Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Vie, 05/07/2019 - 10:48

creditos universitarios

Si estás preparando tu acceso a estudios de grado en la Universidad o estás pensando en estudiar un grado o un máster, seguro que te sonarán los créditos universitarios. Pero, ¿seguro que sabes lo que son, para qué se utilizan, cómo se hacen las convalidaciones de créditos universitarios, y demás? Procuraremos aclararlo en este post.

¿Qué significan los créditos universitarios?

Antes de acceder a la universidad, el rendimiento académico de un estudiante se mide por el número de asignaturas que aprueba, según el programa de temas y contenidos de cada una. En la universidad, tanto en los estudios de grado como en los másteres -que, como estudios de especialización se hacen cada vez más necesarios de cara al acceso, a la habilitación o/y a la promoción profesional-, sucede de manera similar pero se utilizan unidades de medida distintas.

Estas unidades de medida son los créditos universitarios. Esta es la respuesta a la pregunta ¿para qué sirven los créditos universitarios? Son la manera de evaluar el trabajo de cada alumno. Cada grado o máster tiene una «carga» lectiva de créditos, repartidos en las diferentes materias a lo largo de los años que requiera su estudio.

¿Cómo funcionan y a qué equivalen los créditos universitarios?

Antes de la aplicación del Tratado de Bolonia en 1999, un crédito universitario equivalía a diez horas lectivas, aunque este baremo tenía en cuenta tan solo el tiempo empleado por el alumno o alumna para adquirir conocimientos dentro del aula.

La adaptación del Plan Bolonia, que se inició en aquella época, exigía -y exige a día de hoy- a todas las universidades y centros de enseñanza superior europeos su adscripción al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), donde se dota a los créditos de un «peso» diferente. El objetivo de este EEES es equiparar los estudios universitarios y unificarlos en todo el territorio europeo. Se intenta lograr con la educación lo mismo que se hizo en su día con la economía, con la adopción de la moneda única.

Un crédito universitario en el EEES equivale, normalmente, de 25 a 30 horas de trabajo del estudiante. Este trabajo incluye los conocimientos teóricos adquiridos en clase, las prácticas, los trabajos realizados por el alumno o alumna, las horas de estudio y trabajos tutorizados por parte del cuerpo docente, las actividades independientes del estudio, etc.

Además de los estudios oficiales, también pueden ser objeto de reconocimiento de créditos los títulos propios (estudios universitarios no oficiales) y la experiencia profesional (que puede haber enriquecido a la persona en unas competencias apropiadas para una titulación). Por último, cabe también referir las actividades socioculturales (del tipo deportivas, solidarias, de participación o representación estudiantil, etc.) por las que se puede obtener reconocimiento de hasta 6 ECTS.

Para poder unificar los estudios anteriores a la aplicación del Plan de Bolonia se utilizan unos créditos universitarios de tipo especial: los ECTS (European Credit Transfer System). Estos créditos se utilizan para convalidar, reconocer o transferir asignaturas. Son como una guía para saber cuáles son verdaderamente equivalentes, a pesar de nombres y horarios completamente diversos de planes de estudios diferentes.

¿Cómo calcular los créditos universitarios?

La estructura básica en la que se apoyan los estudios universitarios del EEES es el título de grado -que sustituye a las antiguas licenciaturas-. Cada grado consta de un total de 240 créditos universitarios ECTS repartidos en un período de cuatro años. Tras su obtención y acreditación cualquier alumno o alumna está habilitado para el ejercicio profesional, según la especialidad académica o rama elegida -Derecho, Medicina, Psicología, etc.-.

En el caso de los másteres, pueden ser de un año o de dos años de duración. En el primer caso, el máster consta de 60 créditos y, en el segundo, de 90 -como el Máster en Ejercicio de la Abogacía- o de 120 créditos. En el caso de querer obtener un doctorado, el EEES también prevé un programa específico para ello, que durará un período de tres a cuatro años y que constará de 60 créditos universitarios.

Pero, además de para ‘medir’ el trabajo y el cumplimiento de los requisitos académicos ¿para qué sirven los créditos universitarios? El objetivo fundamental del EEES y los créditos es facilitar la movilidad de estudiantes, profesorado y titulados entre todos los países miembros de la Unión Europea. De este modo los estudiantes pueden proseguir sus estudios, si así lo desean, en otra universidad del sistema, ya que actualmente la universidad lo que sugiere y ofrece es una formación permanente. También se pueden generar programas de intercambio de profesorado y se facilita la movilidad internacional de trabajadores con formación superior.

Añadir nuevo comentario