Diego Arceredillo Alonso Profesor de la Universidad Isabel I
Vie, 21/05/2021 - 10:20

Geoparque de las Loras en Burgos

Pozo petrolífero. Geoparque de Las Loras (Burgos).  Fuente: Diego Arceredillo.

Serie: 'Un viaje por la ciencia' (III)

¿Sabías que en nuestro país podemos visitar yacimientos petrolíferos, observar el momento en el que los dinosaurios desaparecieron de la Tierra, pasear por el interior de un volcán o recorrer océanos con millones de años de antigüedad?

Todo esto se puede conseguir gracias a la geología. Cuando visitamos un parque natural o uno nacional siempre nos sentimos más atraídos por su flora y su fauna, olvidando que quizás estemos caminando por rocas que provienen del manto terrestre tras la colisión de dos placas tectónicas hace millones de años.

La geología es la gran desconocida del mundo natural, aunque sorprendentemente es la más accesible. En cualquier ciudad podemos encontrarnos con edificios construidos con roca caliza, resultado de la acumulación de organismos vivos hace millones de años, o incluso llegar a España caminando por una terminal aeroportuaria cuyo suelo está formado por los corales que tapizaban el fondo oceánico en el Paleozoico.

En los últimos años, muchos científicos y divulgadores han tratado de acercar nuestros recursos geológicos a la población general gracias a propuestas como los Geolodías o las actividades realizadas mediante el estudio de la geología urbana. La prueba de que este cambio viene reflejada en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y Biodiversidad la cual manifiesta la importancia de la geología no solo en la enseñanza de las ciencias de la Tierra sino también dentro del patrimonio cultural del país.

Fruto de esta importancia surgen los geoparques, los cuales pueden ser definidos como 'territorios en los que se utilice la geología como recurso cultural' aunque también están relacionados específicamente con los territorios incluidos en la Red Global de Geoparques, la cual surgió en Europa en el año 2000 y de la que España cuenta con 15 zonas repartidas en todo el territorio.

Gracias a estos geoparques, en España podemos visitar los fondos marinos del Tethys (GP de las Sierras Subbéticas), la sierra volcánica del Cabo (GP Cabo de Gata-Níjar), la formación de los Pirineos (GP Sobrarbe, GP Orígens, GP Cataluña central), el límite cretácico-Terciario (GP Costa Vasca), el Macizo Hespérico (GP Sierra Norte), la explosión biótica del Cámbrico (GP Villuercas Ibores Jara), la biodiversidad de invertebrados del Jurásico (GP Comarca de Molina), los volcanes canarios (GP Isla de El Hierro y GP de Lanzarote), los yacimientos petrolíferos de Las Loras (GP Las Loras), las huellas de dinosaurio del Maestrazgo (GP Maestrazgo), el paisaje subterráneo del Courel (GP Montañas do Courel) o las lavas submarinas que hoy forman las montañas del sur de la Península ibérica (GP Granada).

El Foro Español de Geoparques de la UNESCO ha programado, para los próximos seis meses, y en colaboración con todos los geoparques nacionales, una serie de conferencias online para acercar la geodiversidad nacional a todos los públicos.

Gracias a estas iniciativas, que demuestran el interés por la ciencia en nuestro país, cualquier persona, formada o no en geología, tiene la oportunidad de descubrir un mundo extraordinario, la gran geodiversidad de España.

Tenemos un país con una gran diversidad de paisajes, de fauna y de flora y está en nuestra mano protegerlo para que las generaciones futuras puedan disfrutarlo como nosotros lo estamos haciendo.

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1808

Burgos, España

Añadir nuevo comentario