Santiago Mayorga Director del Máster en Marketing Digital
Mié, 02/02/2022 - 11:00

Rafael Nadal se proclama como ganador del Open de Australia en 2022

Rafael Nadal tras ganar el Open de Australia 2022. Fuente: Cuenta oficial de Twitter de Telefónica.

Serie: 'Digital Engagement' (XVII)

Cinco horas y veinte minutos después de que comenzara la final frente a Medvedev y, tras una remontada histórica, Rafa Nadal ganaba su segundo Open de Australia. El tenista español se ha convertido en el tenista masculino con más Grand Slam de la historia, con veintiuno en su palmarés; frente a los veinte que poseen tanto Roger Federer como Novak Djokovic.

La épica de Nadal en la final del Open de Australia no se acaba con la remontada de dos sets abajo, perdiendo tres juegos a dos en el tercer set, y sirviendo en el quinto juego con tres bolas de berak para Daniil Medvedev. Rafa Nadal también le ganó al big data. La tecnología predictiva y el uso de datos conducían hacia la victoria del ruso Medvedev en la final. Rafa Nadal no ganaba en Melbourne desde el año 2009, ha arrastrado una grave lesión de escafoide que comprometía no solo su participación en próximas competiciones, sino también el futuro de su trayectoria profesional, y se encontraba fuera de forma a pocas semanas del inicio del torneo.

En un ejemplo de mentalidad ganadora y superación, el tenista español logró darle la vuelta a las proyecciones del “win predictor” del Open de Australia. Se trata del algoritmo que utiliza la competición y que, a través de la gestión de datos, predice los porcentajes de victoria/derrota. Antes del comienzo del partido, la tecnología aventuraba que el ruso vencería sobre el balear con un 64% frente al 36%, unas cifras que la herramienta transformó en 96% frente al 4% a favor de Medvedev cuando el duelo aún estaba en el tercer set.

Marcador del partido sobre la pista

Datos del partido sobre la pista. Fuente: Eurosport.

Fue entonces cuando Nadal comenzó la remontada y empezó a tumbar las proyecciones del big data, una hazaña que no ha pasado desapercibida para los miles de ciudadanos españoles que ayer siguieron el encuentro, lo comentaron en redes sociales y aplaudieron el talento del español bajo el ya popular hashtag #VamosRafa. 

Los niveles de audiencia alcanzados en la final del Open de Australia, la cantidad de conversaciones generadas, el engagement obtenido, así como todos los contenidos digitales derivados de la épica victoria obtenida por Nadal han supuesto que, además de su victoria frente a su rival y al win predictor del Open de Australia, el tenista mallorquín lograra un éxito de impacto global en redes sociales absolutamente impresionante.

Al hilo de esta enorme repercusión y, con el fin de celebrar el éxito obtenido en el Open de Australia, las marcas que patrocinan al tenista español se subieron también a la ola para felicitar a Nadal a través de sus redes sociales. Aprovecharon el hype del momento y el engagement generado, asociándose a los logros positivos tanto en awareness como en reputación que les ofrecía la ventana de oportunidad en ese momento de su patrocinado.

Publicidad de Telefónica y Movistar sobre el partido de Rafael Nadal

Publicidad de los patrocinadores sobre imagen de Rafael Nadal, felicitando el resultado del partido. Fuente: Cuenta Oficial en Twitter de Telefónica.

Vuelve a demostrarse cómo el patrocinio deportivo tiene una capacidad especial para arrastrar una cadena masiva de elementos positivos en el terreno de la comunicación (digital y offline) para los patrocinadores a través de los logros deportivos de sus patrocinados, aprovechando los valores (percepciones emocionales, imagen, reconocimiento, prestigio, reputación y valor) que generan como marca.

En definitiva, Rafa Nadal consiguió el pasado domingo en el Open de Australia diferentes victorias, más allá de la deportiva.    

Editor: Universidad Isabel I

ISSN 2697-2271.

Burgos, España

 

 

Añadir nuevo comentario

La Universidad Isabel I tratará la información que nos facilite con el fin de publicar su comentario como respuesta a esta entrada de su blog. Más información sobre este tratamiento y sus derechos en nuestra política de privacidad.