Sheila López Pérez Profesora de la Universidad Isabel I
Mar, 08/03/2022 - 10:00

Mujer y negociosLa mujer y el mercado laboral.

Serie: 'Gestión de Personas y Talento en la Era Digital ' (XVIII)

La incorporación de la mujer al mercado de trabajo español, a pesar de los avances registrados en los últimos años, está todavía lejos tanto de los niveles medios europeos como del nivel que alcanza el género masculino, siendo la tasa de empleo entre las mujeres españolas una de las más bajas de la UE: un 52,24%, a más de 8 puntos de la media europea (65,3%).

El colectivo de las mujeres es uno de los más afectados por el desempleo y las crisis. En la actualidad se contratan menos mujeres que hombres, y sus trabajos son más precarios en lo salarial, en lo laboral y en lo social. 

Más allá de estos datos estadísticos, si se analizan cualitativamente las características del mercado de trabajo femenino se pueden visualizar distintos elementos de discriminación laboral:

- Discriminación horizontal. Se justifica por la existencia de un mayor predominio de mujeres en determinados sectores de producción, generalmente los que tienen un nivel retributivo más bajo y con escasa cualificación. Algunos de estos sectores feminizados son el sector servicios -comercio y administración-, atención a personas -enfermería y servicios sociales- y algunas industrias -como la textil o la alimentaria.

- Discriminación vertical. Las mujeres tienen menos acceso a los cargos directivos y se encuentran con los trabajos peor remunerados. Las mujeres representan el 37% de las plantillas de las empresas cotizadas, pero solo el 22% de los mandos medios, el 11% de la alta dirección y el 10,5% de los consejos. Esta inaccesibilidad a determinados puestos de trabajo de toma de decisiones se conoce como "techo de cristal".

- Precariedad laboral. Las mujeres tienen un mayor número de contratos temporales que los hombres -un 26% frente al 19,5%-. También predominan las jornadas a tiempo parcial: en el 2015, el 74,19% de las mujeres trabajaban a tiempo parcial frente al 25,81% de los hombres.

- Salario medio más bajo. El salario medio de las mujeres españolas es un 30% inferior al de los hombres. Esta diferencia se produce como consecuencia de los factores explicados a lo largo de este artículo.

- Una vez se está en el paro hay mayor dificultad para reincorporarse al mercado de trabajo. Así pues, el paro de larga duración afecta más al colectivo de las mujeres que al de los hombres, con un 18,4% de mujeres en paro de larga duración.

 *Fuente: INE

 

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-1816

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.