Laura Illescas Diaz Profesora del Grado en Historia, Geografía e Historia del Arte
Mié, 20/10/2021 - 10:00

Diseño arquitectónico de una vivienda. Mezcla de dibujos y fotografías de una mansión con piscina.

Diseño arquitectónico de una vivienda.

Serie: 'Haciendo Historia' (LVIII)

El pasado 22 de mayo del año 2020 nos dijo adiós uno de los grandes referentes de Historia del Arte, Antonio Bonet Correa, y hoy, en el aniversario del día de su nacimiento (20/10/1925), desde la Universidad Isabel I queremos rendirle un sentido homenaje.

Su brillante trayectoria se inició en la Universidad de Santiago de Compostela, donde se licenció en 1948 en Filosofía y Letras. Tiempo después se trasladó a París y cursó estudios en el Institut d'Historie de l'Art. Con el propósito de completar su formación, consiguió el diploma de Museología de la Escuela del Louvre.

Tras esta consolidada formación, ingresó en el ámbito laboral desempeñando labores de profesor ayudante en la Sorbona de París hasta 1952. Este año, presentó su tesis doctoral, 'La arquitectura del siglo XVII en Galicia', consiguiendo el premio Menéndez Pelayo. La Universidad Complutense le abrió sus puertas y en 1959 comenzó a impartir clase de Historia del Arte, actividad docente que compaginó con otra de similar naturaleza en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid.

Su brillante trayectoria profesional se consolidó cuando en 1964 logró obtener la plaza de catedrático de Historia General del Arte en la Universidad de Murcia, y tres años más tarde, la cátedra en Historia del Arte Hispanoamericano en la Universidad de Sevilla. La lista continúa y en 1973 se hizo con la cátedra de Historia del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid y, tan sólo un año más tarde, profesor extraordinario de la Universidad de Estrasburgo. En 1991 es nombrado catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid.

Al margen de su labor docente, Antonio Bonet Correa ostentó diversos cargos en instituciones nacionales e internacionales. Así, fue académico de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría; de la Real Academia de Bellas Artes de San Jorge; de la Academia Nacional de Bellas Artes de Lisboa; de la Academia Nacional de Argentina y de la Real Academia de Bellas San Fernando, siendo también director de esta última desde el año 2009 hasta el 2015.

Además, también fue miembro del Internacional Council of Museums (ICOM), del Comité Internacional de la Historia del Arte y de la AICA.

Su elevada excepcional trayectoria le hizo merecedor de un amplio número de premios y distinciones, siendo ejemplo de ello la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, concedida en el año 2012 por el Ministerio de Educación y Cultura, y el Premio Fundación Amigos del Museo del Prado, otorgado cuatro años más tarde.

Presenta una basta producción científica con casi dos centenares de publicaciones donde aborda un estudio íntegro de la Historia del Arte. No obstante, cabe destacar su labor en la revalorización de ciertas parcelas de dicha disciplina que, hasta ese momento, venían ocupando un segundo plano, por ejemplo, las construcciones de carácter efímero y su vínculo con el panorama social, político y religioso vigente. Así, en 1990 publicó su libro, 'Fiesta, poder y arquitectura', protagonizado por un análisis de aquellas construcciones ejecutadas con motivos de los nacimientos y exequias reales, canonizaciones o victorias en el campo de batalla (Bonet, 1990).

baldaquino en dibujo

Proyecto para el baldaquino de la capilla de San Isidro, en la iglesia de San Andrés de Madrid.

Autor: Sebastián de Herrera Barnuevo (siglo XVII). Biblioteca Nacional de España.

Tras su muerte, acaecida el 22 de mayo del 2020, las redes se inundaron de mensajes destinados a ensalzar su labor en el campo de la docencia, de la investigación y de la divulgar. Así, la Real Academia de San Fernando recogía en Twitter 'para muchas generaciones de historiadores del arte, ha sido un mentor luminoso y entregado, el máximo referente en numerosos campos del conocimiento, el último de los grandes maestros de su generación'.  Por su parte, el Museo del Prado emitió un comunicado oficial donde se recogía como dicha institución 'se ha beneficiado de su sabiduría intelectual y vital, de su contagioso entusiasmo, de su bonhomía y de su generosidad'.

            Hoy desde la Universidad Isabel I le dedicamos estas breves líneas para mantener vivo su recuerdo y difundir su basto legado.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398X

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.