Helena Jiménez Vialás Profesora del Grado en Historia y Geografía
Vie, 17/11/2017 - 12:25

Universidad Isabel I, ui1, historia, fenicios, arqueología

Colgante del siglo V a.C. que representa la cabeza de un fenicio.

Los fenicios –también conocidos como ‘cananeos’ o ‘púnicos’- son unos de esos pueblos damnificados por la Historia, unas verdaderas ‘víctimas de la Historia’. Competidores de griegos, de hebreos, y después enemigos de los romanos, la imagen que de ellos nos dan los textos de esas culturas es lógicamente cruel y despiadada.

Sin embargo, los fenicios son una parte fundamental de nuestro pasado, junto a íberos, celtíberos o romanos. Gracias a la arqueología, vamos poco a poco desentrañando esta importante cultura, por tantos siglos marginada y olvidada; hoy en día, su legado cultural es una valiosa herramienta didáctica con la que trabajar valores cívicos o ambientales, que posee además un inmenso potencial para el ocio y el turismo cultural.

1. Fueron los inventores del alfabeto.

Los propios griegos habrían tomado este adelanto de los fenicios, según nos transmite Heródoto, ‘padre de la Historia’.

2. Procedían del actual Líbano.

Aunque su tierra de origen estaba en el extremo oriental del Mediterráneo, comerciaron y fundaron colonias por todo el Mediterráneo hasta alcanzar el Estrecho de Gibraltar y el Atlántico.

3. Europa, que dio nombre a nuestro continente, fue una princesa fenicia.

Aunque el mito que ha llegado hasta nosotros es griego, su protagonista era una princesa de la ciudad fenicia de Tiro.

4. Fueron los primeros grandes navegantes de la Historia.

Adelantos como la orientación astronómica o una desarrollada arquitectura naval les permitieron practicar la navegación de altura y atravesar todo el Mediterráneo.

5. Exportaron la dieta mediterránea.

Con ellos llegaron a nuestras tierras la oleicultura, la vinicultura, legumbres como la lenteja o el garbanzo, así como las salazones de pescado, bases de lo que hoy conocemos como dieta mediterránea.     

6. Fundaron ciudades que aún hoy siguen existiendo.

Por ejemplo Beirut en el Líbano, Cádiz, Málaga o Ibiza en España, Palermo en Sicilia, Cagliari en Cerdeña o Túnez en el país norteafricano homónimo.

7. Fueron tan hábiles técnicos y artesanos, que colaboraron en la construcción del célebre templo de Salomón en Jerusalén.

Según nos dice la Biblia, el rey judío contó con arquitectos, obreros y ebanistas fenicios gracias a un pacto firmado con el rey Hiram de Tiro.

8. El fénix, ave fabulosa que renace de sus cenizas, comparte nombre con este pueblo.

Tanto ‘fénix’ como ‘fenicio’ provienen de ‘phoinix’, palabra griega con significado de ‘rojo’, quizá por haber sido este pueblo los descubridores de la púrpura.

Más información en el artículo ‘El patrimonio fenicio-púnico. Claves para su socialización, puesta en valor y uso didáctico’: http://www.um.es/cepoat/pantarei/?p=17111

Entrada publicada el 17/11/2017

Editor: Universidad Isabel I

Burgos, España

ISSN: 2659-398X

Añadir nuevo comentario