Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Vie, 18/09/2020 - 00:00

Chica con un esquema delante de ella, sonriendo por desarrollarlo

Demostrar las competencias adquiridas relacionadas con el título que cada alumno estudia se consigue con el Trabajo de Fin de Máster. Este trabajo de investigación es obligatorio para superar el Máster en Marketing Digital. Es necesario aprobar todas las demás asignaturas del máster para poder realizar este trabajo.

El trabajo de Fin de Máster, o TFM, se puede elaborar de tres maneras diferentes. En función de tus gustos o necesidades de investigación, hay que decantarse por una de las tres posibilidades:

  1. Trabajos experimentales. Esta es la opción que más se acerca al ámbito profesional, ya que se trata de realizar desde cero un Plan de Marketing Digital, de una empresa real o ficticia.
  2. Estudio de casos. Este trabajo estará relacionado con el análisis en profundidad de alguno de los aspectos del Plan de Marketing Digital, ya sea de la marca, la empresa, una organización o cómo realizar el estudio DAFO (debilidades, fortalezas, oportunidades o amenazas) en una empresa.
  3. Trabajos bibliográficos. En este caso, se realizará un análisis teórico sobre alguna estrategia de marketing digital o algún aspecto de investigación bibliográfica de la disciplina.

El trabajo de Fin de Máster pone de manifiesto las competencias vinculadas con el proyecto que se han adquirido a lo largo de la formación. Se buscará elaborar un trabajo con calidad científica, con fuentes de información actualizadas y relevantes, en varios idiomas. El alumno tendrá que exponer de forma clara, tanto a nivel escrito como oral, las tesis expuestas en el proyecto, ya que la parte final del trabajo será la publicación y defensa del informe final.

Las tres fases fundamentales del trabajo

Para garantizar el desarrollo adecuado del TFM es importante temporalizar las fases del trabajo a lo largo del curso académico, a través de una serie de acciones didácticas específicas:

      1. Fase inicial: centrada en delimitar el tipo de trabajo y el tema, así como analizar la documentación existente en el aula virtual. Para esta actividad programática se prevén dos opciones:

  • Plan global: el alumno trabaja con múltiples estratégicas de marketing digital, como los puntos de contacto o las sinergias entre varias de ellas.
  • Plan parcial: el estudiante elegirá una única estrategia de marketing digital, para investigar en profundidad (SEO, SEM, Medios Sociales…).

       2. Fase de desarrollo: en la que se elaborará el trabajo, de manera individual y con el seguimiento de un tutor asignado, para orientar, asesorar, supervisar y evaluar el trabajo del alumno.

       3. Fase de defensa: momento en el que el alumno tendrá que defender su trabajo ante un tribunal académico. Este paso es obligatorio dentro de la normativa de la Universidad y permite garantizar la igualdad de oportunidades y favorecer la claridad en las exposiciones.

En esta tercera fase, la de la defensa del trabajo, el alumno presentará su investigación ante un tribunal compuesto por profesores docentes, colaboradores o expertos externos. El tribunal, está compuesto por un presidente y dos vocales. Hay dos partes diferenciadas en la defensa: la exposición del alumno y el debate. Durante el debate, el tribunal realizará preguntas al alumno para verificar la autoría del trabajo y tras finalizar este proceso, quedará concluida la defensa de la exposición.

Entre las normas que tiene la Universidad Isabel I para la defensa del TFM están las siguientes:

  1. Ningún tutor del TFM puede formar parte del tribunal que evalúe a sus alumnos.
  2. El acto de defensa es un mecanismo de validación de autenticidad y supervisión del trabajo después del proceso de tutorización.
  3. La calificación final no recaerá sólo en la valoración del tribunal ya que una parte de la nota la aporta el profesorado.

Evaluación continua o evaluación final

Una parte de la nota final del máster se presenta bajo dos modalidades de seguimiento:

  1. La evaluación continua y formativa, por la que se sigue un proceso de tutorización que requiere una serie de entregas obligatorias y pautadas a través del Aula Virtual, que acompañan a la evaluación continua y formativa. Las entregas obligatorias al tutor serán corregidas para que el alumno pueda tener una mejora exponencial del TFM. Las dudas se resolverán por el correo electrónico del alumno, por lo que es imprescindible el contacto continuo alumno-tutor.
  2. La evaluación final, por la que la vía de seguimiento del TFM tiene dos entregas obligatorias, que se realizarán a través del Aula Virtual, donde el tutor realizará las correcciones y dará o no el visto bueno al trabajo para su posterior defensa.

Con independencia de la elección de la forma de evaluación final, el contacto con el tutor será continuo y se garantiza la resolución de cualquier duda. Todos los estudiantes que no superen la convocatoria ordinaria tendrán derecho a la extraordinaria.

El sistema de calificación se apoyará en dos métodos de calificación y ambos deben ser superados por el alumno con un 5 sobre 10. Así:

  1. La tutorización del TFM, será el 50% de la calificación final del alumno, y el Tribunal de Defensa del TFM aplicará el 50% restante de la evaluación final (con dos aspectos el trabajo escrito y la defensa del trabajo)
  2. Para acceder a la defensa del TFM es necesario tener el visto bueno del tutor, aunque no implica ni garantiza la superación de la asignatura.

El acto de defensa del TFM será ante el Tribunal por videoconferencia, salvo deseo expreso del alumno de hacerlo presencial en la sede central de la Universidad Isabel I, en Burgos.

 

Añadir nuevo comentario