Carlos Alberto Varela Profesor del Máster en PRL
Jue, 19/05/2022 - 11:00

director de orquesta

Serie: 'Cultura Preventiva' (XXXX)

Puede que no seamos conscientes, pero casi todos formamos parte de una orquesta. No tenemos un papel asignado, pero según vamos creciendo sí que somos más conscientes del instrumento que vamos a tocar y lo que es más importante, tenemos totalmente claro quién es nuestro director de orquesta, al cual debemos seguir para interpretar la obra como debe ser: entrar al tiempo, parar, esperar a que el primer violín termine su solo; pero siempre, sin excepción, siguiendo las indicaciones del director y su batuta.

Cuando comenzamos nuestra carrera educativa nuestro director de orquesta es el maestro, más adelante los tutores, y si avanzamos en el tiempo y entramos a formar parte del mundo laboral, nuestro jefe.

Es decir, siempre suele haber un director de orquesta, y es el responsable de que el concierto salga bien, no dejando lugar a la improvisación y menos aún, cuando no ejecutas tú solo la obra, sino que unos y otros instrumentistas dependen de que tú sigas las indicaciones del director.

El problema en una obra, pero en este caso, en la ejecución de una “obra de construcción”, llega cuando el homólogo al mencionado director de orquesta, que es el que dice cómo se deben hacer las cosas, no dirige a esa orquesta adecuadamente para que esa obra sea un éxito, haciendo que el público se ponga de pie.

En cuanto a la evaluaciones de riesgo y concretamente al archiconocido “Plan de Seguridad y Salud” exigible en las obras de construcción, es curioso que con la Ley existente (Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre), guía y notas técnicas, así como cursos, jornadas e información al respecto, los citados planes de seguridad, sigan siendo en su gran mayoría “tochos infumables”, en los que el “copia-pega” está a la orden del día, y que además suelen ser elaborados en algunas organizaciones por técnicos de prevención, que la mayoría de las veces no conocen los trabajos, ni dónde, ni cuándo, ni cómo se van a realizar.

documentos

¿No sería más efectivo, que el citado plan de seguridad y salud, lo elaboraran o participaran activamente en su elaboración, los propios responsables de la ejecución de los trabajos, lógicamente, con la colaboración de los técnicos de prevención si fuese necesario? Más que nada, porque éstos, son precisamente los que realmente saben que trabajo se va a hacer, dónde, cuándo y cómo; es decir serían las personas más preparadas para elaborar las “partituras que luego debería interpretar la orquesta”.

Además, no olvidemos que el objetivo fundamental de la elaboración del mencionado plan de seguridad, es precisamente que lo conozcan los trabajadores participantes en los trabajos a realizar, con el objeto de evitar enfermedades profesionales y posibles accidentes laborales durante la ejecución de la obra.

Y, en relación a la explicación de este documento a los trabajadores, ¿Cómo se les suele explicar en algunas obras? Pues en muchos casos, desgraciadamente, con el tan socorrido: “ya sabes pon el casco y ten cuidadín”, y que no falte el: “¿está claro?, pues firma aquí” (con el objeto de dejar constancia documental por si pasara algo …).

Pero, además, ¿es realmente práctico que los trabajadores conozcan todo el plan de seguridad de la obra nada más se incorporan a la misma? ¿No sería más efectivo, que cuando se incorporara un trabajador a una obra, fuera su propio jefe/mando, el que le informara directamente de los riesgos del entorno en el que va a tener que desempeñar su labor, complementando esta información general, con una explicación “in situ”, previamente al comienzo de cada tarea concreta, sobre los riesgos específicos de la misma, las medidas preventivas y de emergencia, así como de los equipos de trabajo y de protección a utilizar?  Esto es lo que se conoce como charla pretarea, y en algunas organizaciones también como: análisis previo de riesgos, asignación de trabajo seguro, hira lite, etc.

¿Y por qué debería impartir esta charla pretarea el jefe directo del trabajador? Pues porque debido a su puesto, él es el que mejor conoce, tanto los riesgos de la tarea a realizar como los riesgos del propio entorno, que equipos de trabajo y de protección son necesarios utilizar, y con la gran ventaja de que conoce también a los trabajadores a su cargo, pudiendo así asignar la tarea a los más capacitados para ejecutarla.

Trabajadores

Independientemente de que el mensaje a transmitir sea relacionado con la música, o con cualquier tema relacionado con una obra, o en este caso con la prevención de riesgos laborales, la persona más adecuada para hacerlo es sin ninguna duda el propio jefe directo del trabajador, ya que es el director de orquesta en este caso en el tajo y además, porque a quien más caso hacemos y solemos prestar más atención, es a nuestro jefe, ¿o no?

Por tanto, la charla pretarea, es una de las herramientas informativas más eficaces para evitar improvisaciones y que la tarea se realice adecuadamente reduciendo a su vez la posibilidad de que se produzcan accidentes durante su ejecución.

Teniendo en cuenta todo lo comentado, lógicamente, es también de suma importancia que los mencionados directores de orquesta de las obras (jefes de proyecto, jefes de obra, encargados, jefes de equipo, etc.), además de contar con todas las cualidades necesarias para desempeñar su cargo, deberían estar concienciados y contar con una formación específica en prevención, y a ser posible, también con una formación adicional en técnicas comunicativas, con el objeto de lograr que la comunicación con los trabajadores a su cargo fuera lo más eficaz posible.

Es decir, en una obra de construcción, para que sea un éxito y no se produzcan accidentes, debería contar con unos buenos músicos y especialmente con un buen director de orquesta que dirija la obra, ya que ninguna orquesta funciona bien sin director, y un director no funciona sin músicos, pero sin olvidar que, si a ese director no le gusta la música, no tiene la formación adecuada, o no le importa si se desafina, el abucheo del público está asegurado.

​Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN 2695-284​X

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.