Andrés Seoane Fuente Departamento de Comunicación
Vie, 04/08/2017 - 11:37

Sandra Chiarucci Largo, directora de EIPE, centro asociado a la Universidad Isabel I, nos detalla en este entrevista las principales característica de la formación online, flexible y adaptada a las necesidades de los alumnos que ofrece, la situación actual del modelo educativo y su transformación digital, y las venajas que supone mantener una colaboración activa entre dos instituciones académicas del siglo XXI, actualizadas a las demandas de los estudiantes y del mercado laboral, y conscientes de la importancia de la innovación y creatividad como conceptos clave para un aprendizaje de calidad y profesionalizante.

¿Cómo surgió vuestro proyecto educativo? Suponemos que vino a cubrir unas necesidades o demandas de formación que identificásteis en vuestra zona de influencia.

EIPE nació con la ambición de diseñar una formación flexible y adaptada al mundo actual, que dé la oportunidad a los profesionales que quieran buscar o mejorar su empleabilidad a través de la formación. Por ello, durante el proceso de creación de nuestros programas, fue crítico el estudio del tejido empresarial y sus necesidades.

Un segundo objetivo, no menos importante, tiene que ver con el acceso a una formación de calidad sin barreras económicas. Para ello, la Fundación Flades nos da su apoyo, fomentando la cooperación en materia de educación, ciencia, cultura, comunicación e información, que reviste un valor estratégico en un momento en que las sociedades de todo el mundo se enfrentan a presiones de cambio cada vez mayores.

El equipo que me acompaña en este proyecto es de profesionales multidisciplinares con un alto nivel de experiencia, tanto académica como de gestión, y con una extraordinaria orientación al alumno.

¿Qué valor añadido diferencia la actividad de vuestro centro? ¿Qué caracteriza a vuestra oferta formativa y a su metodología de trabajo?

En EIPE trabajamos para democratizar la formación y que cualquier persona que quiera estudiar sea capaz de hacerlo. Nuestros alumnos pueden formarse en un máster profesional universitario de alta calidad, estén donde estén y a la hora que quieran, sin la presión de cumplir un horario.

El alumno dispone un material diseñado exclusivamente para una formación online, completo, actualizado y de alto nivel. Nuestra metodología se basa un gran porcentaje de aplicación práctica a través de la resolución de casos ad-hoc reales del mundo empresarial, un aprendizaje colaborativo a través de foros y la posibilidad de realizar prácticas en empresas para afianzar los conocimientos adquiridos.

Desde vuestra creación a la actualidad, ¿qué cambios más destacados apreciáis en el modelo de formación actual y en el perfil de los estudiantes?

El modelo educativo emergente está propiciado, entre otros factores, por el uso de la web 2.0, en la que el claustro académico actúa más como mediador entre la información y los alumnos. El profesor y los libros no son los únicos poseedores de información, ya que ahora hay que añadir Internet, y los propios alumnos como creadores y gestores de su propio aprendizaje y conocimiento. Son ellos mismos los que buscan, seleccionan, interpretan, sintetizan y procesan la gran cantidad de información recibida y, gracias a las redes de cooperación entre los alumnos, se desarrolla un tipo de conocimiento no solo individual sino también colectivo.

Nosotros a este cambio, le sumamos el carácter crítico del docente como factor fundamental, para acelerar la curva de aprendizaje y aportar experiencia práctica.


«Con la cooperación de la universidad podemos contar con un aval de prestigio que refuerce desde el entorno universitario los valores de la Business School»


¿Qué ha motivado vuestra esta apuesta por establecer un acuerdo con una Universidad Online? Al hilo de vuestra experiencia, indicadnos los aspectos más relevantes de la formación online y hacia dónde creéis que deber orientarse.

Para nosotros es vital que nuestro partner entienda la modalidad de formación online de la misma manera que nosotros: que esté centrada en el alumno. La Universidad Isabel I comprende las particularidades del diseño y gestión de esta modalidad, la importancia de adaptarnos a las necesidades de los alumnos, siempre orientándonos a impulsar la empleabilidad.  Todo esto son puntos en común, haciendo que nuestra estrategia esté perfectamente alineada.

Dentro de los aspectos más relevantes de la formación online resaltamos:

  • Flexibilidad horaria: Compaginar trabajo, familia y estudios no siempre es fácil. Si añadimos horarios rígidos y asistencia obligatoria, puede volverse una misión imposible. La formación online permite estudiar cuando uno quiera, lo que permite ser dueño de tu tiempo, marcar tu propio ritmo de aprendizaje, repartir las horas según las circunstancias, y compaginar tus estudios con tu vida laboral y personal.
  • Facilidad de acceso sin desplazamientos: La formación online permite acceder a una enseñanza desde cualquier ubicación. Es más, esta modalidad supone un ahorro importante de tiempo y dinero en desplazamientos. Tienes disponible el material docente en la red, al que puedes acceder desde cualquier parte del mundo. Y el profesor siempre está a un clic de distancia.
  • Amplia oferta de estudios: Este tipo de enseñanza llega a todos los niveles, temas y bolsillos. El éxito de la formación online ha provocado que los centros educativos amplíen su oferta e impartan cursos que cada vez abarcan un mayor número de disciplinas tradicionalmente presenciales. Ello facilita al alumno la posibilidad de escoger estudios en función de sus conocimientos previos y objetivos profesionales.
  • Formación personalizada: No todos los alumnos comparten las mismas inquietudes ni tienen las mismas necesidades. Mediante la formación y online, el alumno puede enfocarse más en su propia educación, ya sea eligiendo contenidos o comunicándose de inmediato con su profesor. Es un tipo de formación a la carta. El profesor puede realizar un seguimiento personal, conocer en cada momento los temas que han estudiado cada alumno, sus ejercicios y exámenes, cada uno a su ritmo. Asimismo, la formación online permite una actualización constante e inmediata de los contenidos, algo que la formación presencial no puede ofrecer de la misma forma.
  • Variedad de recursos: La posibilidad de integrar contenidos de diferentes soportes, enriquece los programas formativos y ofrece muchísimas posibilidades adicionales a la formación tradicional. Al emplear textos, imágenes y sonido, la información llega al cerebro por diferentes vías, y esto ayuda a asimilar el conocimiento en profundidad. Introduce al usuario en las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Internet no es un fin, sino una herramienta muy útil en el mundo profesional. Para los alumnos que aún no se hayan familiarizado con las nuevas tecnologías, la enseñanza online representa una oportunidad de aprender a manejarse con soltura en foros, chats especializados, videoconferencias, etc...

¿Es una preparación más orientada y adaptada a las necesidades del mercado laboral actual que el modelo tradicional?

En EIPE estamos en constante estudio del contexto socioeconómico y empresarial, con el fin de que nuestra formación dé respuesta a las necesidades del mercado laboral. La modalidad online y nuestra plataforma permiten la actualización en tiempo real del material didáctico. Nuestros docentes son profesionales en ejercicio de la actividad que imparten, con un alto nivel académico, lo que permite al alumno estar al día en todo momento.

 

¿Cómo ha transformado la tecnología al alumno, a la educación y a la inserción laboral? ¿Qué nuevos modelos de formación se construirán a partir de la digitalización?

La tecnología permite al alumno potenciar diferentes tipos de inteligencia y aprendizaje. Cada vez, los alumnos están más acostumbrados a interactuar con la información digital, por lo que aprenden en un medio completamente familiar, sin limitación de tiempo, horario y desde cualquier parte del mundo con conexión a internet. Esto supone una revolución del aprendizaje y que desaparecen múltiples barreras, lo que permite dotar a esta modalidad de un nivel de democratización importante.

Destacad los aspectos positivos del acuerdo de colaboración con la UI1.

Para nosotros es fundamental contar con una universidad con un estilo educativo alineado con EIPE, donde la innovación y la creatividad nos lleva a estar constantemente observando el rendimiento de los alumnos, haciendo seguimiento y orientando su aprendizaje.

Este acuerdo permite poner a disposición de los alumnos programas de master profesionales de alto nivel académico y ágil adaptación a los cambios del contexto socioeconómico y laboral. Con la cooperación de la universidad podemos contar con un aval de prestigio que refuerce desde el entorno universitario los valores de la Business School.

¿Qué aspectos resaltáis de vuestra oferta académica orientada hacia el ámbito empresarial, digital y económico? ¿Qué competencias y destrezas va a adquirir vuestro alumnado? ¿A qué retos se enfrenta? ¿Es una de los ámbitos que presenta más oportunidades laborales?

Nuestra oferta formativa combina la cualificación de profesionales de alto nivel directivo con másteres de gestión con un alto grado de transversalidad en el ámbito empresarial, como dirección estratégica empresarial o dirección de recursos humanos o financiera, con otras áreas más técnicas y con un elevado potencial de desarrollo y empleo.

El reto fundamental es convertir el paso de los alumnos por nuestros programas de máster, en una experiencia de crecimiento profesional y personal.

Damos especial importancia al desarrollo de competencias que el mercado laboral y la sociedad demandan, como la comunicación eficaz o la capacidad de resolución de conflictos.

 

Añadir nuevo comentario