Ilustración animada: Fernando Serra

El origen de la expresión «en todas casas cuecen habas» no está demasiado claro. Sí se sabe, por ejemplo, que este dicho ha ido evolucionando y que proviene de otra frase más larga. Hablamos de «en otras casas cuecen habas; y en la mía, a calderadas», la cual está incluida en El Quijote, concretamente en el capítulo II, y aparece en boca de Sancho Panza, cuando dice lo siguiente:

«No hay camino tan llano —replicó Sancho—, que no tenga algún tropezón o barranco; en otras casas cuecen habas, y en la mía, a calderadas».

Así, Sancho parece expresar, mediante dos frases diferentes, la idea de que los problemas, los disgustos o los defectos se sufren y se dan en todas partes y circunstancias. Y este es, precisamente, el sentido de la expresión «en todas casas cuecen habas», que hoy en día tanto utilizamos.

Fuente de consulta: Centro Virtual Cervantes

¿Te apasiona la historia? ► Infórmate sobre el Grado online en Historia y Geografía de la Universidad Isabel I.

Añadir nuevo comentario