Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Vie, 28/06/2019 - 14:30

psicología clínica

A lo largo de la historia, una de las principales preocupaciones de los médicos y profesionales de la salud ha sido aumentar nuestra calidad de vida y reducir el impacto de la enfermedad. Durante la última mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI esa tarea se ha visto muy recompensada, con enormes avances en diversos campos de la medicina y otras ciencias de la salud como la nutrición y la actividad física.

Sin embargo, muchos males contemporáneos no son sólo físicos, sino también de tipo mental y psicológico. Mientras continuamos luchando contra las enfermedades del cuerpo, nuestro estilo de vida y las características de la sociedad en la que vivimos han hecho que aumente considerablemente el número de personas con desórdenes psicológicos como la ansiedad, los problemas de autoestima, la depresión, el estrés o los trastornos relacionados con la alimentación, por ejemplo.

Para tratar de encontrar solución a este tipo de problemas está la psicología clínica y de la salud. Prepararte académicamente para convertirte en profesional en el campo de la psicología clínica, no sólo te garantiza un futuro laboral prometedor, sino que te convertirá en un actor esencial para cambiar a los demás y mejorar sus vidas.

¿Qué es la psicología clínica?

Podemos dar una definición de psicología clínica como una subdisciplina de la psicología que trata de mejorar la salud mental y, de manera más específica, aborda todos aquellos elementos involucrados en los distintos trastornos mentales para eliminar en lo posible su impacto negativo en la vida diaria del paciente.

La psicología clínica se encarga de diagnosticar, prevenir y realizar intervenciones de tipo terapéutico en aquellas personas que sufren, bien algún tipo de afectación de carácter mental, bien alguna conducta desadaptativa que les produce malestar y sufrimiento. El objetivo de la disciplina es detectar el problema, encontrar las causas y devolver el equilibrio mental a esa persona, para que pueda llevar una vida plena y recupere su salud mental — que es igual de importante que la salud física —.

Las distintas ramas de la psicología clínica y su aceptación social

La disciplina de la psicología clínica puede abordarse académicamente desde distintas perspectivas: la psicoanalítica, la humanista, la cognitivista o la conductista, por citar algunos ejemplos. Con el paso de los años, las que han demostrado una mayor efectividad y una mejor base científica son estas dos últimas.

La convivencia de la psicología en general y la psicología clínica en particular con otras aproximaciones no científicas — cuando no directamente pseudociencias —, además del estigma social que suele acompañar a la salud mental, ha hecho que la psicología tuviera una escasa penetración hasta mediados del siglo XX.

En los últimos años, no obstante, debido al aumento que hemos citado de casos de desórdenes psicológicos, las personas han comprendido mucho mejor que, al igual que se acude a un traumatólogo para una afección ósea, es totalmente normal y recomendable recurrir a un psicólogo clínico para resolver problemas de salud mental.

Áreas de aplicación de la psicología clínica

Las áreas de la psicología clínica y la aplicación de psicoterapia — la principal de sus herramientas — puede ser un buen complemento de un tratamiento farmacológico y el apoyo principal para superar etapas difíciles de la vida (duelos, separaciones, enfermedades crónicas, etc)

Además, los psicólogos clínicos pueden ejercer su trabajo en campos diversos como el deporte, la educación, la integración de personas en riesgo de exclusión social, las situaciones de crisis y emergencia, labores de psicooncología, rehabilitación neuropsicológica, etc.

Como verás, formarse y adquirir el conocimiento y aptitudes para ser un buen psicólogo y obtener una mención en psicología clínica, no sólo es una buena idea para tu futuro, sino para el futuro y el bienestar de quienes te rodean. Si lo deseas, puedes convertirte en alguien muy importante para personas que atraviesan momentos muy duros de su vida y que no saben exactamente, ni qué les ocurre ni cómo solventar sus problemas. Existen pocos trabajos más gratificantes que ese ¿no crees?

Añadir nuevo comentario