Juan José Arranz Amo Departamento de Comunicación
Lun, 28/08/2017 - 13:46

En principio definiremos el SEO como search engine optimization u optimización en motores de búsqueda, que no es más que el posicionamiento en buscadores de una manera natural.

Para entender como posicionar tu web en los buscadores y comprender el funcionamiento del SEO, tienes que saber todas las partes de un buscador, y ya que el 98% de los españoles usa Google como buscador predeterminado, nos basaremos en este buscador.

Los buscadores se dividen en las siguientes partes:

  • La interfaz de búsqueda: Pantalla principal del buscador, donde escribimos lo que queremos buscar y donde aparecen los resultados de búsqueda. Como curiosidad, arriba a la izquierda aparece una imagen donde Google homenajea a ciertos personajes o días internacionales en sustitución de su marca. Esta imagen se denomina “doodle”.
  • Índice: Base de datos donde se guarda la información de los robots.
  • Robots: Programa que rastrea cada web, buscando los enlaces que hay en cada url y siguiéndoles, descarga su contenido y lo almacena en el índice. Para ponérselo más fácil al robot y que visite más urls, se podrá crear un sitemap que será el resumen de la web para el robot. En teoría no se sabe la frecuencia de visita de estos robots, pero una cosa sí que es cierta, cuanto más contenido nuevo publiquemos, más probabilidad habrá de que nos visite dicho robot.
  • El algoritmo: Fórmula que ordena y da relevancia a cada contenido, siendo esto lo que ayuda al usuario a encontrar la web que está buscando, ya que hay millones de páginas web con información que te puede resultar útil. Google, con su algoritmo, selecciona las que cree que te llevarán a lo que estás buscando.

Los buscadores posicionan teniendo en cuenta factores on-page (optimización y renovación del contenido de la web) y off-page (acciones fuera de la web).

Los factores on-page que son controlables por la empresa son los siguientes:

  1. Contenido: Al igual que en las redes sociales, para tener un buen posicionamiento en la web se necesita un contenido de calidad, que esté bien redactado y estructurado. Estos contenidos tienen que actualizarse periódicamente, ya que los robots de Google nos visitaran más a menudo si añadimos o variamos el contenido, lo que nos llevará a un posicionamiento más alto de la web.

Es verdad que es mejor escribir sobre un buen tema que tenga relación con nuestra actividad en 200 palabras que en 1.000 (y dentro de estas palabras, es importante que haya palabras clave a lo largo del texto para que se pueda posicionar la web), debido a que será más interesante y entretenido para nuestro público objetivo. Si además incluye contenidos multimedia, se convertirá en un producto mucho más divertido para nuestro lector. A esto hay que añadirle la publicación de este contenido en las redes sociales, por lo que tendremos más sesiones en nuestra web y podremos medir la calidad del contenido por nuestro público objetivo.

  1. Optimización en el servidor: Es muy importante tener un servidor de calidad, que no tenga caídas y que sea rápido (dependerá del peso de la web), ya que el robot de Google analiza estos datos para posicionar.

Junto a la optimización del servidor es importante el dominio. Se recomienda que sea el nombre de la empresa o marca (sin utilizar guiones o, como mucho, uno), ya que una gran parte de tu público entra por canal directo (tecleando tu url en el navegador)

  1. El fichero robots.txt: Es un archivo muy importante en nuestra web que se basa en tres palabras (aunque hay más), user-agent, disallow y allow.  El primero indica el nombre del robot, poniendo * será válido para todos los robots de cualquier buscador; el segundo término indica al robot donde no tiene que acceder, pero si ponemos el tercer término, le indicaremos que puede entrar a cierto punto de la url donde no tendría acceso.
  2. Estructura y diseño web: Es un tema denso que nos llevaría cientos de páginas, pero aconsejamos que la web sea atractiva para el usuario y para los buscadores.

Los factores off-page son poco controlables, por lo que únicamente los mencionaremos:

  1. Link Building: Número de enlaces externos que te dirigen a tu web. Hay que tener en cuenta que los links a páginas de organismos oficiales (ministerio de educación) o webs relevantes aportan calidad al contenido.
  2. SMO: Marketing en redes sociales.

En conclusión, si tienes en cuenta los factores anteriormente nombrados, el buscador de Google te llevará a las primeras posiciones, con lo que te será más fácil atraer a tu target a la web y tener más cerca el objetivo de tu empresa, que además de crear marca es vender más los productos o servicios que ofrece.

Si te ha parecido interesante o estás pensando en digitalizar tu empresa, no dudes en informarte sobre nuestro Máster oficial en Marketing Digital.

Añadir nuevo comentario