Cayetano Medina Molina Profesor del Grado en ADE de la Universidad Isabel I
Mié, 26/06/2019 - 13:26

Distribucion productos alimenticios

En ocasiones nos encontramos que la publicación de determinados informes nos sirve para aproximarnos a la realidad de algunos elementos que pueden no ser el objetivo central de los mismos. Es el caso de la reciente publicación del “Informe del consumo alimentario en España 2018” por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. De este modo, si bien el informe se elabora con el objeto de disponer de una “información completa sobre el consumo de alimentación y bebidas de los residentes en España durante el año 2018”, nos muestra una radiografía a los establecimientos preferidos para realizar sus compras de productos de alimentación.

En este sentido, se puede observar la distribución de las compras que realizan los hogares españoles por canal, ocupando el primer lugar el supermercado-autoservicio (47.2%), seguido por la tienda tradicional (17.7%), hipermercado (13.3%), tienda de descuento (12.9%), resto de canales (8.9%) e Internet (1.2%). Pero diferentes resultan los resultados si lo que se analiza es la evolución anual del canal, presentando la mayor tasa de crecimiento Internet (21.3%), supermercado-autoservicio (3.9%), resto de canales (3.2%) e hipermercados (0.3%), resultando llamativa la pérdida sufrida por la tienda tradicional que ve reducida su participación en un 4.5%. 

Importancia de los canales de compra (% volumen) según los tipos de alimentación (total alimentación, alimentación fresca, resto alimentación)
  Total alimentación Alimentación fresca Resto alimentación
E-commerce 1,3 0,6 1,8
Otros canales 9,6 13,8 6,8
Tienda tradicional 13,8 30,8 2,5
Tienda descuento 15,9 11,1 19,1
Super+autos 48,1 36,7 55,5
Hipermercado 12,7 7,6 16

Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2019).

Si el análisis se realiza en base al tipo de alimentación adquirida, resulta llamativa la relevancia que en el caso de la alimentación fresca representan tanto los “otros canales” (13.8%) como la tienda tradicional (30.8%), así como la que presentan los supermercados y autoservicios en el resto de alimentación
Evolución de los canales de compra según los tipos de alimentación (total alimentación, alimentación fresca, resto alimentación)
  Total alimentación Alimentación fresca Resto alimentación
E-commerce 13,6 26,7 11,3
Otros canales 0,9 -2,1 5,1
Tienda tradicional -5,4 -5,4 -4,8
Tienda descuento 0,4 2,8 -0,5
Super+autos 1,4 2,6 1
Hipermercado -2 -5,9 0,6

Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2019).

Para poder analizar dichas tendencias, debemos tener presente cómo, de acuerdo con el informe, la tienda tradicional sufre notables bajadas respecto del año anterior, tanto en el total de la alimentación (-5.4%), como en la alimentación fresca (-5.4%) y el resto de alimentación (-4.8%). Por su parte, el e-commerce copa las mayores subidas con un 13.6% para el total de la alimentación, 26.7% en alimentación fresca y 11.3% en el resto de alimentación. En el caso de los supermercados y autoservicios, es el crecimiento en la alimentación fresca el que logra una sostener una variación global positiva respecto del año anterior.

Dicha foto fija del último año, y su referencia al anterior, se puede completar con un análisis de la evolución en los últimos diez años.

Si el foco lo dirigimos a la tendencia de crecimiento anual en volumen desde 2008 hasta 2018, vemos cómo nos encontramos con formatos que acumulan tasas anuales decrecientes todos los años (hipermercado y tienda tradicional), formatos cuyas tasas positivas superan a las negativas (supermercado y tiendas de descuento), para aparecer Internet como el único canal con elevadas tasas de crecimiento en todos los años objeto de análisis. Cuando el análisis se realiza en base al valor, vemos como el hipermercado logra soportar en determinados años las citadas tasas negativas experimentadas cuando se mide el volumen de ventas. En el caso del supermercado, tienda de descuento e Internet, se mantienen las tendencias indicadas.

Si el análisis de los últimos diez años lo centramos en los diferentes tipos de alimentación, en el caso de la alimentación fresca corresponde a supermercado más autoservicios, tienda de descuento e internet los mayores crecimientos en volumen (millones de kg/l) y en valor (millones de euros). Por el contrario, en el resto de alimentación si bien supermercado más autoservicios mantiene su posición junto con Internet, las tiendas de descuento han presentado algunas tasas negativas en volumen que se han visto compensadas con incrementos en el precio ya que presentan tasas positivas en valor.

¿Qué conclusiones podemos extraer de este breve análisis?

En primer lugar, la preeminencia de los supermercados más autoservicios en la venta de productos de alimentación, copando un 48.1% del total, un 36.7% de la alimentación fresca y un 55.5% del resto de alimentación. No nos debe llamar la atención estas cifras ya que los grandes grupos de distribución están focalizándose en el desarrollo de este tipo de formato.

En segundo lugar, la resistencia de la tienda tradicional en la alimentación fresca, manteniendo un 30.8% del volumen total, para casi desaparecer en el resto de alimentación (2.5%). De este modo, ha superado al hipermercado, en volumen aunque no en valor, y se aproxima a “otros canales”.

En tercer lugar, la fuerza de la tienda de descuento para el resto de alimentación donde alcanza un 19.1% del valor. Tendencia fruto de su estrategia de precios ya que, si bien mantiene prácticamente inalterado el volumen, apoya su tendencia en la evolución del valor.

En cuarto lugar, ¿qué análisis podemos realizar respecto a la distribución a través de Internet? Depende de cómo queramos ver el vaso. Si lo queremos ver medio vacío, se puede hablar de unas bajas tasas de participación con un 1.3 en el total de alimentación, 0.6% para la alimentación fresca y 1.8% en el resto de alimentación. Si lo queremos ver medio lleno, podemos afirmar que se aproxima ya a la tienda tradicional para el resto de alimentación y es el canal que presenta unas mayores tasas de crecimiento anual en todas las categorías y dimensiones analizadas.

 

Referencias.

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2019). Informe del consumo alimentario en España 2018. Madrid.

Entrada publicada el 26/06/2019

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398

Añadir nuevo comentario