Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Lun, 22/11/2021 - 09:56

Árbol con una luz saliendo de un libro de historia. Alegoría de la Historia

La importancia de estudiar Historia.

Según John Lewis Gaddis, profesor de la Universidad de Yale,

Los historiadores hacemos legible el pasado, pero al hacerlo lo encerramos en una cárcel de la que no es posible fugarse ni ser rescatado.

La reflexión de este historiador norteamericano hace referencia a cómo los profesionales dedicados al estudio de la Historia tienen la capacidad, y por consiguiente, la responsabilidad de establecer los mecanismos adecuados para hacer comprensible el pasado (también el presente), y desentrañar -con limitaciones- sus diferentes claves. Una atribución y una responsabilidad tan enorme como compleja, que lleva a que estudiar historia sea, en muchos casos, un reto y en tantos otros, un punto de inflexión para muchas personas. No solo porque esta disciplina contribuye a abrir nuevos horizontes de conocimiento, sino porque permite identificar los diferentes elementos que componen nuestra realidad social, política y económica.

Aunque existen muchos motivos por los que estudiar esta ciencia humana, desde la Universidad Isabel I hemos elaborado el siguiente listado de razones que, a nuestro juicio, invita a matricularse en el Grado en Historia, Geografía e Historia del Arte de nuestra institución educativa.

Top 10 razones para estudiar historia

  1. Entender mejor el mundo. Una de las claves para entender el porqué se estudia la historia es la siguiente: esta disciplina permite comprender la realidad actual, entender la sociedad, sus cambios y progresos, o conocer los avances y retrocesos políticos, tecnológicos o culturales. Un conocimiento que solo se adquiere si se profundiza en los diferentes procesos históricos que vertebran el pasado, que son el marco contextual necesario para entender las diferentes aristas de nuestra realidad. 
  2. El historiador crea conocimiento. Muchos se preguntan para qué sirve la historia y por qué es importante. Aunque es un tópico, una de las ventajas de conocer la historia es su potencialidad como elemento reflexivo; esto es, que sirve para tener presentes estrategias y mecanismos aplicados con anterioridad para, por ejemplo, superar una crisis y , de este modo, evitar errores y afrontar obstáculos de experiencias pretéritas. Si bien, no hemos de caer en la trampa: la Historia es el estudio del pasado y no de una disciplina prospectiva.
  3. Salidas profesionales. El egresado en Historia, Geografía e Historia del Arte se sumergirá en el campo (y mercado) profesionales que es amplio y variado. La principal salida de este título no es exclusivamente la docencia, sino también la investigación, la museística, la archivística, la documentación, la asesoría histórica, la gestión del patrimonio y del territorio y un largo etcétera.
  4. Una pasión hecha grado. Además de que el grado es el punto de inicio para una carrera profesional apasionante, también es una oportunidad para que muchas personas puedan hacer de su vocación su profesión. De este modo, esta titulación también se convierte en destino de profesionales que tienen encauzada su carrera pero que buscan ampliar horizontes de conocimiento y mejorar su proyección laboral. También para personas que ya no están laboralmente activas y otras con tiempo disponible para estudiar lo que siempre les ha apasionado.
  5. Responsabilidad ciudadana y formación en valores sociales. Conocer qué ha sucedido con anterioridad permite adquirir una conciencia social de acuerdo con una ética cívica, que facilita una convivencia responsable en sociedad.
  6. Potencia el pensamiento crítico. Conocer los entresijos de la historia nos aporta un cajón de sastre de conocimiento que otorga las herramientas necesarias para desarrollar un pensamiento crítico. Más capacidad para analizar y evaluar la información existente.
  7. Ciencia multidisciplinar. Dentro de las 10 razones para estudiar historia en la Universidad Isabel I también destaca el hecho de que esta titulación, articulada en torno a 3 pilares (Historia, Geografía e Historia del Arte) guarda especial relación con multitud de campos del conocimiento como ciencias políticas, economía o sociología, por lo que si se combinan  se obtendrá un perfil profesional muy atractivo para el mercado laboral.
  8. Turismo y patrimonio cultural. España es uno de los países con uno de los patrimonios histórico-artísticos más potentes del mundo, por lo que estudiar historia y enfocarlo al turismo abre muchas posibilidades. No hay que olvidar que España es el tercer país con más enclaves catalogados Patrimonio de la Humanidad.
  9. La historia en construcción y a debate. Estudiar el pasado desde la Prehistoria a la actualidad es todo un reto, que se ve acrecentado diariamente al calor de los cambios sociales, políticos y económicos. Por tanto, la historia es una ciencia en constante cambio y construcción.   
  10. Redescubrir la historia. Otra de las razones para estudiar historia es que  contribuye a la apertura de miras, a cuestionar paradigmas, a fijar los conceptos más relevantes del conocimiento de acuerdo a un determinado enfoque. No es lo mismo ‘viajar’ al pasado fijando nuestra atención en el deporte que hacerlo desde una perspectiva de género. Por tanto, aún quedan muchas cosas por descubrir. 

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.