Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas Universidad Isabel I
Jue, 28/07/2022 - 09:20

Equipo de trabajo celebrando

Equipo de trabajo celebrando

A la hora de poner en marcha una empresa, es importante definir una serie de conceptos para facilitar el posterior desarrollo de su actividad. Por ello, establecer un modelo de negocio acorde con los objetivos empresariales contribuirá a optimizar los esfuerzos corporativos.

¿Qué es un modelo de negocio?

Un modelo de negocio es una herramienta de análisis previa al plan de negocio. Sirve para definir qué se va a ofrecer, a través de qué canales y con qué relación entre coste y beneficio. De manera concreta, debe definir los siguientes aspectos respecto a la propuesta de valor de la empresa:

  • Infraestructura: recursos para el ejercicio de la actividad empresarial.
  • Oferta: bienes o servicios concretos.
  • Usuarios: a quiénes se dirige la oferta de la empresa.
  • Finanzas: relación entre el flujo de ingresos y la estructura de costes.

Tipos de modelo de negocio

La clasificación de los modelos de negocio es un mecanismo empleado para enfocar los esfuerzos corporativos. Sirve para marcar las líneas de actuación en base a unos parámetros preestablecidos. 

Los distintos modelos de negocio responden a las necesidades derivadas de cada sector productivo y permiten realizar una estructuración de los recursos encaminada a la mejora de resultados. 

 

 

Aquí te facilitamos los principales modelos de negocio de una empresa:

Freemium

Su nombre deriva de la unión de los términos free, gratis, y premium, de calidad. Ofrece de manera gratuita una parte básica de un producto y añade la posibilidad de ampliar el servicio mediante una suscripción de pago.

Bait & hook (modelo cebo y anzuelo)

Este modelo de negocio ofrece un producto con un coste muy reducido con el fin de fidelizar al cliente para que realice compras recurrentes.

Crowdsourcing

Consiste en que una compañía externaliza una tarea y la deja en manos de una colectividad competente en el sector. Se trata de uno de los nuevos modelos de negocio más disruptivo ya que para su funcionamiento se lanza un desafío abierto a través de la red y son los usuarios quienes responden al reto a cambio de una contraprestación. 

Comercio electrónico

El modelo de negocio digital por antonomasia. Consiste en la venta de productos, bienes o servicios a través de las herramientas digitales, bien sea una página web, las redes sociales o una aplicación.

De dos o varios lados

Una empresa ofrece sus servicios a dos o más colectivos de consumidores diferentes, de manera que la interacción entre ambos derive en un beneficio económico para el prestador del servicio.

Software as a Service (SaaS)

La empresa actúa como un servidor de software al que los usuarios acceden a través de la nube. Mediante un plan mensual o anual, tienen acceso a las herramientas digitales facilitadas por el software.

Artesano

La propuesta de valor de la empresa se materializa a través de la creación de piezas únicas. Posteriormente, los productos pueden ser adquiridos en puntos de venta físicos o digitales.   

Productos virtuales

En este caso, la oferta de la empresa está compuesta por productos digitales que pueden presentar diferentes formatos como vídeos, textos, archivos en PDF o, más recientemente, los populares NFT.

Modelo eyeballs

La creación de contenido relevante o llamativo conduce al público objetivo a adquirir la propuesta de valor de una empresa. Es el modelo de negocio con el que funcionan las diferentes plataformas sociales online.

Modelo de suscripción

Los usuarios pagan una cuota predefinida por el acceso a productos, servicios o contenidos. En este caso, la calidad de la oferta es determinante para conseguir la fidelidad de los clientes.

Peer to peer

Se trata de un modelo online en el que los usuarios intercambian información a través de una plataforma. La monetización por parte de la empresa se lleva a cabo a través de la creación y mantenimiento de la plataforma que ponen a disposición de los usuarios.

La generación de modelos de negocio es una de las competencias necesarias para una correcta gestión empresarial. La formación en Administración y Dirección de Empresas a distancia te aportará todo lo que necesitas saber para convertirte en un profesional de las finanzas competente y valorado.

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.