Antonio Segura Marrero
Mié, 19/12/2018 - 10:31

Estas navidades el Área de Innovación Educativa os propone un reto, ¿qué mejor forma de despertar el espíritu navideño que en un entorno gamificado? Tan solo tienes que abrir la siguiente felicitación desde un ordenador y podrás ayudar a Papá Noel y a los elfos:

Felicitación navideña del Área de Innovación Educativa

La felicitación se compone de dos niveles. En el primero de ellos tendrás que recoger tantas unidades didácticas como puedas, recuerda que dispones de un tiempo limitado y ¡ten cuidado con lo que metes en el saco!, pues solo suman las unidades. Y en el nivel 2 podrás ayudar a Papá Noel a lanzar las unidades didácticas para que puedan estar preparadas al inicio de trimestre.

¿Quieres saber en qué posición quedaste y formar parte de la comunidad navideña de Innovación Educativa? No olvides registrar tu puntuación en el ranking del juego para saber si te encuentras entre los o las 10 mejores. Recuerda que puedes jugar las veces que desees.

Puntuación del juego de felicitación navideña

Pero ¿qué hace tan especial a la gamificación? Los juegos tienen mucho que enseñarnos acerca de la motivación, la participación a través de la diversión y las emociones. Cada día se utiliza más la gamificación para la construcción de comunidades, la enseñanza, el marketing o la creación de aplicaciones educativas con el fin de captar la atención del alumnado, obtener un mejor posicionamiento o dar respuesta a las necesidades de los clientes.

El avance tecnológico abre cada día una nueva posibilidad y la comunidad educativa valora cada vez más las posibilidades de la gamificación como un elemento de renovación metodológica (Scolari, 2013), aplicando mecánicas de juego en el proceso de aprendizaje para motivar al alumnado y facilitar la adquisición de conocimientos, el aumento del rendimiento y la concentración de un modo más ameno.

Los beneficios de los procesos gamificados en educación están demostrados, sin embargo, es importante recalcar que no es una solución mágica y no es aplicable en cualquier contexto. Por ello, es necesario conocer las bases teóricas de la gamificación y disponer de una hoja de ruta para aplicarla con éxito.

Los elementos del juego son las piezas fundamentales que lo componen, podemos señalar principalmente: las mecánicas como sistemas que hacen que nuestro progreso en el juego sea visible (puntuación, retos, misiones, etc.), las dinámicas que se refieren a la historia (debe ser motivadora y provocar que el jugador se identifique con ella) y, por último, la estética, el diseño tiene que explicar de forma intuitiva las reglas del juego. Para profundizar más sobre el tema puedes acceder a «Gamificación como instrumento pedagógico».

La gamificación, por tanto, puede entenderse como una metodología didáctica que no solo incluye juegos en el aula, sino que hace de la materia una experiencia educativa basada en las estructuras de los juegos. Se trata de un proceso complejo, realizado por especialistas adecuados con el fin de maximizar a largo plazo los beneficios que puede aportar a la educación.

 

Recursos bibliográficos

Cortizo, J. C., Carrero, F., Monsalve, B., Velasco, A., Díaz del Dedo, L. I. y Pérez Martín, J. (2011). Gamificación y docencia: Lo que la Universidad tiene que aprender de los videojuegos. Ponencia presentada en la VIII Jornadas Internacionales de Innovación Universitaria: Retos y oportunidades del desarrollo de los nuevos títulos en educación superior. Recuperado de https://abacus.universidadeuropea.es/handle/11268/1750

Kapp, K. M. (2012). The Gamification of Learning and Instruction: Game_Based Methods and Strategies for Training and Education. Nueva York: Pfeiffer.

Scolari, C. A. (2013). Homo Videoludens 2.0. De Pacman a la gamificación. Col·lecció Transmedia XXI. Laboratori de Mitjans Interactius. Barcelona: Universitat de Barcelona.

 

Entrada publicada el 19/12/2018

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2605-258X

Añadir nuevo comentario