Aida Tórtola Navarro Profesora del Grado en Nutrición Humana y Dietética
Vie, 04/02/2022 - 09:00

Día mundial contra el cáncer

Día Mundial contra el cáncer.

Por desgracia, este día es especialmente señalado para algunas personas, así como para sus familias y conocidos. En España, en cifras de 2020, el cáncer tuvo una incidencia de más de 600 casos por cada cien mil habitantes (1), una auténtica pandemia. Por suerte, la mejora de las políticas sanitarias de prevención y cribado, así como los avances en medicina oncológica, han conseguido que la prevalencia, o supervivencia a cinco años de esta enfermedad, se incremente (2). Dado este contexto, nos encontramos con una población creciente de supervivientes de cáncer (3), cuyas necesidades de salud se han visto modificadas y que requieren de atención especializada.

Por supuesto, los primeros en atender dichas necesidades son los sanitarios especialistas en oncología, pero además de la medicina y la enfermería, otros profesionales de las ciencias de la salud pueden y deben participar en la mejora del estado físico y calidad de vida de estas personas. Por ello, en las ramas de la psicología, la nutrición y las ciencias del deporte, se están desarrollando vías de formación específica, estando algunas de ellas más avanzadas que otras, pero que, en cualquier caso, tienen un mismo objetivo: atender a la población superviviente de cáncer de un modo multidisciplinar para reducir el impacto de la enfermedad en sus vidas.

Fotografía de una mujer sacando músculo sin pelo

Atender a las pacientes y supervivientes del cáncer desde un punto de vista multidisciplinar. Fuente: Pixabay.

A nivel psicológico, la calidad de vida de los supervivientes de cáncer se ve alterada por sentimientos de ansiedad, depresión y cambios en las relaciones interpersonales (4), de modo que se desarrolló una línea específica de investigación para cubrir las necesidades de soporte psicológico de estas personas. Dicha especialidad, denominada psico-oncología, busca reducir ese impacto emocional del proceso oncológico (5), atendiendo no sólo al paciente o superviviente, sino también a sus cuidadores en los casos en que pueda ser necesario, ya que presentan sus propios desórdenes emocionales (6).

Respecto a la nutrición, la dieta es un factor de influencia para la prevención de determinados tipo de cáncer (7), pero además, tanto la enfermedad como sus tratamientos, pueden producir alteraciones del sistema digestivo y del metabolismo (8) . Por ello, es fundamental que los nutricionistas especializados en nutrición oncológica, intervengan con el paciente durante todo el proceso (9) y, especialmente, durante la aplicación de los tratamientos, pues el correcto estado nutricional se relaciona con la mejora del pronóstico, una mayor calidad de vida y un menor número de dificultades derivadas de la enfermedad (10).

Por último, los beneficios del ejercicio físico para la prevención del cáncer, y la mejora de los efectos secundarios de la enfermedad y los tratamientos cuando esta ha sido diagnosticada, han sido ampliamente estudiados y documentados (11), habiéndose incluso establecido que existe una relación inversa entre el nivel de actividad física de la persona, y el pronóstico y riesgo de recurrencia de la enfermedad (16).  Derivado de ello, se han publicado distintas guías de recomendaciones de actividad física generales para supervivientes de cáncer (12–14), así como recomendaciones específicas de ejercicio para algunos tipos de tumores, para determinados efectos secundarios que pudieran producirse y para periodos concretos del continuo del cáncer (15).

En definitiva, las ciencias de salud avanzan para dar soporte a todas aquellas personas que son diagnosticadas de cáncer, y aunque el Día Mundial del Cáncer seguirá presente, gracias a la investigación científica y a una mayor conciencia social, se podrá encarar un día como hoy, con más confianza y determinación.

A todas aquellas personas que estén pasando a día de hoy por esta situación: podéis contar con nosotros.

 

Referencias

1.           Ferlay J, Ervik M, Lam F, Colombet M, Mery L, Piñeros M, Znaor A, Soerjomataram I BF. Global Cancer Observatory: Cancer Today [Internet]. 2020 [cited 2022 Jan 23]. 

2.           Shapiro CL. Cancer Survivorship. Longo DL, editor. N Engl J Med [Internet]. 2018 Dec 20 [cited 2022 Jan 23];379(25):2438–50. 

3.           Marzorati C, Riva S, Pravettoni G. Who Is a Cancer Survivor? A Systematic Review of Published Definitions. J Cancer Educ [Internet]. 2017 Jun 1 [cited 2022 Jan 23];32(2):228–37. 

4.          I L-R, G B. Psycho-oncology. Dialogues Clin Neurosci [Internet]. 2018 Mar [cited 2022 Jan 28];20(1).

5.           Cabrera Macías Y, López González EJ, Cabrera EL, De La Concepción B, Aldama A. La psicología y la oncología: en una unidad imprescindible. Rev Finlay [Internet]. 2017 May 23 [cited 2022 Jan 28];7(2):115–27. 

6.          Garassini ME. Narrativas de familiares de pacientes con cáncer. CES Psicol [Internet]. 2015 [cited 2022 Jan 28];8(2):76–102.

7.           Salamanca-Fernandez E, Rodríguez-Barranco M, Sánchez MJ. La dieta como causa del cáncer: principales aportaciones científicas del Estudio Prospectivo Europeo sobre Nutrición y Cáncer (EPIC). Nutr Clínica en Med [Internet]. 2018 [cited 2022 Jan 29];XII(2):61–79. 

8.          Toral Peña JC. Complicaciones debidas al tratamiento oncológico que afectan a la nutrición. In: Soporte Nutricional en el Paciente Oncológico. 2002. p. 183–96.

9.          Solano Santos LV, Martínez Moreno AG, Salazar Estrada JG, López Espinoza A. Conducta alimentaria y estado nutricional: antes, durante y después del cáncer. Actual en Nutr. 2017;18:20–5.

10.        Molina Villaverde R. El paciente oncológico del siglo XXI: maridaje terapéutico Nutrición-Oncología. Nutr Hosp [Internet]. 2016 [cited 2022 Jan 28];33(1):3–10

11.         Christensen JF, Simonsen C, Hojman P. Exercise training in cancer control and treatment. Compr Physiol. 2019;9(1):165–205.

12.        Campbell KL, Winters-Stone KM, Wiskemann J, May AM, Schwartz AL, Courneya KS, et al. Exercise Guidelines for Cancer Survivors: Consensus Statement from International Multidisciplinary Roundtable. Med Sci Sports Exerc. 2019;51(11):2375–90.

13.        Pollán M, Casla-Barrio S, Alfaro J, Esteban C, Segui-Palmer MA, Lucia A, et al. Exercise and cancer: a position statement from the Spanish Society of Medical Oncology. Clin Transl Oncol [Internet]. 2020;22(10):1710–29.

14.        Hayes SC, Newton RU, Spence RR, Galvão DA. The Exercise and Sports Science Australia position statement: Exercise medicine in cancer management. J Sci Med Sport [Internet]. 2019;22(11):1175–99.

15.        Courneya KS, Friedenreich CM. Physical Activity and Cancer Control. Semin Oncol Nurs. 2007;23(4):242–52.

16.        Ashcraft KA, Warner AB, Jones LW, Dewhirst MW. Exercise as Adjunct Therapy in Cancer. Semin Radiat Oncol [Internet]. 2019;29(1):16–24. 

Día mundial contra el cáncer

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.