Sandra Lado Departamento de Comunicación. Universidad Isabel I
Mié, 22/07/2020 - 09:47

Niños mirando a un microscopio y con la profesora de fondo

Un comunicador científico o un divulgador es el profesional que convierte los avances científicos, en algo más sencillo, con un lenguaje que todos puedan entender. A veces, explicar los avances científicos resulta complicado en algunas materias, bien por la terminología que utilizan o la complejidad de los temas.

Pero no deja de ser una profesión preciosa. Estudiar matemáticas, astrofísica o ingeniería, puede resultar complicado. Pero conocer cómo la teoría de estas materias se aplica en el día a día, a través de demostraciones prácticas, hace que sea más asequible. Saber cómo vuela un avión o porqué flotan los barcos o cuantos planetas similares a la tierra puede haber en la galaxia. Son temas que abordan los divulgadores y que explican los avances científicos. Un buen divulgador científico trabaja como traductor de conocimientos, explicándolos de una manera sencilla. Gracias a la divulgación científica se puede conocer cómo y por qué avanza la ciencia y la tecnología.

La divulgación científica es, en la actualidad, una de las disciplinas más relevantes de la Ciencia y la Tecnología porque se convierte en la intermediaria entre los grandes avances de la investigación y la población. Gracias a la divulgación científica se genera una sociedad que combate la desinformación en torno a la ciencia y desarma con conocimientos los bulos, mitos y falsas creencias pseudocientíficas, que pueden llegar a poner en riesgo la salud.
 
La especialización, clave del éxito profesional

La ciencia nos explica, por ejemplo, lo maravillosa que es la naturaleza. Para conocer la inmensidad del espacio o los océanos, las sorpresas de la naturaleza o nuestra conexión con los demás seres vivos, es necesario contar con la explicación del divulgador científico. Los avances científicos se explicarán de una manera sencilla pero clara; educativa pero rigurosa; crítica pero ética. Disponer de profesionales e investigadores que conozcan y sepan aplicar las herramientas e instrumentos de carácter socializador es fundamental. La escasez de buenos divulgadores científicos de calidad lleva a buscar entre quienes tienen vocación divulgadora las herramientas para optimizar sus recursos y conseguir el éxito profesional. Encontrar un máster en divulgación científica de calidad facilita este camino hacia el mercado laboral.

Los avances científicos y tecnológicos hacen crecer cada día el interés por este tipo de información. Un divulgador científico se puede dirigir a un público infantil, aficionado a la ciencia o interesado en una materia concreta. La formación del divulgador debe ser, por tanto, continua, actualizada y de calidad.
 
La información de los avances científicos

Si antiguamente, las labores de divulgación científica se daban a conocer en revistas, libros, documentales o reportajes, hoy en día, el conocimiento científico ha inundado las redes sociales. Nuestra manera de comunicarnos y de informar ha cambiado nuestras vidas. El conocimiento científico se distribuye por las redes de manera exponencial. El interés de la sociedad sobre los temas científicos es cada vez mayor. De ahí, la relevancia de los avances científicos y también, saber cómo comunicar y cómo elaborar un artículo de divulgación científica.

Un buen divulgador científico será un apasionado de la ciencia, que busca los caminos más adecuados para poder explicarla. Si hace bien su trabajo, fomentará el interés de los demás en su campo. Y no sólo eso. También puede influir en que nazcan nuevos científicos entre la población infantil. Cómo dice Richard Dawkins en la ´Sinfonía de la Ciencia´ en 1995: La ciencia es la poesía de la realidad. 
 
Aumentar el pensamiento crítico en la sociedad

Conocer cuáles son los avances científicos pueden llegar a cambiar la vida de una persona. Un divulgador científico ofrece la posibilidad de aumentar el pensamiento crítico de la sociedad, ya que, como dijo Francis Bacon, ´el conocimiento es poder´.  Y así, su labor más es la de fomentar el pensamiento crítico, alejando a la sociedad de bulos y engaños. 
 
Principales avances científicos

El divulgador científico tiene en sus manos la capacidad para explicar a la sociedad los avances que le permitan alcanzar una nueva ética social. Temas como el uso de células madre, la humanización de los robots, la crueldad con los animales, … tienen una serie de implicaciones morales muy importantes. La sociedad debe conocerlas para poder formarse una opinión real y decidir cómo gestionarlas.

La labor del divulgador científico se basa en conocer, valorar, conservar, favorecer y sentir como propio el conocimiento científico. De esa manera evitará, que algunos grupos usen la ciencia para cometer injusticias.

Cuanto mejor formada se encuentre una sociedad, más opciones tendrá para encarar los retos que le plantea el futuro. Los avances científicos ayudan a que la sociedad sea más crítica, exigente, participativa, democrática, culta y con visiones más amplias del entorno en el que viven. Para alcanzar este conocimiento, necesitará de la guía de un divulgador científico.

 

 

Añadir nuevo comentario