Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Lun, 07/10/2019 - 18:13

estudair psicologia

No hay experiencia más apasionante en la vida que el proceso vital en sí mismo. Y lo es porque, en gran medida, se desarrolla a través de la interacción entre semejantes. Y también en nuestro interior, al enfrentarnos a distintas fases, experiencias, sensaciones, retos y dilemas. Por este motivo estudiar la conducta humana es una de las disciplinas científicas más interesantes y dignas de estudio. Una de las mejores maneras de entender los tipos de conducta del ser humano es a través de la psicología.

Comprender el significado de la conducta humana a través de la psicología

¿Por qué nos comportamos como lo hacemos? ¿Por qué dos personas se enfrentan al mismo problema de manera diferente? ¿Cómo nos enfrentamos a nuestros miedos e inseguridades? ¿Por qué existen ciertos puntos en común en nuestra conducta, aunque pertenezcamos a entornos sociales y culturales diferentes? ¿Es cierto que la cultura moldea la conducta humana? No son pocas preguntas, y todas ellas son importantes.

Y lo son porque nos ayudan a comprendernos como individuos y como colectivo. Y también permiten que nuestra mente, nuestros comportamientos y la manera en la que enfrentamos la vida sea lo más sana posible. Este es el trabajo de un psicólogo: entender, analizar y proponer un determinado ajuste ante situaciones que producen malestar psicológico y emocional.

La psicología se aproxima de manera científica a nuestra mente y nos dota de las herramientas necesarias para que esta permanezca el máximo tiempo posible en un estado de sano equilibrio, para conocernos mejor a nosotros mismos y poder reaccionar adecuada y proporcionalmente ante las diversas situaciones que nos encontramos a lo largo de nuestra vida y que suponen siempre un desafío.

La psicología no sólo estudia teoría de la conducta humana

Aunque es una de las ramas de conocimiento que se abordan, la psicología también mira fuera de los límites de la teoría de la conducta. Desde aspectos vinculados con la sociología, como la psicología social, a otros más relacionados con la medicina, como la psicopatología, la fisiología o la neuropsicología. Pasando por otras disciplinas y áreas del conocimiento, vinculadas con la matemática, la estadística, el diseño y realización de estudios o las dinámicas de grupo.

Qué se necesita, para estudiar un grado en psicología

Puedes acceder a un grado en psicología si has cursado estudios de Bachillerato, COU, Selectividad o PAU. También puedes hacerlo si eres Técnico Superior de Formación Profesional, Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño o Técnico Deportivo Superior. El acceso es igualmente válido si posees títulos, diplomas o estudios declarados equivalentes u homologados a los títulos anteriores. Si tienes más de 25 años y superas una prueba de acceso, o bien si tienes más de 40 años y acreditas experiencia laboral o profesional relacionada con la enseñanza también podrás estudiar el grado. Por supuesto también puedes hacerlo si eres diplomado universitario, arquitecto técnico, ingeniero técnico, licenciado, arquitecto o ingeniero, según la anterior ordenación de las enseñanzas universitarias.

Además de los requisitos académicos para acceder al grado en psicología también debes poseer una serie de cualidades personales más intangibles: curiosidad, empatía, capacidad de escucha, vocación de servicio, pasión, espíritu positivo y capacidad para enfrentar y resolver problemas. No se trata únicamente de comprender las conductas propias del ser humano. También de disponer de las herramientas necesarias para ayudar a una persona, igual que nosotros y totalmente diferente al mismo tiempo, a entenderse a sí misma.

Un centro apropiado, con opciones de especialización

Estudiar el grado en psicología a distancia en una universidad con altísimos estándares de calidad es garantía de obtener la preparación teórica y práctica necesaria para ser un profesional de élite. En la Universidad Isabel I ofrecemos todo eso y más. Y, por si fuera poco, también podrás especializarte en Psicología Clínica, Psicología Criminal o Psicología Educativa y/o Laboral, para que tu perfil profesional sea más completo y tus opciones laborales sean aún mayores.

Añadir nuevo comentario