Ana Cristina García Pérez Directora del Máster en Diseño Tecnopedagógico (E-Learning) de la Universidad Isabel I
Vie, 08/03/2019 - 11:28

 Yo no puedo enseñarte nada, solo puedo ayudarte a buscar el conocimiento dentro de ti mismo, lo cual es mucho mejor que traspasarte mi poca sabiduría. Sócrates

 

El mentoring se puede definir como la relación que se establece entre dos personas con el objetivo de aprovechar la experiencia y los conocimientos de uno de ellos (mentor) para guiar y facilitar el desarrollo profesional y personal del otro (aprendiz); teniendo en cuenta todo su potencial.

Este concepto ha tenido un auge en los últimos años, sobre todo en el campo empresarial y deportivo. No obstante, poco a poco se ha generalizado progresivamente en el campo educativo, sin distinción de niveles. Ello es entendible teniendo en cuenta las exigencias y los retos a los cuales nos enfrentamos hoy en día al querer formar ciudadanos competentes, sensibles con el entorno, con pensamiento crítico y un potencial creativo e innovador que promueva el desarrollo de la sociedad.

Si bien la tutoría tradicional se puede considerar como obsoleta, cada día se hace más necesario que la figura del tutor evolucione hacia un perfil en donde coexistan características como:Mentoring nueva tendencia tutorial online

  • Ser un buen comunicador, pero, sobre todo, saber escuchar.
  • Capacidad resolutiva de problemas.
  • Aprender a aprender.
  • Implicación y compromiso.
  • Enfocado en el seguimiento y el proceso.

El mentoring como estrategia educativa implica cambiar básicamente la ecuación conocimiento-docente-estudiante, pasando, por tanto, de los saberes a las competencias (Francés Aloy y Mocholí Mocholí, 2015, p. 2).

Cada día somos testigos del surgimiento de nuevas iniciativas o programas a través de los cuales el mentoring cobra fuerza como tendencia en los nuevos escenarios educativos. Evidenciando no solo los beneficios que ofrece para el aprendizaje, sino la necesidad y exigencia por parte de los estudiantes, de contar con un guía que los acompañe en el logro de sus objetivos.

Ahora bien, si reflexionamos sobre las funciones de un tutor online es posible que muchos consideren que la aplicación del mentoring puede resultar una tarea muy cuesta arriba. Sobre todo, teniendo en cuenta las características de estos espacios y algunos mitos del aprendizaje online como la falta de implicación o cercanía que se puede establecer entre el tutor-estudiante o estudiante-estudiante (vínculo).

Sin embargo, antes de pensar en posibles obstáculos, debemos identificar aquellos recursos y herramientas que tenemos a nuestra disposición para idear estrategias que nos permitan ejercer nuestro rol integrando todas las características de una práctica exitosa del mentoring.

Por ello, aprovechando cada una de las prácticas realizadas en nuestros programas, hemos realizado una recopilación de aquellas estrategias que consideramos pueden ser de gran utilidad para compartirlas con vosotros:

  • Desarrolla su potencial. Debemos tener conocimiento de las capacidades de nuestros estudiantes para idear y brindar las mejores estrategias. Pero no basta con revisar un expediente o presentarse en un foro al inicio de la asignatura, debemos profundizar un poco más. Para ello, podemos hacer uso de recursos, como la consulta o el cuestionario y conocer e identificar posibles talentos.Mentoring tendencia tutorial online
  • Conviértete en un buen narrador. Lo importante es ilustrar la lección. Para ello puedes utilizar espacios como el foro, compartir historias (storytelling) y promover el diálogo a través de preguntas que despierten la curiosidad y cuestionen juicios iniciales.
  • No podemos esperar que los estudiantes participen activamente en el entorno virtual si nosotros no lo hacemos. Promueve la participación y orienta con el ejemplo.
  • Diseña actividades que les permita evolucionar en su aprendizaje utilizando como bases sus fortalezas, manteniendo siempre un equilibrio entre lo difícil y lo factible.
  • Puedes hacer uso de técnicas didácticas como el aprendizaje basado en problemas, el estudio de casos y el aprendizaje basado en retos, así como del portafolio como herramienta para promover la reflexión de los estudiantes de su proceso de aprendizaje.
  • Integra nuevas estrategias o técnicas de evaluación, como la revisión entre iguales. Convierte la evaluación de una actividad sumativa en una actividad formativa que contribuya el desarrollo de competencias, como el pensamiento crítico.
  • Debemos observar y hacer seguimiento de la evolución, para compartir los logros alcanzados, así como también los aspectos de mejora; pero siempre valorando la actuación.
  • Nuestro trabajo no será solo comunicar, sino también escuchar dudas, emociones o situaciones que nos puedan compartir. Para ello debemos ofrecer espacios, así como poner a disposición del estudiante herramientas que faciliten el acercamiento y la comunicación.
  • Potencia las relaciones de networking. Tienes la visión global del grupo y podrás identificar las fortalezas y debilidades de cada uno. Aprovecha esta ventaja para promover vínculos y apoyos entre los estudiantes que les permita reforzar su aprendizaje y conseguir sus objetivos.
  • La retroalimentación debe ser individual y global, es decir, aprovecharemos los espacios que nos ofrece el entorno virtual para transmitir individualmente los logros y mejoras que el estudiante debe realizar. Pero a la vez, utilizaremos otros espacios como el tablón de anuncios, para hacer un mensaje global que resuma cada una de las etapas o retos de aprendizaje que propongamos.
  • Tu experiencia tiene mucho valor. Es importante que proporcionemos las herramientas y recursos que disponemos. En ocasiones nos sentimos dueños del conocimiento y no compartimos experiencias, contactos, proyectos que les permitan desarrollar sus capacidades. Aquí no hay jerarquías. Comparte tu PLE (Personal Learning Enviroment – Entorno Personal de Aprendizaje).

Los beneficios de esta nueva tendencia son diversos, pero exige transformación tanto del docente como del estudiante ya que se basa en procesos de aprender a aprender.

¿Cuáles consideras pueden ser obstáculos de esta transformación?

 

Referencias bibliográficas:

Francés Aloy, J.M. y Mocholí Mocholí, J. (2015). Mentoring en el sistema educativo. Supervisión 21, Revista de educación e inspección, Nº38, (pp.1-11).

Entrada publicada el 08/03(2019

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-5222

Añadir nuevo comentario