Laura María Aliaga Aguza Profesora del Grado en Educación Infantil
Jue, 30/12/2021 - 09:00

el uso de mascarillas en la clase

El uso de mascarillas en la clase.

Serie: Educación en la era digital XVCII

Si nos paramos a reflexionar en el título de esta entrada, es fácil afirmar que la autora se ha equivocado: «seguro que quería escribir Educación Primaria», «no, Educación Secundaria», «e, incluso, Educación Universitaria», ya que los niños de Educación Infantil, en la mayoría de las aulas, no tienen que llevar la mascarilla puesta, debido a que son grupo burbuja y, además, los menores de 6 años no tienen obligación de usarla. Sí, todo esto es cierto, pero no es una errata. Después de más de año y medio acompañados de la mascarilla se pueden ver los efectos negativos que ha causado la mascarilla en niños de Educación Infantil, concretamente, se pueden apreciar retrasos en el desarrollo del lenguaje. Pero… ¿Cómo es esto posible?

Los niños adquieren el lenguaje por imitación. Cuando están aprendiendo los diferentes sonidos, además de prestar atención al sonido que se emite, necesitan conocer cómo se articula fonéticamente cada letra, pues los sentidos se interrelacionan en el proceso de adquisición del lenguaje. Para ello, observan los movimientos de la boca de su docente. Pero… ¿Qué ha pasado desde que convivimos con la mascarilla? A pesar de que los niños se hallan en un grupo burbuja, el equipo docente debe llevar la mascarilla tanto fuera como dentro del aula. Este hecho hace que los niños no puedan observar la forma en que se articulan los sonidos y confundan sonidos próximos, sobre todo, aquellos que son más difíciles de pronunciar en detrimento del homólogo más sencillo como, por ejemplo, los fonemas /l/, /d/, /r/. Este fenómeno se debe a que el cerebro reconstruye el sonido a partir de la forma que adopta los labios al pronunciar una palabra (Ferinu y Esteve-Gibert, 2020).

Del mismo modo, la mascarilla impide el desarrollo del lenguaje no verbal. Siguiendo a Poyatos (1994) este lenguaje se compone de kinesia, proxémica y paralingüística. La kinesia comprende todos los movimientos corporales. Por lo tanto, el niño, a causa de la mascarilla, dejaría de aprender expresiones faciales. La proxémica se vincula a la distancia social respecto a las demás personas. En este sentido, los niños también ven afectado su desarrollo, pues se debe mantener la distancia social. Por último, la paralingüística se relaciona con la construcción del lenguaje. Hecho que también se ve afectado, puesto que el uso de la mascarilla distorsiona el sonido y la entonación.

Si bien es cierto que existen argumentos en contra de que la mascarilla perjudica la adquisición del lenguaje en los bebés, en Educación Infantil se desaprovecha el tiempo del aula en el sentido de observación del acto comunicativo, por lo que retrasa la evolución oral del niño. Los niños comienzan la etapa lingüística alrededor de los dos años y la culminan en torno a los seis años, por lo que la etapa de educación infantil es fundamental para el desarrollo de su capacidad lingüística. Asimismo, esta capacidad se vincula con la adquisición de la conciencia metapragmática (Aliaga-Aguza, 2021), con lo que el uso de la mascarilla repercute en todo su desarrollo lingüístico – pragmático que le impedirá desarrollar todas las capacidades lingüísticas necesarias para formarse como personas. Debemos tener en cuenta que «la adquisición del lenguaje oral es un proceso eminentemente social, es el encuentro con los pares. La interacción diaria con otros niños y adultos es parte esencial de la mediación para el desarrollo del lenguaje» (Andrade Gualacata, 2017, p. 15). Además, el retraso en el desarrollo del lenguaje también retrasará la adquisición de la competencia lectora, pues se trata de un continuum. Con todo ello, el infante llegará a Educación Primaria con un retraso que le afectará en todo su proceso de aprendizaje.

Nosotros, como docentes, debemos apoyarnos en las familias para que juntos reflexionemos sobre la importancia de interactuar con los niños para fomentar toda la gestualidad que en estos momentos se está perdiendo por la necesidad imperante de usar las mascarillas hasta que volvamos a una normalidad real y, al mismo tiempo, debemos tener paciencia con los niños si no evolucionan de la forma que se esperaba. No debemos olvidar que son los que mejor se han adaptado y han comprendido la situación, pero, sin embargo, los más afectados en su desarrollo.

Referencias Bibliográficas:

Aliaga-Aguza, L. M. (2021). La adquisición de la conciencia metahumorística femenina en la etapa de Educación Primaria, en S. A. Flores Borjabab y R. Pérez Cabaña (Coord.). Nuevos retos y perspectivas de la investigación en literatura, lingüística y traducción, Dykinson, pp. 1564 – 1580.

Andrade Gualacata, P. R. (2017). Movimientos faciales y su incidencia en el desarrollo del lenguaje oral de los niños y niñas de 3-4 años de la unidad educativa 28 de abril de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura durante el periodo escolar 2014-2015 [Tesis de pregrado, Universidad Técnica del Norte]. 

Ferinu, L. y Esteve-Gibert, N. (2020). Las mascarillas y el desarrollo del lenguaje en niños,  Consultado el 26 de octubre de 2021

Poyatos, F. (1994). La comunicación no verbal. Istmo.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.