Carlos Pérez Atanet Departamento de Comunicación
Jue, 27/04/2017 - 11:37


Ilustración: Fernando Serra

Esta expresión, que utilizamos para definir a alguien que está todo el día pidiendo, tiene un origen relacionado con los frailes de las llamadas «órdenes mendicantes», que vivían de las limosnas que la gente les daba.

Los miembros de estas órdenes, surgidas en la Edad Media, a mediados del siglo XIII con la intención de dar un giro a la vida religiosa, hacían voto de pobreza, renunciando a todos los bienes materiales y propiedades que pudieran tener y poniéndolos a disposición de la comunidad religiosa a la que pertenecían. La pobreza era, por tanto, el estado en el que vivían y la caridad, su forma de subsistir.

De ahí que, acompañada siempre de una buena dosis de sorna, empezase a utilizarse la expresión «boca de fraile» para referirse a aquellos que pedían mucho, también conocidos como gorrones o aprovechados.

Fuentes de consulta:

  • Pascual, G. S. (1999). Abecedario de dichos y frases hechas (vol. 19). Edaf.

¿Te apasiona la historia? ► Infórmate sobre el Grado online en Historia y Geografía de la Universidad Isabel I.

Añadir nuevo comentario