Ana Benítez Docente de la Universidad Isabel I
Vie, 06/08/2021 - 09:26

inclusion

Serie: 'Educación en la era digital' (LXXVI)

La sociedad inclusiva empieza en la escuela inclusiva. La escuela inclusiva no se construye en solitario, es una tarea de toda la comunidad educativa; equipos directivos, profesorado, personal no docente, asociaciones, alumnado, familias, entorno y comunidad…

El concepto de inclusión es complejo, debido a su amplitud y que abarca diversas cuestiones. Por eso podemos ver como en la práctica, está sujeto a distintas lecturas y cada persona, y centro, construye su propio significado.

Con frecuencia, se asocia la inclusión únicamente con la atención educativa del alumnado con discapacidad, pero, debemos ampliar miras, la inclusión va más allá, debemos trabajar desde una pedagogía de la diversidad, por y para la diversidad.

Pero si de verdad deseamos alcanzar una verdadera educación inclusiva, debemos partir del mismo significado, tomar la misma base y ya después aplicar a cada realidad a cada contexto con los medios y recursos disponibles.

Desafortunadamente, la educación inclusiva no se da de manera espontánea, de ahí la necesidad de hablar de ello explícitamente y de revisar en cada centro las condiciones que la definen. Por ello es importante intentar dar una definición para que todos y todas compartamos el mismo concepto y que nos sirva de marco de referencia. De las múltiples definiciones que hay, resaltamos la que cuenta con mayor consenso, que es la que dio la UNESCO (2005, p.15):

La educación inclusiva se define como un proceso orientado a responder a la diversidad de los estudiantes incrementando su participación y reduciendo la exclusión en y desde la educación. Está relacionada con la presencia, la participación y los logros de todo el alumnado, con especial énfasis en aquel que, por diferentes razones, está en situación de mayor vulnerabilidad.

De ella se pueden deducir 4 elementos claves:

  • Que la educación inclusiva es un proceso.
  • Que busca garantizar la presencia, la participación y el éxito de todo el alumnado.
  • Que pone particular énfasis en los alumnos y alumnas vulnerables.
  • Y que requiere la identificación y la eliminación de barreras.

De estos 4 elementos que resalta la definición, consideramos que para que la escuela garantice una educación de calidad a la que todos y todas tengan acceso con igualdad de oportunidades, se debe identificar y detectar las barreras que dificultan una verdadera presencia, participación y éxito. Entendiendo las barreras como aquellos elementos que impiden el desarrollo de las potencialidades de todo el alumnado, cualesquiera que sean sus capacidades y características.

Pongamos varios ejemplos:

Una persona con discapacidad visual no tendrá problemas de acceso a la información si ésta se le presenta en Braille, una persona con discapacidad intelectual igualmente tendrá la oportunidad de acceder a dicha información de manera autónoma y con los mínimos apoyos, si esta se le presente en lectura fácil. Por lo que las personas tendrán o no problemas dependiendo de si el contexto es o no es accesible para ellas. Por eso decimos que el contexto es el que crea discapacidad al no eliminarse las barreras

Si como docentes realizamos una excelente identificación y detección de barreras, estamos trabajando desde la pedagogía de la diversidad, ofreciendo oportunidades a todo el alumnado con independencia de sus características socio-personales, y es que las barreras se concretan en las culturas, las políticas y las prácticas escolares, que, al interactuar con las condiciones personales o sociales del alumnado pueden generar exclusión o fracaso escolar.

Eliminando barreras, caminamos hacia una educación de equidad e inclusiva y todo ello revertirá en una sociedad más democrática y justa, porque la sociedad inclusiva empieza en la escuela inclusiva.

 

UNESCO (2005). Guidelines for inclusion: Ensuring Access to Education for All. Paris: UNESCO. Disponible en: http://www.ibe.unesco.org/sites/default/files/Guidelines_for_Inclusion_UNESCO_2006.pdf

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

Añadir nuevo comentario