Albert Pol Miró Profesor del Grado en Administración y Dirección de Empresas
Mié, 22/09/2021 - 10:50

Infografía de imágenes de la industria 4.0

Infografía de imágenes de la industria 4.0

Serie: 'A vueltas con la Economía' (LXVI)

La industria 4.0 ya no se contempla como 'algo futurista' sino que ya se encuentra entre nosotros. Con ella, la estructura productiva empresarial ha cambiado y sigue evolucionando de manera constante. Es por ello que la cuarta revolución industrial conlleva una interacción entre las personas y las nuevas tecnologías (automatización, robotización, Big Data, Inteligencia Artificial, Think Data) que permiten la consecución de objetivos empresariales de manera más eficiente. Así mismo, esta realidad brinda a la economía un presente de fábricas altamente inteligentes que permiten una mayor competitividad.

La transformación afecta a nuestra manera de vivir y la economía productiva. La velocidad de adopción de las nuevas tecnologías es superior a la de otras revoluciones industriales y eso está comportando un gran impacto en la cadena de valor de las empresas y la aparición de nuevas soluciones y modelos de negocio.

Ante el reconocimiento de los rápidos cambios tecnológicos que ha tenido la industria, su importancia en la economía como factor de crecimiento y su contribución a la solución de los problemas de los países, los gobiernos buscan instrumentar iniciativas para apoyar estos procesos de cambio y transformación.

Es por ello que las empresas a nivel desagregado deben tener en consideración una nueva manera de interactuar en el mercado, saber cómo la competencia tiene unas herramientas que tienen un coste relativamente asequible para cualquier tipo de empresas, ya sean PYMES (acrónimo de Pequeñas y Medianas Empresas) o grandes.

Bajo este prisma cabe destacar como existen ciertas tendencias asociadas a la forma de digitalizar e incrementar la competitividad de los comercios y las empresas. Entre esto conjunto de herramientas se encuentran las siguientes:

  • Creación de e-commerce.
  • Propuesta omnicanal.
  • Procesos de automatización, personalización y comercialización.
  • Big data y Think data.
  • Business Intelligence.
  • Blockchain.
  • Inteligencia Artificial.
  • Tecnología Cloud, entre otros.

Nuevas oportunidades de negocio

La industria 4.0 ha abierto un conjunto de nuevas oportunidades de negocio, así como ha permitido una mayor generación de flujo de capital y un incremento del valor de las soluciones aportadas hasta ahora por los métodos tradicionales. No obstante, estas circunstancias requieren de profesionales altamente especializados que dominen estas nuevas técnicas y tecnologías.

Hasta aquí se ha visto la perspectiva del oferente, es decir, la empresa o comercio, pero toda moneda tiene otra cara. En este caso, también el cliente o consumidor ha evolucionado de manera paralela a la evolución de la transformación digital.

Así, en los últimos decenios se ha incrementado el tiempo de ocio de los individuos gracias, en parte, a las nuevas tecnologías. Esta realidad ha hecho que las personas tengan más horas para destinar a realizar otras actividades que no sea propiamente el trabajar. Entre las 'ocupaciones' se encuentran diferentes alternativas como son el ir al gimnasio, el ir al supermercado, aprender idiomas, o el ir al teatro. Otras opciones más digitales que permiten el entretenimiento bajo una nueva realidad tecnológica vienen determinadas por el poder sentarte en el sofá y disfrutar de diferentes plataformas streaming como Netflix, Amazon Prime, HBO, entre otras muchas o bien escuchar música a través de una multitud de servidores como son YouTube, Spotify o Apple Music.

Así se puede constatar como la transformación digital es un fenómeno inherente en la sociedad actual. La aplicación de capacidades digitales a los procedimientos, los servicios y los activos de una empresa desarrollan nuevos enfoques y coyunturas comerciales. Nos permite analizar el impacto de una empresa y desglosar múltiples escenarios de futuro dentro de un mercado donde la competitividad impera y los requerimientos de los clientes fluctúan constantemente. 

Es por ello que toda empresa del presente y del futuro que quiera prosperar y ser competitiva debe hace especial hincapié en el correcto análisis masivo de datos, así como en su puesta en valor a través de patrones predictivos y hábitos de consumo digital.

Existen multitud de caminos abiertos gracias a las nuevas tecnologías que permitirán a las empresas y a los consumidores ser cada ser más co-innovadores, y a su vez más competitivos. Por esta razón, y a modo de conclusión, ningún actor económico debe olvidar la realidad del nuevo paradigma económico que nos lleva.

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-3971

Añadir nuevo comentario