Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Lun, 26/08/2019 - 12:26

divulgacion cientifica

Si te dedicas a la investigación y al mundo de la ciencia, eres plenamente consciente de que gran parte de tu labor se desarrollará enfrascado en referencias bibliográficas, investigaciones de colegas, publicaciones especializadas y papers. La elaboración de artículos científicos resulta clave para el 99% de los profesionales de la ciencia. A pesar de eso, ¿por qué son tan desconocidos gran parte de los avances? Porque queda mucho camino por recorrer en un campo fundamental: el de la divulgación científica.

¿Cuál es la función de la divulgación científica?

Básicamente, la principal función de la divulgación es la de ‘traducir’ al lenguaje común un descubrimiento o serie de descubrimientos y avances en un área científica determinada. Aunque es cierto que existen periodistas y comunicadores especializados en ciencia, la divulgación también puede plantearse como una profesión con funciones claramente sociales.

Lo ideal es que el experto en divulgación dé un paso adelante y sea protagonista de la divulgación, de la proyección de los conocimientos que más y mejor domina. De este modo, la sociedad conocerá mejor y valorará la investigación, se alcanzará un mayor impacto y relevancia y, también desde un planteamiento ideal, se generarán nuevas vocaciones y se atraerá el foco de la atención política. Y también la presupuestaria.

Algunos consejos para saber cómo hacer divulgación científica

No siempre es fácil trasladar al lenguaje común y no científico conocimientos a veces complejos y muy técnicos. No obstante, en la capacidad que se tenga para trasladar un relato atractivo sin que esté reñido con el rigor radica la clave del éxito. Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elaborar un artículo de divulgación científica son:

Facilita siempre las fuentes y la bibliografía

Aunque no siempre profundices en el proceso de investigación documental que sustenta tus afirmaciones, sí es conveniente que facilites al lector aquellas fuentes en la que te basas. Si hay alguien especialmente interesado o cautivado por lo que cuentas tendrá dónde recurrir para ampliar conocimientos o saber más detalles, si es lo que quiere.

No olvides a tu público

Recuerda que el grueso del público que te leerá no pertenece a tu campo de trabajo. Es probable que ni siquiera pertenezca al mundo de la ciencia. No tiene por qué conocer absolutamente nada del método científico ni de una gran parte de aspectos de los que hablas. Asume que te diriges a un absoluto neófito y procura simplificar, tanto tu mensaje como tu forma de expresarte. Se puede ser riguroso sin aburrir y atractivo para las masas sin faltar a la verdad.

Presta atención especial al relato

La mayor parte de los fracasos a la hora de hacer divulgación científica están apoyados en un error común: limitarse a la exposición de información, sin construir una historia. Por mucha pasión que le pongas tu público no ‘comprará’ nada de lo que le ‘vendas’, si no encuentra un relato atractivo. Establece analogías, ejemplos visuales y claros, recurre a personajes históricos, a anécdotas personales. Utiliza cualquier recurso que te permita contar una historia. ¿Por qué razón crees que todos recordamos los cuentos infantiles?

En un artículo de divulgación científica ¡Simplifica la estructura!

Del mismo modo que tienes que hacer simple el lenguaje y tu forma de expresarte, debes reducir al mínimo más efectivo posible la estructura de tu artículo de divulgación. Si en las oraciones debe primar una composición sencilla de sujeto, verbo y predicado, en la estructura debes procurar ceñirte a un simple planteamiento, nudo y desenlace. Si un determinado asunto del artículo de divulgación científica es demasiado complejo para esta estructura es preferible que hagas varios textos de divulgación diferentes, atendiendo de manera separada, pero igualmente simple cada aspecto concreto.

Si eres reticente a embarcarte en la divulgación científica, no olvides que quien atrae la atención mediática suele ser visto por buenos ojos por el gran público. Si se habla de ti y de tu  o disciplina, cuentas con un arma poderosa para demandar más atención, financiación y recursos. Y también podrás compartir tu pasión con absolutos desconocidos que, quizá, sigan tu camino.

Añadir nuevo comentario