Marta Gómez Cuéllar Departamento de Comunicación
Mié, 13/11/2019 - 17:27

Un hombre y una mujer analizando datos en varias pantallas de ordenador.

Gracias al rápido crecimiento y desarrollo, tanto de la inteligencia artificial como del cloud computing, en los últimos años han surgido perfiles profesionales que no existían hace pocos años. Y que, no obstante, son imprescindibles en el sector privado para maximizar beneficios en un contexto dominado por las nuevas tecnologías. El de analista de datos es uno de estos perfiles. Aquí te explicamos cómo ser analista de datos, a qué se dedica, qué se estudia en esta disciplina y las ventajas laborales de la especialización en este campo.

¿Qué es un analista de datos?

La denominación de esta especialización profesional deja lugar a pocas dudas. Un analista de datos recopila, agrupa, filtra y analiza grandes cantidades de información muy heterogénea para, a partir de esos análisis, extraer unas conclusiones determinadas y apoyar a las diferentes empresas — independientemente del sector del que se trate — a diseñar estrategias de desarrollo.

Gracias a la evolución de la tecnología de la información y la comunicación (TIC), el volumen de información con la que se trabaja por minuto se ha elevado de manera exponencial. El volumen de datos es gigantesco. Pero los datos por sí mismos, desnudos, no tienen ningún tipo de sentido ni significado.

El analista de datos encuentra patrones, filtra la información importante de la secundaria y extrae de la misma claves estratégicas, que son de un inestimable valor competitivo para cualquier empresa. Si esa empresa tiene presencia digital, el usuario es el objetivo clave y la información estratégica que se puede extraer de sus características, comportamiento e interacción con la marca, un ingrediente primordial para saber qué hacer y cómo hacerlo. Por eso, un buen analista de datos es una auténtica «gallina de los huevos de oro», a día de hoy.

¿Qué hay que estudiar para ser analista de datos?

Normalmente, la especialización en análisis de datos suele ser un siguiente paso para aquellas personas que provienen de la enseñanza superior vinculada a la tecnología, la ingeniería informática, la programación o la estadística, por ejemplo. Pero no de manera exclusiva. Cualquier persona interesada en ser un científico de los datos puede convertirse en analista a través de un máster o cursando estudios de postgrado centrados en este área.

A través de un máster como el ofertado por la Universidad Isabel I se adquieren las competencias necesarias ser un analista de datos. En un solo año y a través de formación online — además de la presentación y defensa de un trabajo de fin de Máster y unas prácticas externas tuteladas — el alumno aprende a realizar un análisis inteligente aplicado a la industria digital, conoce los sistemas y lenguajes avanzados en Big Data, realiza análisis estadísticos, conoce los entornos y sistemas con soporte de Big Data, así como la inteligencia de negocio o análisis inteligente en biomedicina, biotecnología, salud y actividades deportivas, entre otras materias. Para acceder a este máster el único requisito es tener una titulación universitaria reconocida por el sistema educativo español.

¿Cuánto puede llegar a ganar un analista de datos?

Afortunadamente, casi todas las empresas de los sectores productivos más importantes ya están tomando en consideración la importancia estratégica de la información como herramienta para el éxito, en su toma de decisiones. Por eso, el analista de datos se «codea» con los cargos directivos y de mayor importancia en los organigramas corporativos.

Gracias al analista de datos se diseñan y desarrollan estrategias y, debido a lo crucial de su labor, se trata de perfiles profesionales muy bien remunerados, con sueldos que pueden encontrarse en la franja de los 25.000 a los 50.000 euros brutos anuales (desde perfiles junior a perfiles con experiencia según apunta Adecco, consultora líder en gestión de recursos humanos). La omnipresencia de información relacionada con los usuarios y clientes, hace que estudiar para convertirse en analista de datos sea una muy sólida apuesta de futuro a corto plazo.

Añadir nuevo comentario