Máster Universitario en Divulgación Científica

Nuestro Máster Universitario en Divulgación Científica cubre una necesidad social y académica esencial: interpretar, hacer accesible y socializar el conocimiento científico a la población.

¿Por qué estudiar nuestro Máster en Divulgación Científica?

La divulgación científica es, en la actualidad, una de las disciplinas más relevantes de la ciencia y la tecnología por el papel esencial que representa como intermediaria entre los grandes avances de la investigación y la población. Generar una sociedad del conocimiento requiere una comunicación eficaz entre las instituciones generadoras de nuevos avances científicos y el público general.

Divulgar y socializar las vías de desarrollo científico-técnico por medio de formatos muy diversos (libros, prensa, conferencias, podcast, blogs, etc), así como de sus beneficios, riesgos y conflictos éticos requiere la formación de comunicadores especializados. Como señala el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la divulgación combate la desinformación en torno a la ciencia, con especial hincapié en los bulos, mitos y creencias pseudocientíficas que pueden suponer un riesgo para la salud.

Los avances científicos y tecnológicos crecen cada vez de una forma más rápida, por lo que la formación de los divulgadores científicos debe ser continua, actualizada y de calidad. Desde el punto de vista social, no hace falta resaltar que la importancia de las innovaciones tecnológicas y científicas ya está cambiando de forma evidente el modo en que vivimos nuestra vida cotidiana.

Este Máster ofrece un enfoque integrado en el que se engloban materias relacionadas con la interpretación de las principales líneas de investigación desarrolladas en el mundo científico y tecnológico, con las redes sociales y con los medios masivos de diseminación científica, con el propósito de formar a profesionales e investigadores para que puedan desempeñar cualquier actividad en el ámbito de la divulgación científica.

En este Máster contamos con un profesorado con una intensa actividad presente en comunicación de la ciencia en diferentes medios de difusión, como televisión, radio, podcast, museos/centros de interpretación y prensa escrita.

La formación que ofertamos añade la particularidad de centrarse en estudios de caso de proyectos divulgativos de gran éxito, unos en relación a proyectos concretos (Proyecto Atapuerca) y otros en relación a temáticas concretas (genética, salud, etc.). Además, ofertamos materias dedicadas en exclusiva a los niños, que son el futuro de la sociedad y profundizaremos en la proyección profesional de los egresados (estudios de mercado en el sector de la comunicación científica, desarrollo de empresas, marketing, propaganda, etc).

¿Qué es la divulgación científica?

La divulgación científica permite convertir los avances científicos en una actividad social y participativa, en manos de los ciudadanos, para el beneficio del tejido social; con una estrecha relación con la educación reglada. La sociedad debe estar provista de herramientas adecuadas para participar en la toma de decisiones relativas a nuestro futuro.

Que la población sea conocedora de los avances científicos permitirá que participen de esta revolución, así como de la construcción de una nueva ética (debate sobre genética, células madre, etc.). Conocer supone valorar, conservar, favorecer, sentir como propio el desarrollo del conocimiento, así como evitar que ciertos grupos usen y manipulen teorías que justifican injusticias. Cuando las sociedades son poseedoras de unos conocimientos básicos pueden formar parte de las decisiones que se toman desde las esferas científicas y políticas. Una sociedad mejor formada en lo científico es una sociedad más crítica, exigente, participativa, culta, social, democrática, humana y con visiones más amplias de nuestro contexto.

De esta forma, los ciudadanos en general (y en particular los niños, que son el futuro de la sociedad) debemos estar provistos de herramientas adecuadas para participar en la toma de decisiones relativas a nuestro futuro. Pero la sociedad necesita de la figura del divulgador para comprender qué se hace con la ciencia.