Rafael Brotóns Cano Profesor del Máster en Dirección y Gestión de Proyectos
Mié, 20/04/2022 - 10:20

sombreros del jefe de proyectos

Los diferentes sombreros del Jefe de Proyectos.

Serie: 'A Global Outlook for Projet Managers' (VIII)

Cuando nos acercamos a la figura del jefe de proyecto desde una perspectiva formativa, en ocasiones nos encontramos con voluminosos manuales metodológicos y largas disertaciones sobre cómo desarrollar una gestión adecuada del trabajo encomendado. Lo que en ocasiones no se considera es que, durante el desarrollo de un proyecto, el equipo destinado a ello se va a enfrentar a no pocas situaciones de incertidumbre. Para qué engañarnos, las semejanzas a distribuciones beta, normales, distribución triangular de riesgos, etc. no siempre son la llave para permitirnos afrontar una situación de incertidumbre de la manera más enriquecedora posible.

Por muchas reglas y esquemas que estén a nuestro alcance, nada es más enriquecedor como abordar los problemas rodeado de tu equipo de trabajo. Si el 90% del tiempo de un jefe de proyecto se supone está dedicado a la comunicación, ¿por qué no emplear parte de ese porcentaje a la comunicación creativa? Es en este punto donde tiene cabida el concepto de pensamiento lateral. Como comentaba Fernando González-Ferriz en su artículo, este término fue desarrollada por Edward de Bono en 1991 y constituye una poderosa herramienta para fomentar la creatividad.

En este contexto aparece una técnica denominada ‘Los 6 sombreros de pensar’, que tiene por finalidad crear un ambiente de confianza que permita abordar de una manera creativa la resolución de un problema o situación complicada. Para ello, es necesario disponer de un modo u otro de 6 sombreros de diferentes colores: azul, blanco, rojo, amarillo, negro y verde. Alternativamente, y dado que la cosa va de creatividad, podremos utilizar un post-it con el dibujo de un sombrero de cada color.

La idea es recoger información desde seis perspectivas diferentes, representadas por las personas que llevan uno de esos seis sombreros que hemos presentado. En función del color del sombrero que corresponda a cada actor implicado, éste actuará de una manera diferente:

azul

La persona que porte el sombrero azul será el encargado de dirigir la dinámica, cediendo paso y dirigiendo a los diferentes participantes. Este rol no está restringido al jefe de proyecto. ¡Que empiece el espectáculo!

blanco

El sombrero blanco estará a disposición de una persona que solo podrá aportar hechos puros, números, datos e información durante la reunión.

rojo

El sombrero rojo es el de las emociones y sentimientos. También puede representar presentimientos e intuición. Quien elija este sombrero no podrá basar sus razonamientos en hechos verificables. Paciencia, sombrero blanco.

negro

El sombrero negro tiene la marca del pesimismo, del pensamiento crítico-apocalíptico. Quien lleve este sombrero deberá analizar cualquier posibilidad de fallo, de error, de las desdichas que puedan devenir ante las soluciones propuestas por el equipo.

amarillo

Con este sombrero se presenta la encarnación del optimismo. El sombrero amarillo es la antítesis del negro. Es quien puede encontrar la aguja en el pajar, quien hará pasar al camello por el ojo de la aguja. Será el encargado de aportar optimismo, fascinación y convicción ciega ante cualquier (sí, cualquier) propuesta del equipo.

verde

Finalmente, el sombrero verde se presenta como auténtico germen de este método, la razón de ser de los sombreros anteriores. Representa la creatividad desbocada, la provocación, el movimiento. No hay barreras al pensamiento lateral, efervescente, irrefrenable.

En sesiones de no más de 40 ó 50 minutos, cada participante deberá intervenir para mostrar su perspectiva sobre la situación a tratar. Es importante indicar que quien porte el sombrero azul será quien vaya tomando notas de las ideas de sus compañeros. Si durante una sesión no se logra abrir puertas que desbloqueen el problema que ha propiciado la dinámica… ¡siempre se puede cambiar de sombrero!

Os animo a introducir esta metodología cuando parezca que todas las puertas de vuestro proyecto están cerradas. Haceros a la idea de que en la antigüedad… ¡los arietes quizás llevaran puesto un sombrero verde!

Referencias

De Bono, E. (1986) Six Thinking Hat. Viking.

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2697-2077

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.