Facultad de Ciencias Jurídicas y Económicas Universidad Isabel I
Mié, 29/06/2022 - 11:14

Abogado en su despacho.

El Estatuto General de la Abogacía es la norma encargada de regular el ejercicio profesional de los abogados. La entrada en vigor de la nueva legislación modifica un decreto anterior, promulgado en 2001, y proporciona un marco legal más moderno y eficaz para la práctica de la abogacía.

Aunque la publicación del nuevo Estatuto General de la Abogacía en el BOE  tuvo lugar en marzo de 2021, fue aprobado por el Consejo General de la Abogacía Española en 2013. Su elaboración da respuesta a las demandas de los profesionales y, al mismo tiempo, recoge una serie de medidas pormenorizadas para la protección de los consumidores. 

Novedades del Estatuto General de la Abogacía

El nuevo Estatuto General de la Abogacía solventa algunas de las carencias de la norma de 2001 e incorpora diferentes disposiciones promulgadas posteriormente para unificarlas en un solo texto. De esta forma, su publicación supone un cambio necesario para el ejercicio de la abogacía y establece un marco legal adecuado al ordenamiento europeo. 

En sus 144 artículos, el Estatuto General de la Abogacía desarrolla una serie de medidas de protección de los derechos e intereses tanto de los profesionales, como de los usuarios de sus servicios. De manera concreta, sus principales novedades son:

 Protección de los profesionales en el Estatuto de la Abogacía

Tal y como recoge el texto del RD 135/21, la reforma del Estatuto General de la Abogacía busca adaptar los códigos éticos profesionales a la realidad social. Para ello, establece una serie de medidas para la protección de los abogados en su ejercicio profesional. Las más importantes son:

  • Creación de una ventanilla única: herramienta que centraliza los trámites para la obtención de información y formularios, así como para la tramitación de documentos y solicitudes.
  • Descripción exhaustiva del secreto profesional: esta novedad afecta principalmente a los abogados de empresa. Se recomienda incluir este concepto en el contrato laboral con el fin de garantizar su independencia y libertad.
  • Posibilidad de interponer reclamaciones para preservar sus derechos durante el ejercicio profesional, por ejemplo, ante retrasos judiciales reiterados e injustificados.

 Protección de los consumidores en el Estatuto de la Abogacía

Las medidas orientadas a la regulación de la relación entre abogado y cliente son fundamentales para considerar que el Estatuto de la Abogacía española se pone al día con la normativa europea. Estas son las más destacadas:

  • Obligación para el abogado de informar sobre la viabilidad del procedimiento y de comunicar los honorarios por adelantado.
  • Establecer todas las medidas necesarias para garantizar la confidencialidad de las comunicaciones.
  • Identificación mediante el número de colegiado y obligatoriedad de emitir factura.

Todas las novedades incluidas en el RD 135/21 son de obligado cumplimiento para los profesionales en activo. Por eso, si estás pensando en realizar un Máster de Acceso a la Abogacía online es importante que conozcas los requisitos aplicables a tu inminente práctica profesional con el objetivo de conseguir la mejor preparación para el futuro.

Si este es tu caso, esto también puede interesarte:

¿Cómo empezar a ejercer la abogacía? ¿Qué opciones tienes?

5 consejos para preparar el examen de acceso a la abogacía

Colegiarse como abogado: Requisitos para el colegio de abogados

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.