Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Jue, 24/09/2020 - 00:00

papel rasgado rojo y en el fondo se lee online marketing

¿Quieres promocionar tus productos o servicios en internet y no sabes por donde empezar? ¿Qué te interesa atraer clientes, fidelizarlos, aumentar tu reputación de empresa? La presencia de las empresas en internet exige hoy en día una dedicación continuada, así como recursos económicos que renueven los contenidos del sitio web, registren su tráfico, y mejoren el diseño, el posicionamiento y la usabilidad de la empresa.  Todo eso se consigue a través de una Campaña de Marketing Online.

El marketing digital tiene las herramientas para captar visitas cualificadas a la web de la empresa y que éstas se conviertan en clientes. Lo consigue gracias a recursos como la publicidad en línea, el marketing por correo electrónico, las campañas en redes sociales…  todo se reduce a conseguir un gran volumen de tráfico hacia la página de nuestra empresa para que los clientes conozcan nuestros productos y servicios y se movimiento se materialice en ventas. Y así, tendremos que distinguir entre:

  1. Medios propios: la Web o la App.
  2. Medios ganados: clientes que provienen de redes sociales.
  3. Medios pagados: campañas SEM o de banners.

Principales estrategias de marketing digital

Existen dos tipos principales de estrategias para conseguir la eficacia en una campaña de marketing digital:

  1. Estrategias Inboud Marketing: que son gratuitos y requieren de la dedicación continuada para refrescar contenidos de calidad, con publicaciones, videos, e-books, la activación de las redes sociales, el marketing viral, el posicionamiento natural, su optimización SEO…
  2. Estrategias Outbound Marketing: que se ajustan a un presupuesto y hacen uso de la publicidad mientras se navega por la Web o se consultan contenidos. Se llama también marketing de interrupción y se percibe por el usuario como intrusiva. Algunos ejemplos son las campañas de anuncios en redes sociales, el spot en el contenido de un vídeo…

La campaña de marketing tiene una estructura

Toda campaña de marketing digital debe seguir una serie de pasos para obtener los resultados deseados. Las principales fases son las siguientes:

  1. Identificar el publico potencial o target, a partir del análisis de una buyer persona. Para eso, segmentaremos por grupos las razones por las que el público visita nuestra web (clientes, socios, accionistas, partners, líderes de opinión, medios de comunicación…). Estableceremos una jerarquía de prioridades y crearemos un valor de cada entrada a la web, y si estas entradas responden a nuestras expectativas. Es decir, si se materializan en ventas, difusión de contenidos, etcétera.
  2. Definir los objetivos para cada uno de los perfiles de clientes. Es fundamental tener claro qué objetivos queremos cumplir tanto en los clientes actuales como en los clientes potenciales. Con los primeros buscaremos, por ejemplo, aumenta la frecuencia de compra, su fidelización… Y con los nuevos clientes pensaremos en convertir las visitas en clientes, aumentar el branding de la marca, demostrar el producto, ampliar el ámbito geográfico…
  3. Decidir qué tácticas usaremos para conseguir nuestra estrategia digital. Si el objetivo del sitio web es atraer tráfico de calidad a la página, una campaña de publicidad exitosa tendrá en cuenta el posicionamiento natural en buscadores (SEO), los enlaces de pago, la publicidad online y offline (la que se hace con banners y por medios no digitales). También es importante tener en cuenta elementos como el diseño de la web, si es un e-commerce conocer si se satisface las expectativas de nuestra tienda al cliente, si ofrecemos servicio de atención al cliente o postventa, si buscamos que nos llamen por teléfono, si la búsqueda del producto ha resultado negativa, si tenemos puntos de venta donde los usuarios puedan adquirir nuestros productos…
  4. Es posible que nuestro objetivo sea la fidelización del cliente. En este caso, debemos usar el mail marketing o correo electrónico permitido para personalizar, en la medida de lo posible el mensaje que se envía al cliente, para conseguir que esté satisfecho y vuelva a comprar. Un cliente contento nos ayudará a aumentar las estrategias de recomendación social a través de las redes sociales, donde los usuarios más expertos pueden actuar como líderes de opinión.
  5.  Definir los recursos económicos y humanos, así como los plazos para conseguirlo. La Web 2.0, al ser interactiva, exige un mayor esfuerzo para alcanzar nuestros objetivos. Calcular el Retorno Sobre la Inversión (ROI) nos permite calcular si la inversión realizada está en sintonía con los resultados obtenidos.
  6. Medir el éxito o rendimiento de nuestra campaña: ventas, conversiones, leads… estos datos se obtendrán de la relación entre el número de visitantes y los que finalmente compran, es decir, la tasa de conversión.

Existen numerosos programas que traducen los datos a estadísticas que nos ayudarán a corregir la campaña de marketing en caso de que no obtengamos los resultados deseados. Las mejores campañas publicitarias online serán aquellas que obtengan un alto volumen de visitas a nuestra página que se conviertan en ventas.

 

Añadir nuevo comentario