Marta Sepúlveda Palomo Coordinadora del Máster en Neurociencia
Vie, 10/09/2021 - 10:30

Los niños, el juego y el arte. Niña jugando con pintura de dedos en una mesa, con la cara manchada.

Los niños desarrollan su creatividad experimentando con los colores desde las primeras etapas de su vida.

Serie: Educación en la era digital (LXXXI)

El juego es una actividad que no solamente se encuentra en los seres humanos sino también en otros animales como, por ejemplo, los delfines. Sin embargo, para el desarrollo social y afectivo de los seres humanos es fundamental. Conforme el niño va desarrollándose, el juego cumple una función en su día a día, siendo un medio de comunicación, de estimulación mental y sensorial, así como de expresión emocional y creativa. Pero ¿sabías que los juegos que todos conocemos como los de construcción de bloques fueron fundamentales para el desarrollo del movimiento artístico de las vanguardias del siglo XX? Una de las tesis fundamentales sobre este tema se recoge en el estudio 'La infancia de las Vanguardias. Sus profesores desde Rousseau a la Bauhaus', de Juan Bordes (2007), aunque dicha hipótesis se ha desarrollado también en exposiciones en la Fundación March y en el Museo Picasso de Málaga, ilustrando esta conexión juguete-artista. Pero, comencemos por el principio.

Friedrich Fröbel, pedagogo alemán, fabricó diversos materiales para el juego en niños de, lo que hoy llamaríamos, Educación Infantil. La idea de Fröbel es que el niño fuera desarrollando sus funciones cognitivas a través del juego añadiendo más dificultad y percepción sensorial a los materiales. La forma geométrica, tanto en el dibujo infantil previo como en los materiales de construcción posteriores, es la norma. A través de lo que él denomina dones y ocupaciones, resuelve ese método de enseñanza revolucionario del siglo XIX. Un pedagogo donde su metodología Kindergarten aúna disciplinas como la música, los ejercicios plásticos o lo agricultura, que fueron fundamentales para los movimientos artísticos posteriores.

Juego de Fröben de maderas y formas básicas

Juego de Fröben.

Estas mismas formas geométricas con colores primarios constituyeron la fundamentación de esos movimientos artísticos de las vanguardias. Los artistas buscaban desprenderse de los prejuicios de la Academia con respecto a la creación artística y la imitación de la naturaleza, y volver a la geometría para a expresarse, tal y como los niños del jardín realizan con sus dibujos y bloques de construcción.

La tesis de Juan Bordes es que la abstracción ya la habían inventado los niños en su expresión más «simple» con su dibujo y juguetes geométricos. Y es que tal y como dice Rousseau en su libro Emilio, 'No se debe aprender a dibujar para ser artista, sino para ser persona' (Bordes, 2007).

Como se comentaba al principio el juego y el dibujo es la actividad con la que el que el niño se desarrolla y se expresa. Los colores primarios como los usados posteriormente en la Bauhaus para el diseño de muebles, materiales o carteles beben de la pedagogía y de la expresión en la infancia. Pero a su vez, esta corriente (Bauhaus) realiza sus propios diseños en los juegos de construcción que han sido fundamentales en la pedagogía.

No tomemos el juego y el dibujo como una cosa menor o mal llamado «cosa de niños».

Figura 2 Obra de arte de Liubov Popova y juego de fichas. Fuente: Elcultural.com

Figura 2 Obra de arte de Liubov Popova y juego de fichas. Fuente: Elcultural.com

Referencias bibliográficas

Bordes, J. (2007). La infancia de las vanguardias. Cátedra.

Camarzana, S. (22 de marzo de 2019). Juan Bordes enseña los juguetes que influyeron a las vanguardias del siglo XX. El Cultural. https://elcultural.com/Juan-Bordes-ensena-los-juguetes-que-influyeron-a-las-vanguardias-del-siglo-XX

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

 

Añadir nuevo comentario