Albert Pol Miró Profesor del Grado en Administración y Dirección de Empresas
Mié, 06/04/2022 - 12:00

Servicio de Uber en el móvil.

Serie: 'A Vueltas con la Economía' (LXXXI)

La economía colaborativa nace en la era de Internet (Rodríguez et al., 2017). No obstante, siempre han existido antecedentes históricos. Pero antes de entrar al detalle sobre la importancia que está ganando la economía colaborativa debemos saber cuáles son las principales características que vienen determinadas por una relación peer-to-peer, la utilización de plataformas digitales, mayor importancia del consumidor, así como que el comercio viene determinado por la relación entre distintos sectores económicos y no de forma horizontal, entre otros. Por tanto, puede observarse la divergencia existente entre la economía tradicional y la colaborativa, tal como indica Cañigueral (2014) (Tabla 1):

Grafico 1 de Uber

Centrando el ejemplo en la empresa Uber. Ésta se considera como una de las mayores empresas de taxis del planeta. Tomando el caso como objeto de estudio en España, los taxis tienen una amplia limitación legal, como por ejemplo, el número de autorizaciones otorgadas por el Estado limitando de forma artificial la flota de taxis.

Es importante destacar cuáles son las principales fallas de mercado del sector analizado. En este caso, lo primero que se analiza es el tiempo de espera del potencial cliente, ya que un taxi puede pasar por un sitio determinado o no. Sin embargo, cabe destacar otras externalidades negativas como la polución medioambiental y la congestión de tráfico. En este caso, Uber ha puesto en contacto de forma directa a clientes y vehículos, haciendo que estos errores de mercados y externalidades negativas queden corregidos, permitiendo una ampliación de la libertad de los particulares, un claro ejemplo de esta economía colaborativa.

Empero, Uber está considerado como una aplicación que permite poner en contacto al cliente con el servicio buscado. Así, el servicio viene determinado por un transporte que compite con el taxi tradicional. Esta forma de funcionar, que se diferencia mucho respecto al negocio tradicional, comporta una serie de ventajas. Éstas se pueden resumir en: una fijación de precios según la oferta y la demanda, poder planificar la ruta automáticamente, reducir el tiempo de espera, una mayor transparencia de los precios, entre otros. No obstante, aquí entramos en el problema anteriormente citado del marco regulador de este tipo de empresas, ya que en su expansión internacional ha comportado ciertas contrariedades respecto a algunos países que han querido regular su expansión en territorio nacional. Tal y como se puede observar en la siguiente Figura 1 donde se muestran la posición legal de la empresa Uber a nivel internacional.

Grafico 2 de Uber en el mundo

Lo más destacable es como en Europa todos los países se encuentran en pleno debate sobre la regulación del aplicativo, ya que Europa tiene una regulación del transporte urbano (taxi) muy firme, y se considera a Uber como competencia desleal. En este caso, España no es una excepción dentro del debate, tal y como podemos observar de los distintos informes elaborados por la Comisión Nacional de Mercado de la Competencia.

Dentro de estos aspectos compartidos anteriormente puede citarse la economía social y solidaria. Bajo este paraguas encontramos el concepto de responsabilidad social corporativa. En este contexto se encuentran un conjunto de ejemplos tales como las cooperativas. Éstas se definen como sociedades mercantiles personalistas que se basan en valores de códigos éticos determinados, así como en órganos democráticos y una distribución de resultados de acuerdo con la actividad económica desarrollada por cada uno de los socios. Bajo este prisma, la economía social y solidaria es de igual modo una práctica económica y un movimiento social que se encuentra al servicio de los ciudadanos, ya que se generan con unas estructuras comunitarias de promoción, con una clara apuesta hacia el mercado social local y definido por ecosistemas cooperativos.

Estas tipologías de economías alternativas a la economía tradicional pueden interactuar adecuadamente si se despliegan de forma conceptual y operativamente eficiente, provocando una sostenibilidad integral. Estas iniciativas llevan asociados proyectos de capacitación y formación, presentando un crecimiento de este tipo de economías.

Así pues, respecto al ejemplo seleccionado sobre la empresa Uber puede observarse un conjunto de diferencias de efectos tanto positivos como negativos en comparativa entre Uber y el taxi tradicional (Tabla 2). En este caso, se han seleccionado un conjunto de criterios o variables que permiten realizar dicha comparativa.

Grafico 3 de Uber

En base a los resultados mostrados en la tabla anterior indican cómo la empresa tradicional del taxi muestra unas limitaciones que revelan ciertas obsolescencias respecto a la flexibilidad de Uber. Sin embargo, existe la problemática generada en lo referente a la barrera legal, ya que puede generar un impacto negativo hacia la posible competencia desleal con respecto al taxi tradicional, así como al sistema tributario. Por tanto, puede afirmarse tanto como el Taxi tradicional como Uber tienen aspectos negativos y positivos, si bien sería necesaria una regulación conjunta del sistema de transporte para marcar de forma clara la justificación del mercado.

Bibliografía

Cañigueral, A. (2014). Vivir mejor con menos: Descubre las ventajas de la nueva economía colaborativa. Conecta.

Rodríguez, R., Svensson, G., & Perez, M.M. (2017). Modelo de negocios en la economía colaborativa: síntesis y sugerencias. Esic Market Economics and Business Journal, 48(2), 255-274.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-3971

 

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.