y descanso.
La dieta de los deportistas debe ser equilibrada y se centra en tres elementos: los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas), los micronutrientes (vitaminas y minerales…) y la hidratación correcta, que deberán ajustarse en función del ejercicio o deporte que practiques. Normalmente, un profesional de la nutrición y la dietética te ayudará a conseguir un aporte adecuado de nutrientes, de forma personalizada, a través de la dieta.

2. Una excelente atención.

Las funciones de un experto en nutrición y dietética son complejas y variadas. El trabajo está muy relacionado con el que realiza un entrenador personal, tan de moda hoy en día. Se centra en el ámbito de la alimentación, relacionada con  la mejora del estado de salud y el rendimiento deportivo. Si estás pensando en prepararte para ejercer esta profesión, debes ser capaz de adaptarte a las características personales y a lo que requiera la práctica de cualquier actividad deportiva, tanto si se trata de un deportista profesional como si lo que buscas es ser un entrenador personal de quien requiera tus servicios para ponerse en forma.

3. Conocimientos certificados en nutrición.

Muchos preparadores físicos buscan completar su formación con cursos de especialización en nutrición para el deporte. Es importante confirmar que quien va a dirigir la alimentación y la actividad deportiva de un deportista durante meses, tenga los conocimientos necesarios para hacerlo con todas las garantías.
Antes de dar cualquier pauta alimentaria un buen experto en nutrición y dietética aplicada al deporte, tendrá que valorar las condiciones físicas y el estado de salud de su cliente: peso, altura, masa muscular, metabolismo, tipología de tu cuerpo… para ajustar el plan de trabajo de manera personalizada.

4. Responsabilidad para cumplir con los objetivos de su cliente.

Un experto en nutrición y planificación dietética desarrolla un plan de actuación dependiendo de las necesidades de cada persona. Una de tus metas principales como experto universitario en nutrición y alimentación aplicada al deporte es hacer cumplir los objetivos del cliente con responsabilidad. Con disciplina se alcanzan las metas. Pero también hay que pensar en el cliente.
El nutricionista deportivo cuida no sólo el cuerpo sino también la mente. Una de sus principales características que tiene un experto en nutrición deportiva es la empatía. Ponerse en el lugar del otro, de quien realiza el programa de rendimiento deportivo diseñado por ti y animarle en los momentos en los que flaquea su ánimo, es una labor fundamental. Para conseguir los objetivos hay que hacer un seguimiento personalizado.

5. Plantear metas alcanzables.

Si cualquier dieta debe ser individual y única, en el caso de un deportista, todavía más. Como experto en nutrición serás un especialista a nivel nutricional, porque no es lo mismo aplicar una dieta a un nadador que a un culturista.
Los hidratos de carbono, proteínas y grasas necesarias para cada deportista o aficionado al deporte varían según cada disciplina y el momento de la competición. Pero también, en función de las necesidades y el ritmo de vida de cada persona. Si piensas en positivo y ayudas a tu cliente a plantearse objetivos alcanzables, lograrás el éxito de tu programa de entrenamiento personalizado. Lo importante es conseguir ese equilibrio entre las expectativas, los objetivos y las metas alcanzadas, sin caer en el desánimo.

6. Detección de cualquier trastorno alimentario.

Como experto en nutrición deportiva tendrás que determinar qué alimentos son los que más le convienen a tu cliente sino también los horarios en los que debes realizar las principales comidas. También estarás pendiente para detectar cualquier trastorno alimentario o problema de salud relacionado con la alimentación y la práctica de la actividad deportiva.
Tendrás que adaptarte a cada etapa del entrenamiento. Puede que incluso tengas que modificar tus menús porque en una de las etapas programadas busques aumentar volumen muscular con proteínas o añadir más hidratos de carbono para conseguir una mejor preparación para una prueba de atletismo.

7. Mejoras en el ámbito de la salud.

Algunos estudios demuestran que el ejercicio físico mejora los valores de colesterol, triglicéridos o glucosa en la sangre, ya que contribuye a disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, osteoarticulares, respiratorias, obesidad, osteoporosis y enfermedades en general, siempre que se acompañe de una alimentación adecuada.
También puedes intervenir en la mejora del sueño, el balance energético, la regulación del apetito, la función cognitiva y el sistema inmune, además de la composición corporal. Todo ello requiere una serie de conocimientos que se adquieren al cursar un curso de postgrado en Nutrición y Dietética aplicada al Deporte.
 
Con una titulación como experto universitario en nutrición y dietética tendrás los conocimientos para corregir algunos de los problemas de salud que se derivan del sedentarismo. Tu formación estará dirigida por profesionales de la fisioterapia, la medicina, la podología, la actividad física, la nutrición y la psicología. Gracias a sus conocimientos obtendrás la capacitación para convertirte en un experto en la disciplina que más te gusta y que conjuga nutrición y deporte.

Añadir nuevo comentario