Elena Barredo Hernández Coordinadora de la Unidad de Accesibilidad
Mié, 21/12/2022 - 10:01

Las pautas de accesibilidad al contenido web.

Serie: 'El chip del aprendizaje' (XVI)

Como docentes competentes en materia digital debemos saber cómo diseñar, desarrollar, implementar, e incluso evaluar, entornos virtuales inclusivos. De la misma forma se proponen estrategias para lograr espacios telemáticos con una alta usabilidad.

Para que los entornos de aprendizaje sean usables y accesibles, el primer paso se basa en explorar el conocimiento existente en esta materia, el cual, en muchas ocasiones, queda plasmado en normas técnicas, también denominadas estándares.

En concreto el estándar más importante en el ámbito de la accesibilidad son las pautas de accesibilidad para el contenido web, definidas por el W3C.

El World Wide Web (W3C) es un consorcio internacional que aglutina organizaciones gubernamentales, no gubernamentales e industrias, cuya finalidad es promover la evolución e interoperabilidad de la web para fomentar su universalidad.

El objetivo principal del W3C se basa en conseguir un acceso universal al servicio de la web dentro de un entorno de software versátil y con respeto a la legalidad establecida.

Uno de los grupos de trabajo del W3C es la iniciativa por la accesibilidad web, WAI (Web Accessibility Initiative), cuyo objetivo, en colaboración con organizaciones de todo el mundo, es propiciar un debate permanente sobre las necesidades y soluciones de accesibilidad en la web.

La WAI desarrolla:

  • Pautas que son ampliamente reconocidas como un estándar internacional de accesibilidad en la web.
  • Materiales de apoyo que ayuden a comprender y aplicar la accesibilidad en la web.
  • Otros recursos, a través de la colaboración internacional.

La WAI lleva a cabo sus trabajos de estandarización mediante un proceso basado en el consenso. En dicho proceso están involucradas industrias, organizaciones de personas con discapacidad, gobiernos y organizaciones de investigación en materia de accesibilidad, entre otros.

El documento sobre las pautas de accesibilidad al contenido web se denomina por sus siglas en inglés WCAG (Web Content Accessibility Guidelines). La versión 1.0 se publicó en 1999, posteriormente, en 2008, se publicó la versión 2.0 y, diez años después, en 2018, se actualizó a la versión 2.1. Actualmente se trabaja en las versiones 2.2 y 3.0 que se encuentran en estado borrador.

El objetivo principal de WCAG desde sus inicios ha sido establecer criterios para la creación de nuevos contenidos digitales que sean accesibles, así como también evaluar la accesibilidad de los existentes.

Las WCAG se organizan en distintos niveles para facilitar su comprensión: principios, pautas, criterios de conformidad y técnicas. En concreto, WCAG 2.1 dispone de 4 principios, 13 pautas, 78 criterios y más de 500 técnicas.

Existen cuatro principios que constituyen el primer nivel en la estructura de WCAG 2.1. Los principios engloban aspectos generales que son aplicables a todos los contenidos:

  • Perceptible: el contenido ha de poder ser percibido por todos los usuarios (de forma visual, sonora, táctil, etc.).
  • Operable: el contenido ha de ser manejable usando los dispositivos de entrada de los usuarios (ratón, teclado, etc.).
  • Comprensible: los usuarios han de ser capaces de entender el contenido, su organización y su manejo.
  • Robusto: el contenido ha de estar correctamente estructurado para garantizar un adecuado funcionamiento con las aplicaciones de usuario.

Por otro lado, se definen los criterios de conformidad, que permiten verificar de forma objetiva si el contenido web ya existente o la creación de nuevos contenidos satisfacen y cumplen con la normativa.

Cada uno de estos criterios se asocia a un nivel de conformidad, determinando un nivel de exigencia que permite cubrir necesidades de los diversos perfiles de usuario existentes.

Estos niveles son: A (el menos exigente), AA y AAA (el más exigente). La legislación suele referenciar el nivel AA.

Como veíamos en la definición de accesibilidad que incluíamos en la primera entrada de esta serie del blog:

La accesibilidad es el grado en el que los productos, sistemas, servicios, entornos e instalaciones son capaces de ser usados por una población con el más amplio rango de características y capacidades (por ejemplo, físicas, cognitivas, financieras, sociales y culturales, etc.), para lograr una meta específica en un contexto específico (Persson, Ahman, Yngling y Gulliksen, 2015).

Por lo tanto, esa referencia al grado alude a que de forma implícita a que un producto puede ser más o menos accesible. Este grado de calidad vienen definidos por 3 niveles indicados (A, AA y AAA).

Con todo esto se ratifica que además de la responsabilidad moral y ética también hay una responsabilidad normativa tal y como recogen las declaraciones mundiales sobre los derechos humanos, las normativas europeas y nacionales sobre accesibilidad, y un extenso etcétera.

La primera parte de este artículo puedes seguirla en este enlace.

Bibliografía

Persson, H., Åhman, H., Yngling, A. A. y Gulliksen, J. (2015). Universal design, inclusive design, accessible design, design for all: Different concepts - one goal? On the concept of accessibility - historical, methodological and philosophical aspects. Universal Access in the Information Society, 14(4), 1-22

World Wide Web Consortium (W3C). (2018). Web Content Accessibility Guidelines (WCAG) 2.1. 

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2792-2340

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog, así como para mantenerlo informado de nuestra actividad. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.