Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas Universidad Isabel I
Lun, 29/11/2021 - 10:00

Empresario, consultor de distintas variables

El graduado en ADE está formado en numerosas materias empresariales.

Los graduados en ADE cuando abren la puerta del mercado laboral deben tener un perfil configurado con habilidades específicas para una rápida y exitosa adaptación al puesto de trabajo. Moldear las ya existentes y adquirir otras nuevas pasa por completar con éxito el Grado en  ADE. Este conforma de aptitudes a los recién graduados mediante una formación integral. Te explicamos en este decálogo qué es lo que buscan las empresas en los candidatos más competitivos en el mercado laboral.

  1. Pensamiento crítico. En las ofertas de trabajo para un graduado en ADE una de las habilidades que tiene una gran cuota de protagonismo es el pensamiento crítico. Esto es porque el candidato debe tener la capacidad de organizar y ordenar conceptos, ideas y conocimientos de manera que pueda llegar a la postura y resolución más objetivas ante un determinado tema o situación.
  2. Liderazgo. En la búsqueda de trabajo para un recién graduado en ADE las empresas valoran que el aspirante tenga capacidad de liderazgo. Influir, motivar, organizar y llevar a cabo acciones para lograr sus fines y objetivos que involucren a personas y grupos es una competencia muy demandada.
  3. Creatividad. Presentar una actitud creativa es un plus, pero en el caso de los graduados en Administración y Dirección de Empresas adquiere todavía más importancia y es que el hábitat empresarial requiere de profesionales creativos para dar soluciones y respuestas a las situaciones que se plantean.  
  4. Capacidad de aprendizaje. Las competencias adquiridas en ADE son capitales para el éxito profesional, pero no hay que olvidar que en el mundo laboral, el aprendizaje es una constante que se repite en todos los ámbitos. Tener esa capacidad e inquietud por aprender y mejorar es una seña de identidad que cualquier empresa desea ver en sus empleados.
  5. Trabajo en equipo. Desterrar el ‘yo’ para instaurar el ‘nosotros’ es la vía más directa para el éxito. Cualquier trabajo para un graduado en ADE precisa de tener interiorizado el trabajo en equipo.
  6. Persuasión y negociación. Negociar y persuadir son dos verbos que se conjugan mucho en el ámbito empresarial y dentro de las competencias en ADE también juegan un papel relevante en ese grupo de habilidades que buscan los empleadores.  
  7. Responsabilidad. Esta habilidad es de vital importancia en el ámbito laboral. Sin ella, afrontar una búsqueda de empleo es una misión imposible. 
  8. Empatía. Elimina barreras culturales para centrarse solo en el profesional y agiliza los procesos de trabajo.
  9. Capacidad de análisis. Es muy importante saber analizar y comprender la información que se recibe diariamente para emitir opiniones y sugerencias que ayuden a la empresa a tomar las decisiones correctas.
  10. Adaptación. La capacidad de adaptación permite que la persona crezca profesionalmente. En un contexto tan cambiante como el actual, saber adaptarse de forma rápida y eficaz es un valor añadido en todo perfil profesional.

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.