Santiago Mayorga Director del Máster en Marketing Digital
Mié, 16/02/2022 - 12:00

nft

Fuente de la imagen: ¿Los NTF son una burbuja? - Youtrading ES

Serie: 'Digital Engagement'(XVIII)

Desde hace un tiempo, los llamados tokens no fungibles o NFT se han convertido en un motivo de conversación dentro del ámbito digital y comercial. Debemos suponer que a través de los NFT cualquier persona que invierta bien puede llegar a hacerse millonario en un tiempo récord. Todo ello gracias a la venta de imágenes que, en un principio, no generan demasiado valor desde el punto de vista del mercado del arte.

Alrededor de los NFT se ha creado un «hype» gigantesco que resulta difícil de gestionar. Es más, esta vendida gallina de los huevos de oro puede pasar a ser muy problemática.  Debemos ser conscientes que, tanto en la labor del marketing digital, y más concretamente en el trabajo de un community manager dentro de la gestión de redes sociales, cada vez que emerge un «hype» en el horizonte se apodera de la gente el FOMO (Fear of Missing Out) y ello se traduce en millones de personas dispuestas a surfear la ola cuando ni siquiera saben nadar con mínima soltura.

El «hype» que se ha contraído en torno al ámbito de los NFT significa que, en LinkedIn, Instagram, Twitter y otras plataformas 2.0 somos bombardeados con promesas, rumores y consejos prácticamente milagrosos que van a cambiar nuestras vidas, llenando nuestras carteras de millones de dólares. Esto no es del todo correcto, ni mucho menos, pues entramos en el terreno de la inversión en intangibles digitales lo que lleva asociado de forma intrínseca la incertidumbre.

Informarse sobre los NFT a través de las redes sociales no tiene que suponer acceder a datos erróneos o demagógicos encaminados a generar «hype». Dentro de las redes de comunicación 2.0 existen fuentes muy fiables y bien informadas que se encargan de poner su conocimiento al servicio de los usuarios interesados en este tema. Sin embargo, el ruido ensordecedor provocado por este concepto, manchado en muchas ocasiones por las fakenews, deja un profundo rastro en las redes que se mueve entre la desilusión y la desconfianza.

Fuente de la imagen: El servicio NFT JPEG'd lanza CryptoPunks Lending y la integración Chainlink - cryptoshitcompra.com

Los usuarios se están creando una imagen equivocada o distorsionada, en el mejor de los casos, de los NFT. El activismo de numerosas empresas y particulares por activar un mercado que reporte pingues beneficios a través del comercio y la especulación en torno a los NFT está contribuyendo decisivamente a este caldo de cultivo en grandes medios, redes sociales y generadores de opinión. A este «hype», el usuario normal y corriente que no tiene muchos ceros en su cuenta bancaria acaba respondiendo con la desconfianza de quien ve un comercio donde ofrecen billetes de cincuenta euros por un euro. Esta circunstancia lleva, evidentemente al escepticismo.  

Dicho todo esto, surge la cuestión de intentar comprender por qué se ha generado este «hype» tan mastodóntico en torno a los NFT.  Dentro del contexto digital en el que nos movemos, sería lógico pensar que el foco mediático se lo llevaran aquellas innovaciones realmente útiles y asequibles para los usuarios. Esta cuestión plantea que quizá nos encontramos ante algo que va mucho más allá que unas simples imágenes pixeladas que se venden en el mercado a precio de oro.

El «hype» creado es contraproducente al desarrollo útil de esta tecnología. La característica que hace realmente interesante a los NFT es su carácter no intercambiable. Nos encontramos ante objetos virtuales, tokens no fungibles, que son únicos.  En la era más primegenia del blockchain existió el token fungible. El bitcoin es el token del blockchain del mismo nombre y todos los bitcoins son intercambiables entre sí. O lo que es lo mismo, todos los bitcoins tienen idéntico valor, independientemente de su procedencia. Las cosas cambian, no obstante, cuando hablamos de tokens no intercambiables. Un token no fungible es único en el blockchain del que forma parte y puede ser invariablemente atribuido a la cartera de su propietario.

Como apunta Esther Lastra en Marketing Directo, el NFT es una suerte de etiqueta invisible de rastreo. Y esta etiqueta, que almacena información, puede ser adosada a todo tipo de contenido digital (imágenes, vídeos o archivos de audio). De esta forma, el contenido en cuestión es almacenado en el blockchain correspondiente acompañado de su pertinente etiqueta de rastreo (NFT) y esa etiqueta que está vinculada a la cartera del dueño de manera que resulta visible a todos aquellos que toman parte en el blockchain. La verdadera razón por la que los NFT han generado un «hype» tan grande es porque Internet está cambiando gracias a la posibilidad de atribuir datos de manera inequívoca a determinadas fuentes. Los derechos de «copyright» pueden ser establecidos con mucha mayor precisión cuando están adecuadamente almacenados en el blockchain. Y de esta manera queda garantizado que los contenidos de naturaleza digital puedan ser revestidos de valor real por primera vez en la historia de la red de redes.

Fuente de la imagen: ¿Qué son los NFT y cómo usarlos en el marketing digital? - La Criatura Creativa

Los NFT están en el inicio de un proceso que no se sabe aún hacia dónde va a llevar. Al igual que sucede con todo lo que rodea al blockchain, apenas hay regulación al respecto y es una tecnología muy difícil de delimitar con el fin de dotarle de garantías y certidumbre. Lo que si ha conseguido la tecnología NFT, gracias a un grupo importante de poderosos mecenas, es generar un «hype» desmesurado gracias al control, planificación y gestión de redes, medios y creadores de opinión, o influencers, a través de la comunicación 2.0. Si todo esto fuera poco, debemos ser conscientes que nos encontramos ante una tecnología que el sector del marketing, la comunicación y la publicidad pueden convertir en una herramienta de trabajo en un futuro no muy lejano (las redes sociales ya lo utilizan para generar engagement con sus usuarios).

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2697-2271.

Burgos, España

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.