Ildefonso Álvarez Marín Profesor de la Universidad Isabel I
Jue, 25/03/2021 - 10:30

Profesor explica a una alumna algo sobre una tablet

​​Las nuevas tecnologías son el futuro y se cuelan en las aulas.

  • Buenos días. Soy docente de Educación Primaria y tengo una serie de preguntas para ustedes:

¿Cómo puedo conseguir que mi alumnado adquiera las competencias recogidas en la legislación educativa española?

¿Existe algún método para mejorar mis habilidades comunicativas en el aula?

¿Cuáles son las principales técnicas, propias del aprendizaje cooperativo, para trabajar con grupos en la clase?

¿Qué estrategias puedo aprender para lograr una inclusión real? A mi aula asiste un niño con TEA, ¿cuál sería la adaptación curricular más eficaz para implementar en este caso?

Necesito mejorar mi competencia digital, ¿me pueden ayudar?

¿Son útiles las estrategias basadas en el aprendizaje autorregulado para aumentar la motivación del alumnado?

Los Cursos de Formación Continua del Profesorado que ofrece la Universidad Isabel I te permitirán dar respuesta a cada una de las cuestiones planteadas.

  • Una amiga mía es profesora de Educación Secundaria y mi primo de Educación Infantil. ¿Serían estos cursos útiles para ellos también?

Por supuesto, están destinados a todos los profesionales de la educación que trabajan en cualquiera de las etapas educativas.

  • ¿Y para mi vecino que se va a presentar a las oposiciones al cuerpo de maestros?

En ese caso no solo le ayudarán a adquirir las competencias necesarias, sino que le servirán también para aumentar su puntuación en el baremo de méritos.

Docente en una clase.Pixabay.

La formación continua del profesorado implica la adquisición de habilidades, actitudes y destrezas, que favorecen el desarrollo competencial del alumnado para adaptarse a los avances  tecnológicos y sociales, así como para mantenerse actualizado en relación con  los nuevos descubrimientos que la investigación educativa experimenta. Este se trata por lo tanto de un paso necesario para los docentes en ejercicio o para quienes se encuentran en pleno proceso formativo.

Comentar que la educación está en continua evolución resulta  una obviedad con la que la mayor parte de las  personas están de acuerdo; y es que resulta incuestionable la necesidad de que el profesorado esté formado en los últimos avances que se producen en esta área. Los y las docentes han de tener como firme objetivo lograr el desarrollo competencial del alumnado en la línea de lo establecido por las normas reguladoras de cada una de las etapas educativas. Sin embargo este objetivo no es aislado, sino que se nutre del grado de compromiso con la profesión, con un desempeño eficiente que comulga con la evidente actualización de la función docente.

La actualidad sanitaria ha puesto de manifiesto que los centros educativos y el conjunto del claustro han de realizar una transición y adecuación del tradicional sistema educativo hacia otro de carácter más innovador, abierto y flexible. Este cambio en el paradigma educativo se ha de dirigir hacia el desarrollo de la competencia TIC, de habilidades sociales e incluir estrategias formativas centradas en inteligencia emocional, motivación o inclusión. En definitiva, se trata de atender las necesidades, demandas e intereses emergentes del conjunto del alumnado. Y es que a pesar de que esta reflexión no pueda considerarse novedosa, si resulta llamativo que la unidad discursiva sobre estos elementos no se haya llegado a consolidar completamente.

Los Cursos de Formación Continua del Profesado que ofrece la Universidad Isabel I permiten a las personas dedicadas a la educación alcanzar y/o reforzar sus competencias relacionadas con estas materias.

Se trata de una forma de combinar la experiencia de los y las docentes con la adquisición de conocimientos sobre nuevas técnicas y herramientas que se pueden implementar en el aula. Para las personas que están interesadas en ingresar en el cuerpo docente es una manera de mejorar su formación y de obtener puntos de cara a participar en una oposición.

No se trata solo de mejorar el propio proceso de enseñanza-aprendizaje dentro del aula sino de no quedarse atrás en la capacidad para responder a las exigencias actuales del alumnado.

 

 

Añadir nuevo comentario