Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales Universidad Isabel I
Vie, 29/07/2022 - 09:04

Dos niños leen en una escalera

Dos niños leen en una escalera

La adquisición de las habilidades de lectoescritura por parte del alumnado es un proceso constructivo, psicolingüístico y transversal en el que el docente tiene un papel fundamental. Por ello, estimular el hábito de lectura en los niños es uno de los principales objetivos curriculares de las primeras etapas de la educación primaria. 

Cómo fomentar la lectura en los niños

Con el objetivo de favorecer el gusto por la lectura de los niños, el docente debe asumir las funciones de facilitador. Cada alumno ejerce un papel activo en su aprendizaje, a partir del cual se procura promover la construcción de significados propios. En ese sentido, los docentes deben conocer y estimular a cada alumno de forma acorde a sus necesidades e intereses.

 Los juegos de lectura para niños, así como las lecturas cortas guiadas, suponen algunas de las herramientas más eficaces e indispensables para el fomento del aprendizaje y asimilación de las habilidades de lectoescritura.

 Propósitos de la lectura en educación primaria

En una primera etapa formativa se estimulan las capacidades de prelectura. En este punto se trabaja a través de la comunicación oral y visual para estimular la comprensión de los mensajes y estimular el interés por las narraciones.  

A medida que los alumnos avanzan en el aprendizaje, los docentes despliegan una serie de recursos y actividades con el objetivo de estimular las destrezas lectoescritoras de manera progresiva. Los principales beneficios del fomento de la lectura en los niños son: 

  • Desarrollo de habilidades lingüísticas.
  • Fomento de la creatividad.
  • Aumento de la capacidad de concentración.
  • Promoción del interés por el conocimiento autónomo. 

En consecuencia, la adquisición de competencias docentes para la enseñanza de la lectura es uno de los puntos más importantes del Grado en Educación Primaria

Actividades para fomentar la lectura en niños de primaria

La práctica docente lleva a la sistematización de las propuestas educativas a través de actividades concretas que faciliten y guíen el aprendizaje del alumnado. Algunas de las más útiles son las siguientes:

Rincón de lectura para niños

La creación de un espacio en el aula que genere una relación positiva con los libros será determinante para el fomento de la lectura en los niños. Además, les permite conocer mediante el juego cómo funcionan las bibliotecas.

Búsqueda de letras

Se elige una letra cada semana y se trabajan sus características de manera visual en el aula. Los niños tienen que recopilar palabras que comiencen por esa letra en cualquier lugar y circunstancia de su vida cotidiana. 

Nubes de palabras

El objetivo de esta actividad es ampliar el vocabulario del alumnado. Se puede hacer de forma libre, invitando a los niños a que compartan las palabras nuevas que vayan descubriendo. También se puede guiar el aprendizaje proponiendo temas específicos o agrupando los argumentos de los cuentos disponibles en el aula. 

 Lecturas en voz alta

Reservar momentos destacados para realizar lecturas divertidas para niños en el aula fomenta tanto sus competencias comunicativas como su comprensión lectora. Es importante crear un ambiente colaborativo y relajado en el que el alumnado se sienta escuchado y cómodo.

Inventar el final del cuento

Mediante el estímulo de la creatividad, los alumnos de primaria pueden experimentar de manera lúdica, por medio de la fantasía y la imaginación a partir de las historias que encierran los libros en sus páginas. Además, contribuir al desarrollo de la historia de forma activa crea un vínculo positivo entre los pequeños lectores y las narraciones.

 

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.