Irene Alicia García Profesora del Máster en Marketing Digital
Mié, 07/07/2021 - 11:57
Grupo de jóvenes riendose
 
 
Allá por el 2019 Li Jin, socia de la destacada firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz, acuñó el término de “Economía de los Creadores” o “Passion Economy” a un fenómeno que se estaba comenzando a gestar. Un año más tarde, con la llegada de la Pandemia y todas las consecuencias que tuvo en nuestra vida y economía, esta idea ha cogido de caras al 2021 más fuerza y estructura que nunca.
 
¿Cuál es la situación actual?
 
Unamos varios elementos para entender este ecosistema tan especial. Mezclemos:
• Pandemia 
• Democratización de la tecnología 
• Hastío de las nuevas generaciones por seguir con lo establecido 
• Necesidad de libertad y tomar las riendas de nuestras vidas 
• Alto consumo de contenidos digitales 
• Una adopción masiva del trabajo desde casa
• Nuevas formas de interactuar en línea
• Búsqueda de contenidos personalizados, especiales y únicos.
 
¿Qué da como resultado todo esto?
LA ECONOMÍA DE LOS CREADORES o mejor dicho, como las personas están comenzando a tomar ventaja de las plataformas digitales para hacer dinero gracias a sus habilidades únicas.
 
Si le preguntas a un niño qué quieres ser de mayor, la mayoría te va a responder: “Quiero ser Youtuber”. Esta respuesta, más que parecernos ridícula o fantasiosa, es más profundo de lo que pensamos.
 
Estudios nos hablan de que hasta un 29% de los estudiantes americanos ya no quieren tener una carrera de la que llamamos “vieja escuela”: doctor, psicólogo, economista o abogado. Ahora aspiran a convertirse en creadores (o youtubers como lo llaman ellos). En contraste, sólo un 11% quiere tener una trayectoria laboral estándar. 
 
Pero, ¿por qué ocurre esto?
 
1.- Los jóvenes no quieren seguir la estructura de vida de sus padres que van a trabajar a oficinas de 9h-18h. Aspiran poder trabajar y vivir en cualquier parte del mundo. Quieren ser dueños de sus días y manejar su agenda a su antojo.
 
2.- Han hecho las cuentas y saben que no pueden ganar dinero en base a las horas que trabajan. La fórmula de “mientras más trabajo, más cobro” ya no les sirve. Quieren obtener ganancias pasivas.
 
3.- ¡Quieren vivir de lo que les gusta! Qué bonito suena eso, ¿verdad? Pocas son las personas que hoy en día trabajan en algo que les gusta. Los jóvenes son conscientes de eso y aspiran a ser felices, desarrollar sus habilidades fuera de la estructura clásica y vivir con un nivel de estrés bajo. 
 
4.- Son creativos y saben que tienen habilidades que los hacen únicos. ¿Por qué no sacar provecho de eso?
 
El ecosistema esta creciendo. Según datos de Antler en todo el mundo hay actualmente unos 50 millones de creadores: 48 millones son amateurs y 2 millones son profesionales. Y se espera que este número siga aumentando en la medida en que tome fuerza en Europa. 
 
Por ahora, USA nos lleva indudablemente la delantera. Según un estudio de Recreate sobre nueve plataformas digitales (entre ellas Etsy, YouTube, Instagram y Twitch), 17 millones de estadounidenses obtuvieron casi 7.000 millones de dólares en ingresos por sus creaciones independientes en 2017. No quiero saber cómo van los números de 2021 después de la llegada de la Pandemia.
 
Y es que no es raro que este tipo de salida profesional coja fuerza hoy en día: Nadie te preguntará sobre tu título, sexo, raza, si te has planteado tener hijos próximamente, qué religión practicas o tu background socioeconómico. El éxito que tengas dependerá sólo de tí mismo, de que ofrezcas un valor añadido a tu público con contenido creativo, que interactúes correctamente con ellos y los conviertas en clientes, sacando valor monetario de tus conocimientos y la credibilidad que tengas. 
 
Por otro lado, no todo es oro, tomemos en cuenta que existen temas a mejorar, como la carencia de seguridad laboral y redes de seguridad. Pero las nuevas generaciones aún no piensan en eso, ¿verdad? Son perfiles de personas que quieren solucionar problemas e innovar rompiendo el status quo de la industria que les apasiona. Lo que los americanos llaman los “Nuevos Fundadores”.
 
¿Qué potencia la Economía de los Creadores?
 
⁃ Potenciar la individualidad
⁃ La creatividad
⁃ La colaboración
⁃ El valor del conocimiento y los contenidos
 
Ahora bien, ¿dónde están los retos ahora?
 
Los creadores (profesionales y amateurs) están comenzando a ser consciente del poder que tienen sus contenidos y quieren vivir de ello. Por ahora tienen una capacidad de monetización media a través de Plataformas que utilizan un modelo SaaS, por lo que los otros canales digitales como RRSS más utilizadas deben comenzar a pensar cómo van a hacer partícipes a los creadores de sus ganancias, ya que sino, se seguirán yendo a otras plataformas como Twitch o Patreon. Por ahora las RRSS como Facebook o Instagram han optado la posición de ser potencias publicitarias para marcas con mucho dinero, sin pensar en apoyar a los creadores, que son los que a la final atraen a los followers a sus plataformas.
 
Se está gestando un cambio importante, no sólo en la tecnología y nuestra forma de verla, sino en la manera democrática de hacer dinero a través de ella. Veremos cómo responden las grandes RRSS a ese cambio. 
 
Sin duda, el futuro puede ser muy prometedor, en la medida en que siga dando importancia al valor único de las personas, su individualidad y habilidades.

Añadir nuevo comentario