Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Mié, 22/09/2021 - 12:30

Reunión del Director de Recursos Humanos con su equipo de trabajo.

Reunión del Director de Recursos Humanos con su equipo de trabajo.

Dice el refrán que ‘se gana más con miel que con hiel’ y en el caso del director de RRHH, que trabaja gestionando personas, debe desarrollar ciertas habilidades en recursos humanos y conocimientos profesionales que permiten optimizar el talento de las plantillas de la empresa en la que trabajan para convertirlo en un valor diferencial respecto a la competencia. 


Entonces, ¿Qué habilidades debe tener un director en recursos humanos?

Algunas de las habilidades para dirigir el departamento de recursos humanos se orientan a la gestión correcta del bienestar de los trabajadores, la productividad o la experiencia de los colaboradores, que requieren desarrollar un exigente programa que optimice las competencias y habilidades de cada sección de la empresa. Es decir, es importante que tenga capacidades para resolver conflictos y negociar, ofrecer alternativas o incluso decir ‘no’. Todas estas habilidades se adquieren en un Máster de Recursos Humanos.

Los profesionales de recursos humanos precisan estar dotados de una serie de habilidades, aptitudes y capacidades que le permitan desarrollar su trabajo de manera eficiente. Ser un buen negociador implica entender a la otra persona, saber ceder o encontrar la mejor solución para ambas partes. Sus funciones se orientan hacia actividades técnicas (como el manejo de programas de nóminas, conocimientos de derecho laboral, etcétera) como las sociales (empatía, comunicación, liderazgo). Las habilidades de recursos humanos se dividen en dos grandes grupos: las soft skills o habilidades blandas de recursos humanos y las hard skills, o habilidades técnicas.


Habilidades blandas en recursos humanos y habilidades técnicas

Las soft skills se definen como las habilidades blandas en recursos humanos, que están relacionadas con la inteligencia emocional y la personalidad del director de recursos humanos, que permiten que el trabajador tenga la capacidad para adaptarse a las necesidades del entorno laboral, la cultura de la empresa o las dinámicas del resto de los empleados. El director de recursos humanos tendrá la ‘mano izquierda’ para poder resolver conflictos, tener una escucha activa, proactividad o capacidad de trabajo en equipo.

Las hard skills son habilidades técnicas que adquiere el director de recursos humanos durante su formación y que le permiten desarrollar su actividad de manera profesional. Un ejemplo de las habilidades para recursos humanos está relacionado con los softwares de gestión, las plantillas de Excel, el conocimiento de las leyes laborales, etcétera.


Las 8 habilidades necesarias para trabajar en recursos humanos

Hay diferentes perfiles profesionales de recursos humanos dentro del departamento en función de las habilidades de una persona de recursos humanos y en función del puesto de trabajo que desempeña. Estas habilidades del departamento de recursos humanos son:


1. Escucha activa o empatía. Se prestará atención al mensaje que se recibe, tanto en la comunicación verbal como en la no verbal, para entender e interpretar tanto a empleados como a la directiva de la empresa, con el fin de conocer todos los matices de sus mensajes. La información de valor que se recoge a través de la escucha activa potencia la confianza y el compromiso con los equipos y genera un buen clima laboral. El correo electrónico, las reuniones periódicas, las apps especializadas para comunicarse con los equipos son algunas de las herramientas útiles para completar las habilidades que debe tener un director de recursos humanos.


2. Capacidad de aprendizaje y adaptación. En un entorno laboral en que hemos ido escorándonos hacia relaciones laborales menos estables y trabajos más complejos y menos especializados, es necesario aprender y adaptarse a las nuevas situaciones, y el ámbito de los recursos humanos no es ajeno a dicha situación. De hecho, el responsable del área ha de saber adaptarse en su departamento de la misma manera en que su organización lo hace al entorno. Las nuevas tecnologías facilitan esta tarea, al utilizarlas con programas que requieren de un aprendizaje tecnológico. Y lo mismo ocurre con nuevas leyes o decretos que surjan en el plano laboral.


3. Destreza de negociación. La gestión de personas requiere la capacidad para resolver conflictos y negociar. La clave está en entender a la persona que tenemos enfrente, saber ceder y, sobre todo, encontrar la mejor solución para ambas partes. En el día a día hay que negociar desde subidas de salario a días de vacaciones o renovaciones de contrato, por lo que la destreza en la negociación de cada caso personal requiere de unas habilidades que se pueden adquirir.


4. Capacidad de organización. Para conseguir obtener los resultados deseados debemos ser capaces de traducir las metas en acciones, con una estrategia global que requiere una buena organización y capacidad de análisis para conseguir llegar a los objetivos marcados.


5. La gestión de equipos y talento. Tiene cada vez más peso en la estrategia global de la empresa porque necesita desarrollar habilidades de recursos humanos vinculadas a la comunicación y la coordinación de las personas. Una buena gestión de los equipos reducirá al mínimo los conflictos, aumentará la confianza de los trabajadores y mejorará el ambiente en general de la empresa. Un buen profesional tendrá la capacidad para identificar, reconocer, gestionar, desarrollar y potenciar el talento de la empresa a través de las habilidades de recursos humanos.


6. El conocimiento de nuevas tecnologías. Entre las hard skills más relevantes que debe tener el equipo de recursos humanos de una empresa están aquellas que permiten optimizar el tiempo digitalizar el departamento porque el uso de herramientas colaborativas como ATS (Applicant Tracking System), CRM (Customer Relationship Management), NPS (Net Promoter Score) que requieren de habilidades y conocimientos de recursos humanos para su aplicación.


7. El employer branding. La reputación de la marca es uno de los pilares de una empresa. Una mala imagen puede suponer un mayor coste en la contratación de una persona, con un incremento que ronda el 10%, según revela la revista Harvard Business Review (2016). Más de dos tercios de los trabajadores busca información de la empresa antes de acudir a una entrevista de trabajo.


8. El análisis de datos. Cabe señalar que otro de los grandes retos y habilidades en recursos humanos que debe adquirir el responsable de este departamento en la empresa es el relacionado con el análisis de datos vinculados al Big Data, que se conoce como People Analytics. La tecnología permite recopilar una cantidad ingente de datos y facilita su interpretación para obtener patrones. Son necesarios profesionales que puedan interpretar los datos y extraer conclusiones que permitan tomar decisiones en la empresa con una base científica que se oriente a las necesidades de los usuarios o clientes de la empresa de productos o servicios.

Adquiere todas estas habilidades en recursos humanos a través de un Máster en Recursos Humanos, que te permita aunar todo el conocimiento que necesitas para desarrollar esta fascinante profesión, y estate al tanto de las 10 tendencias de los Recursos Humanos que cambiarán el futuro del mundo empresarial.

Añadir nuevo comentario