Javier Álvarez Benedí Director deportivo del equipo UI1-PSR (Positive SimRacing)
Vie, 22/03/2019 - 13:17

La Universidad Isabel I y los eSports

En febrero se celebraban las 6h de Spa-Francorchamps de uno de los campeonatos más prestigiosos de automovilismo virtual (sim racing): la competición NEO Endurance. La Universidad Isabel I ha apostado por esta disciplina de eSports y participa por primera vez en este campeonato, en el que compiten 55 equipos, con un calendario que recorre virtualmente los mejores circuitos del mundo. 

El equipo UI1-PSR con una versión digital del Prototipo Honda HPD-Arx 01 consiguió subirse por primera vez al pódium, acabando a penas a 9 segundos del coche vencedor, tras seis horas de carrera. Pero ¿Cómo es este deporte electrónico por dentro? En este artículo damos un primer paso para asomarnos al sim racing.

La carrera de sim Racing desde dentro

Una carrera de sim racing profesional, como la NEO Endurance contiene muchos elementos comunes con una carrera de automovilismo real: un reglamento, un conjunto de comisarios, penalizaciones … y por supuesto equipos y pilotos con licencia para participar. Se utilizan réplicas digitales de circuitos, normalmente escaneados con laser, capaces de reproducir desniveles, baches, y hasta las más pequeñas imperfecciones y grietas del circuito real. Se simula además el avance del tiempo, la posición del sol, junto con la evolución de ésta con el paso de los coches y las condiciones atmosféricas, que dependen del día del año, y de la latitud y longitud geográficas de la ubicación del circuito.

Todos estos factores se han de tener en cuenta en la preparación de la carrera. Los pilotos compiten con versiones electrónicas de diferentes coches, en los que se simulan aspectos mecánicos, aerodinámicos, el comportamiento de los neumáticos, el consumo de combustible … todo ello hasta niveles tecnológicos que hace pocos años eran sólo accesibles a equipos punteros de Fórmula 1.

La labor del equipo durante los días antes de la carrera es configurar los reglajes del coche para obtener un rendimiento óptimo en clasificación y en carrera, así como preparar la estrategia y ayudar a los pilotos a tener el mejor resultado posible. Para ello, se utilizan herramientas de telemetría y análisis de datos generados por el simulador, en un intenso trabajo en equipo.

El día de la carrera

El día de la carrera es el momento de la verdad, donde componentes del equipo se conectan a un servidor con otros coches de todas las partes del mundo. En Neo Endurance, como en los campeonatos de automovilismo real, dominan los equipos de países europeos, de Estados Unidos y Australia. Hay, sin embargo, grandes pilotos de Sudamérica (Brasil y Argentina, fundamentalmente) y Asia.

Internet y unas buenas herramientas de comunicación son la clave del trabajo en equipo durante la carrera: En esta ocasión, el coche de la Universidad (UI1-PSR Orange) fue pilotado por Daniel Benefield (Australia) y Glenn Key (Noruega) dos pilotos de un excelente nivel internacional, que están en la plantilla oficial del equipo. Junto a ellos, durante la carrera trabaja un spotter (tercer piloto que avisa por radio del tráfico, posibles percances, y que recibe las comunicaciones de los comisarios). En este caso, se trataba de Javi Utreras, desde Florida. Por último, Børge Bernes desde Noruega y Javier Álvarez desde Castilla y León, coordinaban los aspectos de estrategia durante la carrera.

Antes de la carrera se han celebrado varias sesiones de entrenamiento, pero los equipos pueden “esconder sus cartas” y hasta que no empieza la clasificación, es difícil saber si se es realmente competitivo. Así que, cuando Daniel Benefield puso el coche de la UI1 en la pole position provisional durante la sesión de clasificación, el nerviosismo y la emoción subió a niveles máximos.

Al final, empezamos la carrera en cuarta posición, que no estaba mal, con seis horas de competición por delante. A mitad de la prueba nos situábamos en el liderato de la categoría, pero con una lucha muy cerrada con otro coche, el equipo alemán AVA Vervatic, que domina el campeonato con 4 victorias en 5 carreras disputadas. Un incidente de este equipo nos hizo salirnos de pista y, aunque el coche no sufrió daños graves, el equipo inglés Torque Freak Racing supo beneficiarse de ello. Un apretadísimo final dio la victoria final al equipo alemán, colándose el equipo inglés en el segundo puesto. Nuestro coche consiguió el pódium a unos 9 segundos de la victoria, tras 6 horas y 172 vueltas al histórico circuito belga. Con este resultado, el equipo de la universidad se consolida en el 6º puesto de la clasificación general, a falta de la prueba reina: las 24 h de Le Mans, que se disputarán el 23 y 24 de marzo.

Añadir nuevo comentario