Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Vie, 08/11/2019 - 11:29

Un criminologo en la escena del crimen

Gracias a la enorme incidencia en nuestra cultura de productos literarios, cinematográficos y audiovisuales que tratan el asunto, a todo el mundo se le ha pasado por la cabeza alguna vez cómo sería nuestra vida profesional si quisiéramos dedicarnos a las ciencias forenses en criminología. No obstante, el relativo desconocimiento de lo que es la criminología forense en la vida real, qué se estudia en esta disciplina y cuáles son sus salidas profesionales hace que muy pocas personas terminen decantándose finalmente, por estudiar criminología forense. Si tú te lo estás planteando seriamente sigue leyendo.

Pero ¿qué implica estudiar criminología forense, de verdad?

Aunque lo que puedes leer en un libro o ver en una serie puede tener alguna traza de verosimilitud, es conveniente que sepas de qué va la carrera de criminología forense en la vida real, antes de dar el paso de iniciarla.

Algunas fases de tu grado se podrán desarrollar en un laboratorio de criminalística pero, en esencia, un criminólogo/a forense se dedica a comprender los procesos de criminalización y victimización. También las causas y la organización de la criminalidad y la desviación del comportamiento social, así como los procesos de prevención y manejo de la criminalidad y de la victimización. Además, también se encarga de estudiar las respuestas oficiales y no oficiales al crimen, la desviación y el daño social y las representaciones de la criminalidad, los transgresores y las víctimas, así como las agencias y agentes de control.

En las universidades donde estudiar criminología se atienden disciplinas muy transversales y complementarias como derecho, medicina forense, antropología, psicología y sociología, además de otras más específicas para adquirir los conocimientos y competencias necesarias en la criminología forense profesional: criminalística, toxicología, técnicas de investigación criminal o victimología, por citar algunas.

¿Qué salidas profesionales tiene la criminología forense?

Puedes aplicar tus conocimientos en ciencias forenses en criminología en el área penal, tanto del sector público como del sector privado. Estarás especialmente capacitado para evaluar la criminalidad y la victimización y las medidas de prevención de las mismas. Esto te permitirá diseñar y ejecutar programas de intervención y asesorar en las políticas dirigidas a la prevención.

Podrás asumir funciones de responsabilidad y dirección en áreas fundamentales del control de la criminalidad: identificar limitaciones y oportunidades del entorno, asignar recursos y capacidades, organizar la información, coordinar y motivar a equipos, tomar decisiones, planificar y gestionar, alcanzar objetivos y evaluar resultados.

En general, podrás realizar tareas de gestión, dirección, planificación y asesoramiento en cualquier institución pública u organización empresarial privada dedicada a la seguridad, la justicia, la lucha contra el crimen o la prevención y el tratamiento del delito. La posibilidad de decantarte por cinco menciones de especialización distintas te garantiza una orientación eminentemente práctica y empírica de tu perfil profesional, pudiendo sacar rendimiento laboral de tus conocimientos desde el primer día.

Ejercer de perito judicial gracias a la criminología forense

Otra de las posibilidades que te ofrece estudiar criminología forense es la de ejercer como perito en procesos judiciales. En ellos se requiere con mucha frecuencia la opinión profesional de un especialista formado con criterio y conocimientos suficientes para facilitar a los integrantes de los tribunales información y opinión sólida, fundada en sus estudios superiores, en aquellos litigios sobre los que tienen que dictar una sentencia.

Este campo de especialización puede resultar muy lucrativo e interesante, para tu propio desarrollo profesional. No solamente te reportará beneficios económicos, sino relevancia y reconocimiento dentro de tu sector y también dentro del ámbito de la administración y aplicación de justicia. En cualquier caso, te permitirá compatibilizar la labor profesional privada con la asesoría pública.

Añadir nuevo comentario