Nuria Puente Domínguez Directora del Máster en Marketing Digital de la Universidad Isabel I
Mar, 22/05/2018 - 14:05

 

La primera promoción del Máster en Marketing Digital está a punto de depositar su Trabajo Fin de Máster (TFM) y, por tanto, de demostrar el grado de adquisición de las competencias vinculadas con el proyecto, como por ejemplo que son capaces de elaborar un plan de marketing digital eficaz.

Tras varios años al pie del cañón como responsable de marketing digital en un sitio web de comercio electrónico, me di cuenta de que lamentablemente todavía existe una enorme brecha entre el mundo académico y la realidad empresarial. Es algo que siempre me ha preocupado y que creo que en nuestro Máster en Marketing Digital hemos resuelto gracias al TFM. Éste consiste en realizar un plan de marketing y comunicación digital para una organización.

Los alumnos pueden elegir la empresa que ellos quieran (incluida la suya propia o aquélla en la que trabajan), por lo que finalizan el máster no sólo con los conocimientos adquiridos a lo largo de todo el curso, sino también con un plan de marketing digital validado y listo para implementar. Además, pueden elegir entre hacer un plan global o centrarse en alguna de las áreas de estudio del máster (SEO, SEM, email marketing, publicidad online, branded content, marketing de contenidos…), lo que les permite profundizar en los aspectos que más les interesan.

Ayer tuve la oportunidad de conocer en persona a Sandra, una de las alumnas a las que tutorizo su TFM, y la verdad es que fue una experiencia fantástica. Sandra es periodista y actualmente trabaja como community manager. Ella misma me contó que tiene ganas de emprender. Desde hace un tiempo una idea de negocio revolotea en su cabeza y antes de lanzarla al mercado ha decidido realizar su TFM sobre uno de sus futuros competidores para conocer en detalle el sector.

También tuve hace algunos días una videoconferencia con Luis, otro alumno del máster. Él es profesor de un colegio en Madrid y, como buen músico, es una persona muy creativa, capaz de desarrollar estrategias de storytelling brillantes. Mientras teníamos una tutoría sobre el TFM, los niños llamaban a la puerta de su despacho (el cual, por cierto, estaba empapelado con sus dibujos). Su objetivo es desarrollar un plan de marketing digital que ayude a su colegio a captar nuevos alumnos y mientras escribe el TFM pone en marcha todas las acciones, por lo que antes de entregar el trabajo tendrá incluso estadísticas sobre los resultados conseguidos.

Aunque muchos no lo crean, estudiar online nos permite tener una relación muy cercana con los alumnos, por lo que podría enumerar a muchos más, ya que cada uno tiene su propia historia, pero lo dejo para otra ocasión :)

Añadir nuevo comentario