Facultad de Ciencias de la Salud Universidad Isabel I
Mar, 26/07/2022 - 09:51

Jugador de baloncesto

Jugador de baloncesto

La historia del deporte comienza con la necesidad de la raza humana de correr, buscar alimento, protegerse o cazar, y esas actividades físicas han ido evolucionando hasta unas disciplinas deportivas regladas y organizadas que son las que imperan en la actualidad.

El deporte es el conjunto de actividades físicas que, además de mejorar la salud y la calidad de vida, nos ayudan a mantenernos en mejores condiciones tanto mentales como físicas. El aumento de la práctica deportiva, ya sea para competir o para mantenerse en forma, es notable, por lo que la demanda de profesionales también está creciendo, de ahí la idoneidad de estudiar el CAFD (Grado Oficial en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte).

Evolución del deporte a lo largo de la historia

Los inicios deportivos en la Edad Antigua

El deporte a lo largo de la historia ha acompañado al ser humano de un modo más o menos organizado, pero siempre ha estado presente. No obstante, su evolución ha sido significativa a lo largo de los siglos. En el paleolítico medio, unos 33.000 años a.C., se organizaban cacerías y danzas rituales cuya actividad física tenía una expresión meramente espiritual y de reconocimiento social. Después, con el paso de los años, cada civilización fue aportando sus juegos que en algunas ocasiones tenían un enfoque ligado a los dioses y en otros escenarios solo había una diversión por competir y conseguir logros. 

Historia del deporte en Grecia 

La historia del deporte en Grecia es fundamental para entender cómo esas actividades físicas populares entre los habitantes de diversos pueblos se convirtieron en unas disciplinas deportivas. En el año 776 a.C. se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de los que hay constancia. Este acontecimiento tenía lugar en los meses de verano cada cuatro años. Su origen responde a ‘pacificar’ una época de crisis política y económica en un mundo griego en construcción. Los Juegos Olímpicos de la Antigüedad se celebraron durante más de 1.000 años, hasta que el emperador Teodoro I los prohibió, desapareciendo gradualmente. Fue en el siglo XIX, tras el descubrimiento del sitio de Olimpia, cuando regresó el interés por los juegos. Esto inspiró la instauración de los “Juegos Olímpicos de la Era Moderna” a partir del año 1896 en Grecia.

Historia del deporte en la Edad Media y Renacimiento

La evolución del deporte a lo largo de la historia tiene en la Edad Media su peor época. Tras la caída del imperio romano, la actividad deportiva disminuyó considerablemente. Sólo era practicada por la nobleza y los deportes más populares eran la soule (juego de pelota), las justas y los torneos o el juego de palma. No obstante, el siguiente capítulo de este resumen de la historia del deporte, el Renacimiento, supuso una luz en multitud de escenarios y la práctica deportiva fue uno de ellos. En esta etapa hay varios aspectos que son favorables a una nueva corriente de incremento de la actividad física y es que impera el culto a la salud y la importancia del cuerpo.  

La Edad Contemporánea y su dimensión global

Los Juegos Olímpicos, tras un parón de siglos, regresaron en 1896 en Atenas. Cogían el testigo de aquellas competiciones griegas de la antigüedad, que sin duda marcaron la historia y el origen del deporte. No obstante, en esta segunda versión de los Juegos Olímpicos se produjo un salto cuantitativo y cualitativo hasta hoy en día. Los medios de comunicación de masas dieron una dimensión global al deporte, que es la conocemos en la actualidad, donde se ha generado una gran industria en torno a la actividad deportiva, ya sea federada o amateur.

De este modo, la actividad deportiva y la historia han convivido durante miles de años y aunque hay mucho avanzado, todavía quedan detalles por investigar. Así se pone de manifiesto en el webinar “Historia y deporte ¿disciplinas compatibles?”, organizado por la Universidad Isabel I.

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.