Educación tradicionalVivimos en un mundo caracterizado por someterse a cambios constantes, en todos los ámbitos, lugares y formas; conforme pasan los años podemos comprobar cómo ha ido cambiando la cultura, los gobiernos, los ideales, los individuos y, por supuesto, las sociedades. Estos cambios hacen que surjan nuevas necesidades para los ciudadanos, basta con echar la vista atrás unos años para comprobar cómo la vida que llevaban, por ejemplo, nuestros padres o nuestros abuelos queda lejos de la conceptualización que podemos tener nosotros hoy en día sobre el tan famoso estado de bienestar.

Uno de los motores que impulsan la sociedad es la educación, que debe adaptarse y flexibilizarse para dar respuesta a estas necesidades. No podemos concebir una enseñanza obsoleta basada en los métodos de enseñanza-aprendizaje tradicionales propios del siglo pasado. Aquellas clases magistrales en las que el alumno actuaba únicamente como sujeto pasivo en el proceso de enseñanza-aprendizaje y el docente era la principal fuente de conocimiento constituyen un modelo de educación que queda cada vez más lejano en nuestro pensamiento.

El actual sistema educativo fue estructurado y diseñado para una época diferente a la actual y la enseñanza online juega en este marco un papel crucial abriendo un amplio abanico de posibilidades y recursos, como la integración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en los procesos formativos, que permiten acercar la educación a cualquier persona y cualquier lugar del mundo.

La innovación resulta un componente fundamental dentro del cambio de los paradigmas educativos y la desvinculación de la enseñanza tradicional; se pretende que el alumno sea protagonista y agente principal en el proceso de enseñanza-aprendizaje otorgando al docente un papel de guía dentro de este proceso. De esta manera, apostamos por la adquisición significativa de conocimientos dejando atrás el aprendizaje memorístico, característico de la enseñanza tradicional.

La búsqueda y recopilación de información es una de las posibilidades que ofrecen las redes favoreciendo la autonomía del alumnado y el desarrollo de competencias básicas, así como la construcción compartida de aprendizaje, desarrollando habilidades que serán extrapolables a todos los ámbitos de la vida de los alumnos no solo en cuanto al saber, sino también al saber hacer.

Resulta esencial dar respuesta a estas necesidades introduciendo nuevos procesos de mejora en los procedimientos formativos que desarrollamos. Por ello, día a día trabajamos para conseguir un cambio de mentalidad y acercar a los ciudadanos los innumerables beneficios que la educación online proporciona.

 

Añadir nuevo comentario